Cochabamba, martes 20 de noviembre de 2018

Los smoothie bowls llegan para el desayuno

CONOZCA CÓMO SE HACEN Y POR QUÉ SON TAN SALUDABLES Y NUTRITIVOS LOS batidos con cubierta. 
REDACCIÓN/ABC Twitter: @DiarioOpinion | | 07 nov 2018





Los smoothie bowls (batidos en tazones, en español), con coberturas variadas, lo tienen todo para convertirse en el nuevo desayuno de moda.

Por lo menos durante una década, protagonizaron las tendencias gastronómicas. Son nutritivos y pueden hacerse con frutas o verduras. No se beben, sino que se comen con una cuchara. Su textura permite realizar atractivas coberturas con fruta fresta, cereales, frutos secos y granola. Bajo este nuevo semblante, los smoothie bowls se lanzaron a la conquista de los apasionados de la comida saludable. En Instagram, se convertieron en auténticos fenómenos que cuenta con miles de seguidores.

Cuenta Carissa Bonham en el libro “Deliciosos Smoothie bowls” que el origen del fenómeno de los batidos en cuenco son los boles de açaí brasileños, un plato tradicional de Amazonas que poco a poco llegó a popularizarse en las grandes ciudades del país en los años sesenta. Y de allí al mundo entero.

En ese salto a la fama, la receta original del bol de açaí sufrió algunos cambios. Los ingredientes salados como pescado y gambas dejaron sitio a ingredientes dulces y una cobertura de fruta y granola.

Los smoothie bowl triunfan porque son altamente nutritivos, saludables y muy atractivos. Sus colores blancos, rosas, rojos, verdes, azules y púrpura están relacionados con una serie de propiedades beneficiosas para la salud.

La cobertura es otro elemento determinante para que un simple batido se convierta en un plato visualmente irresistible.

TRUCOS La textura más espesa del batido es el elemento diferencial entre un normal smoothie y un smoothie bowl. Es preciso que las frutas, los cereales y los toppings (coberturas) no se hundan en el fondo del cuenco. Para conseguir esta textura hay varios trucos. Por ejemplo, utilizar fruta congelada o trocearla, si se trata de fruta grande, y congelarla en casa. Los plátanos y los aguacates son ideales para espesar el smoothie y darle cierta cremosidad. Otro truco es añadir cubitos de hielo, una cucharada sopera de mantequilla de frutos secos como cacahuete o anacardo o avena en polvo. Finalmente, también se le puede echar dátiles, que además confieren un toque naturalmente dulce a la mezcla.



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa