Cochabamba, miércoles 14 de noviembre de 2018

“Ser mamá me da fortaleza para seguir trabajando”

| mythyl antezana t. WhatsApp: 76400074 | 09 nov 2018





La alcaldesa suplente temporal de Cochabamba, Karen Suárez, que lleva seis meses en el cargo, en los últimos dos enfrentó una serie de cambios a raíz de su embarazo, que decidió compartirlos con VIDA DE HOY, en una entrevista.

Suárez, de 37 años, es la mayor de cuatro hermanas. Su primer hijo tiene 15 años. Hace más de 10 se divorció de su primera pareja y hace dos nuevamente contrajo matrimonio. En este tiempo estuvo intentando ampliar la familia y cuando estuvo a punto de “tirar la toalla”, recibió la “sorpresa”.

P. Hace un mes que se enteró de su embarazo. ¿Cómo fue ese día?

R. Fue un día cotidiano, después de una inspección para la habilitación del Corredor Quintanilla. Pasé por un laboratorio al venir a la oficina (Alcaldía) y, como había cierta duda, le dije al conductor que pare. Tenía un presentimiento y era necesario confirmarlo. La prueba duraba 20 minutos, por lo que mientras esperaba desayuné un Chicolac con marraqueta, y luego me dieron la noticia de que salió positivo. Estaba emocionada, pero a la vez preocupada porque no tuve ningún cuidado. Vine a la oficina a seguir mis tareas y luego fui a la ginecóloga para ver que todo esté en orden y así fue.

P. ¿Alguna recomendación que le hizo?

R. Sí, me dijo que debo tener más cuidado de mi salud, no estar parada mucho tiempo, evitar las gradas y escaleras.

Como no sabía que estaba encinta, hice demasiado esfuerzo, posiblemente en exceso, y estuve un poco delicada, pero las tareas del municipio no me permitieron dejarlo.

Ahora estoy tratando de descansar al mediodía y rezo por la salud de mi bebé, para que pueda llegar sano y sea la alegría de nuestras vidas.

P. ¿Quién lleva los antojos?

R. Yo. Soy muy gustosa. En la noche como pollo Choco y un picante de pollo al mediodía. Y como estamos cerca de las heladerías, el helado de chocolate me encanta, además de los dulces y chocolates. Seguro voy a terminar con varios kilos demás (ríe). He aumentado lo que es la comida. No tengo ningún malestar, náusea o dolor de cabeza. Solo me siento cansada y agitada.

P. ¿Cómo lo tomó la familia?

R. Soy la prioridad en la casa. Mi esposo y mi hijo me están mimando, además que tengo el apoyo de mis hermanas y mis papis. Después del tercer mes pensaremos en la cuna y la ropita para el bebé.

Es como un nuevo embarazo porque se da después de 15 años. Estoy como mamá primeriza, asustada pero felíz. Para junio del próximo año estaría naciendo.

Mi hijo lo espera con ansias, quiere que sea varón. Está un poco preocupado porque le dedico mucho tiempo al municipio. Lo veía un rato en la mañana y en la noche lo encontraba durmiendo, pero supo comprender lo que hago. Es un muchacho noble, de corazón muy grande y que me apoya.

Mi sobrina de tres años habla de la bebé. Solo acepta que sea niña. Yo les expliqué que lo único que hay que hacer es pedir a Dios que nazca sano.

P. ¿Qué significa para usted la familia?

R. Mis papás son el pilar fundamental. Me han colaborado mucho con el cuidado de mi primer hijo mientras yo salía a trabajar. Hicieron un trabajo de amor increíble. Tuve la bendición de tenerlos conmigo en ese momento que fue difícil, estaba sola, pero salí adelante. No fue imposible. Un hijo es la fortaleza que tiene una madre, la bendición más grande. Es por ellos que respiramos y vivimos.

P. ¿Cómo organiza su tiempo ahora que sabe que será madre?

R. Creo que como mujeres todas tenemos la capacidad y la fortaleza de seguir trabajando hasta el último día. Me emocionó mucho al ver a una periodista embarazada y orgullosa de su estado. Las mujeres tenemos la capacidad de llevar adelante cualquier cargo.

Este embarazo es diferente, es una etapa distinta. Debo organizar mis tiempos. Repartir tiempo de calidad con mi familia y las obligaciones con el municipio. Es una responsabilidad. Yo me he comprometido a llevar la gestión hasta que el alcalde José María Leyes retorne y se le restituya su derecho al trabajo.

Antes estaba estresada, era muy renegona, no almorzaba ni desayunada. Ahora soy una persona más responsable porque debo cuidar a mi bebé. Manejo las emociones, el estrés, me alimento y establezco horarios. Me ayuda a organizarme. Mi prioridad es sacar adelante el municipio, pero cuidando mi salud. Se puede engranar los dos.

P. ¿Cuál es el mensaje para la población?

R. Confíen en su municipio. Estamos trabajando para sacarlo adelante y lo hemos hecho desde el primer momento y lo vamos a seguir haciendo hasta que Dios lo permita.



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa