Cochabamba, miércoles 17 de octubre de 2018

“PLAN PLURINACIONAL DE PREVENCIÓN DE EMBARAZOS EN ADOLESCENTES Y JÓVENES (PPEAJ)”

| | 08 oct 2018



SITUACIÓN DEL EMBARAZO ADOLESCENTE

A través del Ministerio de Salud se trabaja en temas de prevención de los embarazos en adolescentes, específicamente en la reducción de casos. En la actualidad, este tema se convirtió en un problema de salud pública por el elevado índice de embarazos no solamente en departamento sino también a nivel nacional que se convierte en un tema preocupante.

Ante esta situación, nos indica el responsable del Programa Niño Escolar Adolecente del Servicio Departamental de Salud (Sedes), Dr. Gonzalo Castro Blaz, que se trabaja con varias temáticas preventivas en los centros de salud a nivel departamental, organizando además ferias de orientación, capacitación y sensibilización a los adolescentes y a la población en general.

“Nosotros manejamos una información estadísticamente, que representa un Sistema Nacional de Información en Salud donde nos reportan todos nuestros centros de salud las embarazadas que asisten tanto a los hospitales privados como los hospitales públicos, por ejemplo de enero a agosto del presente año, tenemos un total de mujeres embarazadas de 42.036 y un total mujeres adolescentes entre 19 años embarazadas 7.566, que representa el 17 por ciento del total, de los cuales las menores de 15 años son 260 adolescentes que representa el 4 por ciento del total, ahora en porcentaje de embarazos adolescentes de 10 a 19 años área metropolitana embarazos es 60 por ciento y área rural 40 por ciento ”, aseveró Castro Blaz, considerando que desde las anteriores gestiones, se redujo el porcentaje de 24 por ciento a 17 por ciento que si bien se redujo en pequeño porcentaje, es porque la problemática del embarazo adolescente no es solo un problema de salud, sino que representa varios factores como la familia, economía, educación y otros factores.

A nivel departamental, dijo que se está trabajando con todos los programas y bajo la norma AIDA que es la atención integral diferencial al adolescente, que según la norma se debe tener consultorios netamente para el adolescente, que es diferencial con una atención integral, con un abordaje del personal de salud hacia el adolecente, como dice la norma y el protocolo de atención.



Remarcó que se está creando un plan de consultorios pilotos con cooperación de Unicef, Unfpa y Save The Children que se implementará en el Cercado. Uno de ellos es 1° de Mayo, Cerro Cerde y el Hospital Cochabamba que está establecido los tres servicios y aparte se ofrece un servicio multidisciplinario con especialidades para el adolecente. En esta gestión, se lanzará este servicio en el hospital Manuel Asensio Villarroel, Pediátrico, hospital Germán Urquidi y el hospital Cochabamba.

“Se ha estado trabajando el tema de prevención desde el mes de septiembre hasta diciembre apoyando con ferias a nivel cercado, la gran novedad es que se están sumando nuestras instituciones privadas de las clínicas privadas grandes implementando la normativa”, dijo.

Por último, hizo un llamado a todos los adolescentes manifestando que si bien tienen derechos, también tienen las obligaciones y los adolescentes tienen obligaciones que cumplir. “No hay que apresurarse para de ninguna manera porque el embarazo en adolescente trae problemas no sólo para el adolescente, sino familiares, sociales, económicos e incluso de mortalidad para el nuevo neonato como para la madre, entonces, recalcarles a los adolescentes para su conocimiento e información todos nuestros establecimientos de salud públicos del departamento e inclusive algunos privados están prestos para orientarlos y capacitarlos con el eslogan AIDA.

ENTREVISTA CON EL ESPECIALISTA



Por: Israel Cruz Urquieta

Desde el Programa Desarrollo del Adolescente Tomando Decisiones, ¿cómo trabaja Sabe The Children Internacional?

Nuestros programas apuntan más a trabajar el tema de promoción y prevención en los temas de salud, en este sentido, tenemos acciones coordinadas con la Servicio Departamental de Salud (Sedes), para apoyar el fortalecimiento del personal en lo que implica la implementación de la normativa nacional en salud que habla del continuo de la vida y también sobre la atención interdiferencial al adolecente y joven.

En ese sentido las capacitaciones que realizamos implican el fortalecimiento para mejorar los niveles de atención, de efectividad y que el servicio se más integral, amigable y sea una opción real para el adolecente o joven que asista en busca de servicios, información en temas de salud, salud reproductiva y anticoncepción.

¿Cómo se llama la normativa que prioriza una atención diferenciada para Adolescentes?

Es la normativa de Atención Integral Diferenciada del Adolecente y joven (AIDA) que es una procedimiento a nivel del Ministerio de Salud, que habla justamente sobre la atención que tiene que llegar más allá de lo clínico que es el tratamiento de las enfermedades, sino también sobre el momento de que el adolescente o el joven acuda al servicio.

Es decir que los adolescentes en algún momento atraviesen temas de salud o problemas de salud no se tome como un tema personal sino que la normativa indica debería entenderse su situación en la forma mucho más general tomando en cuenta su entorno, sus aspecto sociales, sus aspectos económicos, sus aspectos psicológicos y sobre todo el tema emocional. Estos aspectos integrales que tienen que ver con temas de maduración sexual a nivel biológico y psicológico, obviamente repercuten en temas emocionales y nosotros apoyamos a nivel de programas.

¿Ya se implementaron estos modelos de Atención Integral Diferenciada del Adolecente y joven (AIDA) en los Centros de Salud?

La implementación en esta gestión de estos servicios está en coordinación con el Sedes se proyecta inaugurar tres espacios donde van a implementarse estas atenciones inter diferenciadas. Uno de estos espacios en los hospitales German Urquidi, Pediátrico y Cochabamba que ya cuentan con personal capacitado para este tipo de atención, apoyando estos espacios donde a través de equipamientos e insumos se pueda aplicar esta normativa. Nosotros tenemos dos estrategias con programas de adolescentes, estas dos estrategias están reforzando la norma AIDA.

Ayudar, a ayudar que se implemente la parte clínica también queremos incorporar la parte preventiva, entonces el abordaje integral habla de estos dos componentes de lo clínico y también de lo promocional preventivo.

La parte de clínica médica de atención en consultorio, pero la parte preventiva promocional tiene que ver justamente con la formación de grupos juveniles, por ejemplo, esa estrategia la hemos denominado “Zona Joven”, es un grupo de jóvenes que se reúne entorno a un espacio de salud, donde se capacitan y reciben información, que luego replican esa información y eso se convierte en un puente entre el servicio y el joven.

Se notó desde mucho tiempo atrás y hasta ahora, que es difícil que el adolecente o joven acuda de pura voluntad al Servicio de Salud por la parte médica o información. Creemos que a través de la parte preventiva promocional al conformar estos grupos juveniles, el joven adquiere mayor confianza con el prestador de servicio en salud y por tanto su acercamiento va a ser más frecuente y en confianza.

¿También apoyan a adolescentes embarazadas?

Otras de nuestras estrategias está vinculada a trabajar en el acompañamiento emocional a las adolescentes embarazadas, tenemos grupos conformados en los servicios de salud donde de forma coordinada con el personal de salud tienen sesiones ya sean semanales, quincenales, mensuales o como el centro determine. Este grupo de adolescentes que va, que acude al servicio por el tema de sus controles prenatales, por el tema del bono se invita a participar a estos grupos de acompañamiento emocional a su estado de gestación, es un grupo de adolescentes que está atravesando la misma situación cada una con su historia muy particular, las características de todas las asistentes es que están esperando un bebe.

La prevención también tiene que darse en los entornos familiares

Prevención y promoción es también una tarea de la familia, desde el hogar donde ellas y ellos están creciendo, la comunicación es un factor que debería predominar entre padres e hijos por el elemento preventivo de riesgos que corren, sea mayor o menor el tema económico el riesgo que existe es igual, la sociedad y los padres están preocupados por todo lo que está pasando, pero por otro lado, son promotores de riesgos si dan una vida demasiada permisible. Los adolescentes o jóvenes encuentran un doble mensaje y eso tiene que aclarar los padres, la familia debe de tomar conciencia.

Muchas gracias

A ustedes los Cobocitos.



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « COBOCITOS »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa