Cochabamba, sábado 17 de noviembre de 2018

Solo queda espacio para enterrar a 306 muertos en los siete municipios del eje

En Tiquipaya no hay un solo lugar. En Cochabamba hacen exhumaciones de oficio. En Vinto no reciben cadáveres de otros municipios. En Quillacollo, los dolientes tuvieron que llevar a sus difuntos a otros sitios.
| MELISSA REVOLLO P. Twitter: @melissarevollo | 28 oct 2018

Un bloque con nichos nuevos y, al fondo, las tumbas en el suelo, en Vinto.



Hace cuatro días, en el Cementerio General de Tiquipaya hubo cuatro entierros, y no quedó ningún espacio libre más para otro difunto.

Las exhumaciones de oficio y la restricción de cadáveres que no son de la jurisdicción son algunas medidas ante el colapso de los cementerios públicos de Cochabamba.

Hasta hace cuatro días, en los camposantos principales de los siete municipios del Eje Metropolitano había espacio para 306 muertos: 50 en Cochabamba, 100 en Sacaba, 20 en Quillacollo, ninguno en Tiquipaya, 48 en Colcapirhua, 4 en Vinto y 84 en Sipe Sipe.

Hubo familias que, en el algún momento, en medio del dolor de la pérdida de un ser querido, tuvieron que peregrinar en busca de otro cementerio para enterrar a su difunto.

Las autoridades municipales y administradores de los camposantos reconocieron las dificultades que atraviesan, pero informaron que todavía hay espacio para construir nuevos bloques de nichos.

COCHABAMBA

El Cementerio General de Cochabamba tiene 16.5 hectáreas de extensión, el equivalente a unos 16 manzanos, de acuerdo el estudio realizado por una docente y estudiantes de Planificación de la Universidad Mayor de San Simón (UMSS) en 11 cementerios del eje para incluirlos en Google Earth.

El administrador Benedicto Gonzáles recordó que el cementerio comenzó en un terreno de entre 3 y 4 hectáreas. La necesidad obligó a ampliarlo.

Está dividido en 17 cuarteles y, en la actualidad, cuenta con 37 bloques. Además, hay mausoleos institucionales.

Gonzáles expresó que en promedio se cuenta con 50 nichos libres.

“Hay una excesiva demanda, porque tenemos un promedio de entre 8 y 18 entierros por día y los nichos que tenemos, a veces, no abastecen. Se da el movimiento con las exhumaciones: pero, pese a eso, nos falta”.

Aunque los colapsos no son frecuentes, el más reciente se registró este mes.

“En esos casos se hacen exhumaciones de oficio, cuando los familiares no vienen, pese a las notificaciones que dejamos en las lápidas. Sacamos 30, 40 50 restos en uno; y abrimos espacio”.

Este octubre, tuvieron que hacerlo dos veces. “Hemos tenido muchos entierros”.

La Administración del Cementerio General planteó a la Alcaldesa la aprobación de recursos en el Plan Operativo Anual (POA) 2019 para construcción de un nuevo bloque.

“Tenemos espacio suficiente para seguir construyendo. Calculo que por lo menos se puede atender unos 50 años más”.

El proyecto está en manos del departamento de Obras Contratadas. De aprobarse, se podrían implementar al menos 600 nichos más para restos, y alrededor de 800 para perpetuidad.

“Yo creo que el proyecto es viable. Inclusive el proyecto lo hemos presentado con algunos perfiles”.

El objetivo es implementar un bloque modelo de dos plantas, distinto a los que ya existen.

El Administrador sostuvo que se considerará la eliminación de barreras para personas adultas mayores y con discapacidad, por lo que se incluirían rampas para el desplazamiento entre la primera y la segunda planta.

Para evitar el robo de las lápidas de mármol y bronce, el proyecto incluye la implementación de solo plaquetas y portafloreros.

“Hay que ver a futuro (...). Pensamos mejorar cada año”.

SACABA

En este municipio, el Cementerio General tiene una superficie de cuatro hectáreas.

En años anteriores, se hicieron expropiaciones para garantizar espacios para nuevas instalaciones.

El administrador Medardo Montaño manifestó que hay espacio para 100 muertos en el cementerio sacabeño.

Aseguró que es un número “normal”. Considerando que hay exhumaciones, permite el ingreso de más cadáveres.

“Ese número abastece para este año y principios del próximo”.

Cada día hay entre 2 y 3 entierros.

Dijo que hubo momentos en los que el camposanto colapsó. “Eso nos puso en dificultades”.

Existen proyecciones de nuevas construcciones. Desde hace dos años existe un borrador para la ampliación de nuevos bloques. “Lo que falta es financiamiento”.

Montaño reconoció que si no se amplían los nichos, podría haber hacinamiento en el cementerio.

QUILLACOLLO

El Cementerio Central de Quillacollo tiene 1.9 hectáreas de terreno.

La administradora Carmen Huacani manifestó días atrás que quedaban 20 nichos.

Emitieron notificaciones a los familiares de los difuntos que ya cumplieron los cinco años y deben ser trasladados al sector de perpetuidad. Explicó que el cambio de administración ayudó, porque había cosas que “no estaban bajo regla”.

“Hace dos meses no había ni un solo espacio. La gente venía llorando y se llevaba a su difunto hasta Chulla o El Paso”.

Al día, se da un promedio de dos entierros.

Con las notificaciones, los dolientes trasladan los restos y “en la medida que salen, también entran otros difuntos”. Acotó que se retomó un proyecto anterior, que no tenía avance. A la conclusión habrá 85 nuevos nichos.

TIQUIPAYA

El Cementerio General de Tiquipaya es de cuatro hectáreas.

El administrador Freddy Montesinos reconoció que ya no hay dónde enterrar más gente. Luego de cuatro entierros en días anteriores, el cementerio se llenó al tope.

“Está saturado. No tenemos espacio, ni uno”.

En promedio, cada día, hay entre 1 y 3 entierros.

Si llegan más muertos tendrán que exhumar de oficio a otros cuyo tiempo establecido, de cinco años, se haya cumplido.

El recorte presupuestario también incidió, no pudieron concluir el bloque de nichos que está en avance. Se prevé que se termine el siguiente año.

Se trata de una construcción de tres pisos, donde los primeros dos son para enterrar cuerpos completos y el tercero para perpetuidad. El primer piso está terminado. Cuando se concluya todo habrán 600 espacios. El proyecto no está en el POA de 2019. Se prevé incluirlo en un reformulado.

COLCAPIRHUA

El Cementerio General de Colcapirhua cuenta con 1.6 hectáreas. Está situado a seis cuadras de la avenida Blanco Galindo.

El alcalde Mario Severich explicó que en la actualidad, el camposanto de su municipio tiene cuatro bloques grandes.

Hasta hace pocos días, solo contaban con 48 nichos libres. Al día tienen entre 1 y 2 entierros.

Severich dijo que, aunque el número está al límite, se van liberando espacios cuando los cuerpos cumplen más de cinco años en el cementerio.

Para el próximo año está previsto complementar el bloque noroeste.

“También se tiene proyectada la expropiación en el lado norte. Se ampliaría unos 800 metros cuadrados, donde se implementará un nuevo bloque”.

Agregó que está en sus planes también el mejoramiento del sector donde están enterrados niños. “Están en el suelo. Vamos a hacer un cementerio jardín”.

En 2019 se podría ampliar a 300 nichos libres.

VINTO

El Cementerio General de Vinto tiene una superficie de 1.3 hectáreas.

El director de Recaudación y Catastro de Vinto, Manfred Carrasco, informó que hace cuatro días había solo unos cuatro nichos libres.

“En el área de perpetuidad hay unos 280, pero para temporales son pocos. Se pretende hacer traslados para tener espacios habilitados”.

Realizan entre uno y dos entierros al día. La tasa de mortalidad en ese municipio es de 380 al año.

Esta autoridad reconoció que, a principios de año, tuvieron dificultades por el colapso del cementerio, por lo que se decidió restringir los entierros de cuerpos de personas que no pertenecen al municipio de Vinto. En la actualidad, la restricción se mantiene.

Adelantó que en los próximos días se harán anuncios importantes sobre la habilitación de nuevos espacios para entierros. Aguardan la aprobación de la Ley de Sitios Municipales.

Ese camposanto tiene alrededor de 1.600 cuerpos en la tierra y como 600 en los bloques.

Carrasco dijo que la tendencia son las construcciones verticales, para optimizar los espacios.

SIPE SIPE

El Cementerio Central de Sipe Sipe tiene una extensión de 1.6 hectáreas.

La jefa de Ingresos de la Alcaldía de ese municipio, Lucy Aquino, informó que en la actualidad el camposanto cuenta con 84 espacios libres. Esos nichos están en un bloque que está en plena construcción. Se prevé la conclusión del bloque, que en total dispondrá 150 nichos, el próximo año.

En ese cementerio entierran en promedio entre 1 y 2 difuntos al día. “A veces, en una semana, se cubren 10 entierros y, luego, ninguno en 15 días”.

En la actualidad, en todo el cementerio están enterrados alrededor de 500 cuerpos en los bloques, además de los alrededor de 400 que están en al tierra.

Proyecciones

Las administraciones de los cementerios aseguran que cuentan con espacios para construir nuevos bloques y garantizan más nichos.

50 Años más

El Administrador del Cementerio de Cochabamba dijo que hay espacio para seguir construyendo bloques de nichos, conforme a un plan director que incluye áreas verdes, entre otras. Aseguró que la capacidad permite 50 años más.

100 Espacios

Hace cuatro días, en el cementerio general de Sacaba había 100 espacios para enterrar muertos. Se prevé que estos nichos permitan entierros hasta principios de 2019. Es necesario ampliar los bloques.

La tendencia

Para garantizar el espacio necesario para enterrar a los difuntos, la tendencia en los cementerios es la construcción vertical, en bloques.

Ubicación en Google Earth

La docente Jimena Lavayén y los estudiantes Alberto Veizaga, Miguel Villarroel y Dennis Vía de la carrera de Planificación de la Universidad Mayor de San Simón (UMSS) trabajaron durante un año para ubicar 11 cementerios patrimoniales de la Región Metropolitana Kanata de Cochabamba en Google Earth, el programa informático que incluye la información geográfica del mundo.

El estudio cartográfico consideró los cementerios generales de los siete municipios del eje: Sacaba, Cochabamba, Colcapirhua, Tiquipaya, Quillacollo, Vinto y Sipe Sipe, que son de administración municipal.

Además están los cementerios privados Parque de las Memorias de Sacaba y Concordia de Colcapirhua.

En la ciudad de Cochabamba también se tomó en cuenta al cementerio de Pucara Grande y el de El Paso.

Las superficies van desde 1 a 16 hectáreas. Se dividen en sectores de personajes notables, bloques de nichos municipales, enterramientos en suelo, mausoleos privados (ya sean familiares o gremiales - institucionales) y enterramientos de la población humilde. También tiene áreas verdes.



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « INFORME ESPECIAL »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa