Cochabamba, martes 20 de noviembre de 2018

Cirujano español reconstruye rostro y mano de un hombre

El keniano Lonunuko Lekidenie fue atacado por una hiena cuando intentó rescatar a una mujer. Salvó su vida, pero no podía ni comer ni hablar. Tras una serie de microcirugías recobró esas funciones. Ahora solo le faltan algunos retoques estéticos para evitar el estigma y la discriminación que sufría en su aldea.
VALENCIA/EFE | | 01 nov 2018



El cirujano español Pedro Cavadas y su equipo han reconstruido parte del rostro y la mano izquierda de un hombre keniano de 52 años que fue herido por una hiena en 2012, cuando trató de socorrer a una mujer que era atacada por el animal y que finalmente murió.

En rueda de prensa en el Hospital de Manises en Valencia, el paciente, llamado Lonunuko Lekidenie, manifestó su satisfacción por los resultados del tratamiento, que incluyó técnicas microquirúrgicas.

Le faltaba el tercio medio de la cara, no podía tragar bien y hablaba con dificultad, y además presentaba "problemas importantes en la mano", por lo que requería tratamiento microquirúrgico que no le podía proporcionar en Kenia, donde fue atendido primero.

En el último mes y medio se le ha reconstruido el maxilar y el tercio medio de la cara, lo que le permite ingerir y hablar correctamente, así como el pulgar izquierdo.

Aunque quedan "algunos retoques estéticos", dijo Cavadas, el paciente volverá a su país en el plazo de una semana y podrá hacer "vida normal", ya que ahora "puede volver a comer cualquier cosa y se le entiende bien cuando habla".

Las intervenciones que restan al paciente consisten en retocar la nariz y la estética del pulgar, así como modificar la posición del ojo izquierdo, y todas ellas, según el médico español, son menos importantes y se realizarán en Kenia en marzo próximo, aproximadamente.

Lonunuko, que pudo viajar a España en colaboración con la Cruz Roja, volverá a la región de Samburu para continuar con su vida de ganadero, junto a su esposa y siete hijos.

“CUANDO ME MIRO EN

EL espejo vuelvo a verme”

 “Ahora puedo hablar y comer bien y cuando me miro en el espejo vuelvo a verme”, dice Lonunuko Lekidenie, que fue asaltado por una hiena al intentar defender a una mujer a la que el animal estaba atacando y que finalmente la mató. El hiénido atacó al keniano, que intentó defenderse, pero el animal le arrancó los dedos de las manos y parte de la cara; y Lonunuko tuvo la “bendita suerte” de caer en un hueco al que la hiena no podía acceder, según elportar español Valencia Extra.

El paciente no podía comer, hablar o tragar, además de presentar un aspecto que le estigmatizaba “mucho”. Lonunuko considera que le han “regalado” una “segunda oportunidad” y una “vida nueva”. La Fundación Cavadas destaca la valentía y la fortaleza ddel keniano, por sobrevivir a un “ataque terrorífico” del que es el animal “más agresivo” que existe.

Microcirugía

4 Un marino de EEUU llegó el 28 de marzo pasado con la mano amputada a la altura de la muñeca, a causa de un accidente industrial.

4En el Hospital de Manises, los médicos colocaron de inmediato una conexión entre una arteria del muñón y una de la mano amputada y con eso proporcionaron riego inmediato de sangre a la mano para reducir el tiempo de falta de riego, pues tardó 10 horas en llegar al hospital.

4La operación de reimplante de la mano derecha a nivel del radio y cúbito distal demoró cinco horas y precisó de un injerto de piel, para reimplantar la mano. Dos semanas después de la cirugía le dieron el alta y el paciente aún se recupera en EEUU.

4 El Hospital de Manises de Valencia ha practicado más de 13.000 intervenciones quirúrgicas, y se ha convertido en referente nacional e internacional en cirugía de reimplante y en microcirugía reconstructiva traumática, según EFE.





TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « SALUD »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa