Cochabamba, domingo 17 de febrero de 2019

Un científico chileno crea piel fotosintética

La regeneración de tejido humano empezará con 20 pacientes y se extenderá por seis meses.
SANTIAGO DE CHILE/EFE | | 22 nov 2018

efe

El científico chileno Tomás Egaña presentó la investigación con la que ha creado la primera versión de piel fotosintética, que produce y libera oxígeno, y que podrá regenerar tejido humano.

En la presentación en la Universidad Católica de Chile, Egaña, doctor en Biología Humana y Farmacología, explicó que tras ocho años de análisis y pruebas con animales (ratas, cerdos y peces), iniciará el primer ensayo clínico en el Hospital del Salvador, en Santiago, con 20 pacientes que hayan sufrido traumatismos.

"Este paso, que durará seis meses, es pequeño pero muy importante para demostrar la seguridad de la tecnología. Si conseguimos que sea seguro, podremos aplicarlos en otro tipo de pacientes y enfermedades, como en trasplantes de órganos y enfermos de cáncer", afirmó Egaña.

Esta investigación, realizada en la Universidad Católica de Chile, ha desarrollado una primera técnica para hacer un trasplante de piel a través de la implantación de unas microalgas modificadas genéticamente para producir oxígeno y así regenerar la zona.

"El 90 por ciento de las células de nuestro cuerpo no son humanas. El cuerpo humano es un verdadero ecosistema donde conviven microorganismos y células humanas. Lo que queremos averiguar es, qué ocurre en el cuerpo si implantamos microalgas que produzca la fotosíntesis", afirmó Egaña.

La fotosíntesis es el proceso que realizan las plantas cuando rompen las moléculas de agua, con la energía de la luz, y liberan el oxígeno que después consumen todos los seres vivos del planeta, dijo el científico chileno. "La gran pregunta es qué podríamos lograr si los humanos consiguiéramos reproducir este proceso en un contexto terapéutico, ya que hay muchas enfermedades causadas por la falta de oxígeno como una hemorragia, un infarto, o heridas grandes que no sanan", agregó Egaña.

La primera línea de la investigación se centra en las posibles aplicaciones de esta técnica en heridas con el fin de oxigenarlas a través de cremas, vendajes o suturas que contengan microrganimos que realicen la fotosíntesis.

¿Cómo se fabrica el tejido hoy?

Laboratorio

Dos tipos de células de la piel del paciente -queratinocitos y fibroblastos- y una sustancia extraída de un alga, la agarosa, son tres de los componentes de esta piel humana artificial que no presenta problemas de rechazo y que puede salvar la vida de los pacientes de grandes quemados.

Crear tejidos funcionales en dos dimensiones con células del cuerpo humano es ya un hecho desde 2016. Esta técnica, que forma parte de la ingeniería de tejidos, permite crear piel humana autóloga (con células del paciente) para realizar trasplantes. Se trata de una alternativa a los autoinjertos, que no siempre son viables cuando la superficie de piel quemada es muy extensa.

Ensayan aplicación en los trasplantes

La segunda línea investiga la aplicación de esta tecnología de piel fotosintética en trasplantes de órganos, para así lograr que los órganos vivan más tiempo fuera del cuerpo, y en terapias oncológicas para conseguir una mayor eliminación de las células cancerígenas.

En el inicio de la investigación en la Universidad de Lübeck, en Alemania, donde Tomás Egaña se doctoró, se desarrolló con éxito una prueba en el que se inyectó a un embrión de pez, unas microalgas, y con éxito se fusionaron "sin que las algas mataran al embrión y sin que el embrión matara a la algas".

Según recalcó el investigador, la clave de este primer ensayo clínico será precisamente evitar el rechazo de los pacientes a estos trasplantes.

En caso de que los veinte pacientes reciban con éxito el trasplante cutáneo, la idea es que, cuando la piel esté regenerada, el implante sea eliminado por el mismo cuerpo o retirado.

En este sentido, los próximos seis meses serán fundamentales para determinar la posible implementación que tendrá esta técnica en el futuro de la medicina.

IMPRESIÓN EN 3D Otro avance científico en curso en Europa es el que imprime piel sintética con las bioimpresoras 3D para tratar quemaduras.

Este tratamiento se realiza con bioimpresoras cargadas con "cartuchos de células" que, mediante un programa informático, permiten imprimir tejido vivo sobre un material sintético y generan un tipo de piel artificial de mejor calidad a la piel cultivada, que es la que se utiliza hoy en día para tratamientos de quemaduras, según informa Antena 3.

El presidente de la European Burns Association (EBA) Joan Pere Barret y jefe del Servicio de Cirugía Plástica y Quemados del hospital de Vall d´Hebron, ha explicado que está previsto que la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) dé la luz verde para poder aplicar la biomimpresión 3D en España.

"La bioimpresión hace que sea un proceso muy rápido. Ahora tenemos que esperar semanas para cultivar piel, mientras que con la bioimpresión podremos ir mucho más rápido y podremos cubrir y curar a las personas de forma inmediata, y así prevenir infecciones y mejorar las posibilidades de supervivencia", ha destacado Barret.



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « SALUD »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa