Cochabamba, jueves 13 de diciembre de 2018

Sangre y muertos para acceder al poder, negocios, tráfico y bienestar

Uganda, México, Estados Unidos y Brasil son países en los que aún atraen la fortuna sacrificando personas.
REDACCIÓN/AGENCIAS Twitter: @DayanaOpinion | | 25 nov 2018

Una aguja con unas gotas de sangre.



Rito para el narcotráfico: 12 cadáveres humanos enterrados con plumas de gallinas y cabezas de cabra; para la sequía: un niño sin dientes, labios, orejas ni genitales; para alcanzar el poder político: corazones, sangre y otras partes de menores de edad; para negocio: dos hermanos descuartizados. Esos son los sacrificios humanos que realizan en países como México, Uganda, Estados Unidos y Brasil.

A diferencia de Bolivia, donde se presumen ciertos ritos en la construcción y minería, en esos países fueron probados y, en algunos casos, detuvieron a los responsables de esos hechos “sanguinarios” cuyo fin es desde la obtención del poder, hasta el mejoramiento del clima.

Un caso que ocurrió recientemente, en enero de este año, dejó dos víctimas mortales en Brasil: dos hermanitos, un varón y una mujer, de 12 y 10 años de edad, presumiblemente, argentinos.

El diario español ABC describió que los menores de edad “fueron embriagados, decapitados y descuartizados. Existen indicios de que los que solicitaron la ejecución de esa ofrenda bebieron la sangre de los niños y abusaron de ellos”. El trabajo fue encomendado por un empresario brasileño y su hijo que buscaban la “prosperidad de su negocio”, una inmobiliaria de Novo Hamburgo (Brasil).

La Policía de ese país detuvo a tres personas: Silvio Fernández, de 44 años de edad, que es conocido como El Brujo, quien ejecutó el ritual de magia negra. También encarcelaron a los clientes, el empresario Paulo Ademir Norbert Da Silva y su hijo.

La Justicia reveló que para ejecutar la ofrenda, El Brujo cobró 6.000 dólares y exigió que se consigan a dos niños de la misma sangre.

Entre las pruebas de acusación está el testimonio de una mujer que dijo que vio parte del ritual en una obra, cercana al local en que los cuerpos fueron encontrados. Según el director de la Policía Metropolitana, Fabio Motta, la mujer fue a ese lugar a buscar algo que había olvidado, cuando vio un niño que tenía dificultad para andar, probablemente, por los efectos del alcohol que le dieron de beber.

UGANDA

En Uganda consideran que la sequía que azota al país fue provocada por los espíritus ancestrales, a los que calman ofrendándoles seres humanos.

En 2016, siete niños fallecieron a manos de brujos y curanderos contratados por personas o comunidades que buscaban “bienestar.

Uno de los menores de edad que fue sacrificado tenía ocho años y fue hallado son dientes, labios, orejas y genitales. A las otras víctimas les cortaron las extremidades, refirió una publicación del medio digital actualidad.rt.com.

Pero, los niños no son usados para mejorar las condiciones medioambientales, también para atraer poder.

En Uganda, los aspirantes a puestos políticos compran niños para ofrecerlos en rituales y asegurarse la victoria, refirió una publicación de El Mundo.

Los rituales suelen incluir la remoción de partes del cuerpo, a menudo rasgos faciales u órganos genitales. Las autoridades también han hallado cadáveres infantiles con el cráneo seccionado. “Estos actos brutales se realizan mientras el niño aún está vivo, y muy pocos sobreviven”, destaca el diario inglés The Guardian.

En 2015, la Fuerza Especial Contra los Sacrificios Humanos recibió cinco denuncias por esta clase de rituales, mientras que en 2014 se documentaron nueve casos.

Según The Guardian, los niños son raptados o incluso entregados a hechiceros por familiares que están desesperados por dinero.

NARCOTRÁFICO

Los traficantes de droga norteamericanos y mexicanos buscan la “invulnerabilidad” practicando santería, magia negra y rezos al diablo.

La Policía descubrió que sus rituales eran un auténtico “matadero humano”, de acuerdo con el uniformado tejano Álex Pérez, que fue citado por El País. “Los cadáveres estaban enterrados a un metro de profundidad, con plumas de gallina y cabezas de cabra”.

Las autoridades hallaron también velas y vasijas con cerebros humanos, sangre, una tortuga y cabezas de cabra.

Cuatro sospechosos, al parecer uno norteamericano y el resto mexicanos, fueron detenidos y confesaron ser los autores de 14 muertes. Uno de ellos condujo a la Policía hasta la fosa común.

Dato

El sacrificio más grande de niños que ocurrió en el mundo fue en la costa norte de Perú, hace más de 550 años.

Los del Imperio Chimú los mataron para frenar un fenómeno climatológico.



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « INFORME ESPECIAL »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa