Cochabamba, martes 18 de diciembre de 2018

Jimena Antelo, una periodista multimedia

Este año, la ingeniera comercial, periodista, conductora televisiva y radial en ejercicio cumplió 25 años de actividad en los medios de comunicación.
TEXTO: JIMENA NÚÑEZ LARRAÍN FOTO: SERGIO CHUQUIMIA Y PABLO MANZONI | | 07 oct 2018



En 1993, a sus 21 años, María Jimena Antelo Telchi apareció, por primera vez, en la pantalla de la red Bolivisión como conductora de un programa de moda regional. 

Su talento innato para desenvolverse frente a las cámaras, su capacidad profesional y su belleza física fueron los principales factores que marcaron su destino, uno que la vincula —hasta el día de hoy— con el mundo de la comunicación social.

En estas dos décadas y media, Jimena Antelo se ha desenvuelto en diferentes ámbitos de la televisión. Entre sus múltiples actividades entrevistó a autoridades gubernamentales, personalidades de la farándula y de deportes. Incluso realizó entrevistas en la cadena de información internacional CNN.

Sin duda, es una de las pocas comunicado-ras —a nivel nacional— que ha incursionado en el mundo del periodismo multimedia. Ella se desenvuelve en la televisión, radio y las redes sociales.

A través de una entrevista telefónica, la revista Así se comunicó con la periodista para conocer un poco más sobre su vida personal y su faceta profesional.

DE NIÑA A MUJER

Jimena es hija de María Beatriz Telchi y Roger Antelo de Arnevile. Nació en Santa Cruz de la Sierra, en 1972. Su niñez y su adolescencia transcurrieron entre juegos, amigos y su familia.

A los 16 años, antes de salir bachiller, se casó y, al poco tiempo, dio a luz a su primogénito, Fernando Elio Antelo.

“Era muy joven para mantener un matrimonio. A los dos años, me divorcié. Realmente fue una época difícil, tenía la responsabilidad de criar y mantener a mi hijo. Aunque fue difícil, lo logré”, asegura la conductora.

Tras su ruptura matrimonial, Antelo culminó su educación secundaria. Luego, ingresó a la universidad para estudiar la carrera de Ingeniería Comercial.

Cuando cursaba el quinto semestre, su amiga Sandra Cossio logró que le hicieran una prueba en la cadena de televisión Bolivisión, para suplir por unos meses a una conductora de un programa matinal. Jimena se presentó al casting y quedó seleccionada, pero los productores cancelaron esa emisión.

Un poco más adelante, los mismos ejecutivos la buscaron para que sea la presentadora del programa de moda Estilo, en el que se quedó trabajando durante cinco años.

Paralelamente a su trabajo, Jimena Antelo se inscribió en la carrera de Comunicación Social para complementar su formación.

“No tenía tiempo de pensar en cosas negativas y como me estaba yendo bien, me ins-cribí. Como todas las madres solteras, tenía que velar por el bienestar de mi hijo, quien se convirtió en mi fortaleza; por eso, no podía claudicar”, recuerda Antelo.

Años más tarde, el amor tocó nuevamente su corazón. Contrajo nupcias con Diego Ascarrunz, con quien tuvo a Diego, su segundo hijo. Después de 15 años de matrimonio, se separó nuevamente.

esfuerzo y profesionalismo

Tras un quinquenio en Bolivisión, llegó su primera invitación para migrar a otro medio de comunicación. Comenzó a trabajar en la red nacional ATB, esta vez como coordinadora de prensa.

“Allí, además de conductora, era presentadora de noticias. Me involucré más a fondo con el periodismo, me apasionaba”, dice.

Posteriormente, Unitel quería contar con la periodista en su medio, por lo que, la invitó a ser subjefa del Departamento de Prensa y conductora del programa “El Abogado del Diablo”, en el que permaneció nueve años.

En 2012 rescindió contrato con Unitel. En ese mismo año, empezó a trabajar en la red PAT, donde empezó a conducir el programa nocturno No Mentirás 4.0, bajo la dirección del periodista y productor de TV José Pomacusi, su actual pareja sentimental.

“Este exige que deje de lado mis opiniones y colores políticos. Mi rol se remite simplemente a obtener la mayor cantidad de información de mis entrevistados, para que sea el soberano (el pueblo) quien saque sus propias conclusiones”, explica Antelo.

La comunicadora sostiene que lo que queda del 2018 y el próximo año son muy importantes en el país, por tratarse de un periodo preelectoral. “Los periodistas debemos estar alertas y dar información de calidad”, recalca.

Jimena Antelo y José Pomacusi tienen una productora de comunicación con la que encaran nuevos proyectos. Hace cinco años, compraron un espacio en la radio Activa de Santa Cruz de la Sierra, para emitir su programa Fama, poder y ganas. “Tenemos muchos oyentes, la radio se está modernizando y a eso apuntamos. Ahora el ciudadano quiere participar, emitir su opinión y sentirse escuchado”, asegura.

Además de su presencia en medios de comu- nicación, ella es una figura mediática en Bolivia, ya que se mantiene activa en las redes sociales, como Instagram, Facebook y Twitter.

Mujer, mADRE, abuela y PAREJA

Según Jimena Antelo, tiene una vida plena a nivel personal como profesional. Hoy, la orgullosa madre de Fernando (29) y Diego (18) es abuelita de una preciosa niña de tres años de edad.

“Catalina es una nueva fuente de energía, con ella vuelvo a ser niña y hago todo lo que no hice con mis hijos”, relata Antelo.

En otro campo, desde hace cinco años, comparte su vida sentimental con Pomacusi.

“Es otro tipo de experiencia. Hemos encontrado nuestro norte y tenemos un objetivo común. Es una relación madura, que se basa en el amor y en la admiración mutua”, destaca la comunicadora l



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « REVISTA ASí »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa