Cochabamba, lunes 12 de noviembre de 2018

Kart Lagerfeld, El káiser de la moda

El director artístico de Chanel cumplió 85 años de edad sin que la palabra jubilación haya entrado en su vocabulario. 
| | 14 oct 2018



Imbatible a sus 85 años, Karl Lagerfeld, desde su trono de París, sigue reinando en el universo de la moda, creando sueños y vistiendo a mujeres poderosas de todos los círculos sociales. Es uno de los mayores conversadores de Europa occidental, habla cuatro idiomas y es un ícono reconocible al instante por su imagen: gafas oscuras, camisas blancas de cuellos altos y guantes de motorista. Sin embargo, fue su visión romántica y su obsesión por el futuro de la moda lo que hizo que el imperio Chanel sea lo que es ahora.

UN IMPERIO CON REFERENTE DE CHANEL

La empresa que, tras la muerte de Gabrielle Coco Chanel, solo vendía perfumes y trajes de tweed, actualmente está revalorizada en ocho mil millones de dólares, una razón de peso para que el alemán se haya ganado el apodo de EI káiser de la moda.

A sus 85 años sigue creando sueños que se pueden comprar por miles de dólares, mientras su imperio continúa creciendo y marcando tendencia por todo el mundo a través las 12 colecciones que presenta al año, tanto de prêt-a-porter, como la de alta costura: ocho para Chanel, dos para Fendi y otras dos para su marca homónima.

Son 35 años los que el diseñador lleva al frente de la firma y ha logrado conservar el legado por encima de modas y tendencias, adaptando el eterno estilo chez Chanel al sentir de cada momento y aportando la continuidad que esta firma merece. Como cualquier diseñador, Lagerfeld ha elegido —a lo largo de su extensa trayectoria— algunas mujeres que han terminado convirtiéndose en sus musas, desde la dulce francesa Vanessa Paradis a la cameleónica y rebelde Kristen Stewart.

MUSAS ICÓNICAS

A principios de los 90, la modelo Linda Evangelista formaba parte del grupo exclusivo de las supermodelos y fue su versatilidad de entonces la que inspiró y conquistó a Lagerfeld, quien la convirtió en la estrella de la mayoría de sus desfiles.

La llegada de Claudia Schiffer rompió los esquemas del diseñador, ya que después de Inés de la Fressange, la alemana aportó un aire fresco a la firma con su melena rubia y su imagen exuberante, algo que la convirtió en una de las modelos más significativas para este diseñador y empresario.

La relación entre El káiser de la moda y la actriz Krisen McMenamy es una de las más consolidadas. Se convirtió en imagen de Chanel en 1992 y el día de su boda fue acompañada al altar por el propio modista, demostrando que su vínculo no era una cuestión de pasarela. En 2011, la veterana reapareció sobre la tablas vestida, como no podía ser de otra forma, de Chanel.

Aunque el título de musa universal para el alemán se lo lleva Kate Moss, capaz de inspirar a cualquiera con un movimiento de piernas. La modelo ha posado infinidad de veces delante del objetivo del dise-ñador, mostrando la faceta más rebelde de esta casa francesa.

Vanessa Paradis y Lagerfeld se conocieron a principios de 90 en el estudio de Chanel. Desde entonces la artista es una de las embajadoras de la Maison más veteranas y longevas.

La actriz andrógina, Tilda Swinton, con una per- sonalidad creativa y única, ha sido una fuente de inspiración para el director de moda desde que se conocieron.

Métiers d´Art ha sido una de las colecciones más des-tacadas de la firma y el hecho de que fuese Swinton quien la protagonizase tuvo mucho que ver.

Una de las incorporaciones más recientes al grupo de musas de Karl Lagerfeld es la actriz Blake Lively, ya que su estilo único, su delicada figura y su personalidad, han sido razones de peso suficientes para formar parte de ese club tan selectivo.

En 2014, el diseñador sintió un flechazo de amor a primera vista con Kristen Stewart, ya que consi- deró que había mucho material que explotar en la joven actriz, debido a su imagen camaleónica y su personalidad rebelde.

La actriz Keira Knightley es otra de las mujeres que inspiraron al creador, puesto que ha protagonizado varias campañas y, además, fue imagen de su perfume Coco Mademoiselle.

Hace apenas unos meses, se incorporaba al club Kendall Jenner, una de las modelos más cotizadas del momento, quien se ha encargado de abrir y cerrar sus desfiles.

Aunque actualmente Cara Delevingne esté retirada de su carrera como modelo, Lagerfeld ha contado con ella para varias campañas, donde la británica ha jugado un papel muy importante. Ahora, la actriz no falta a ningún desfile de esta firma, pero desde una posición diferente, aunque su apoyo al maestro sigue siendo el mismo.

Pero no solo de mujeres se nutre Lagerfeld, y un claro ejemplo es Baptiste Giabiconi quien, con tan solo 19 años, entró a formar parte del imperio Chanel y, desde entonces, se ha convertido en compañía inseparable del diseñador dentro y fuera de las pasarelas.

La última, pero no menos importante, incorporación es la de la actriz Penélope Cruz, quien se ha encargado de ampliar la lista de embajado- ras de la Maison francesa, convirtiéndose en la primera española que logra ser imagen de la firma Chanel.

Cruz protagonizará la campaña de la colección Crucero 2018/2019, con unas fotos tomadas por el propio director creativo de la marca.

EL REY DE LAS PASARELAS SIGUE IMBATIBLE

A principios de este año, el diseñador decidió unificar y fusionar sus dos marcas de moda: Lagerfeld y Karl Lagerfeld. 

Aprovechando esta nueva etapa, lanzó —a los pocos meses— su primera colección de maquillaje, una edición limitada que fue elaborada en colaboración con el grupo australiano de cosmética ModelCo. 

La línea, que se comercializó a través de la plataforma ecommerce de la marca, incluía 50 artículos de cos-mética entre los que se encontraban pintalabios, brochas de maquillaje y contorno de ojos.

Aunque para este diseñador polifacético la moda

es su gran amor, no es su único trabajo, ya que hace fotografías que aparecen con frecuencia en revistas de moda, en los “presskiss” de la marca e incluso 

en la publicidad de fragancia; además de editar libros que vende en la librería 7L de su propiedad, ubicada a un lado del río Sena en París.

Hace más de 100 años Gabrielle Chanel transformó

los corsets en prendas más ligeras, hoy Karl Lagerfeld va de lo clásico al hip-hop enamorando a mujeres de cualquier estilo.





TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « REVISTA ASí »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa