Cochabamba, lunes 10 de diciembre de 2018

 DESAPARECEN HUMEDALES A UN RITMO MUY ACELERADO

Se están perdiendo las zonas húmedas más rápido que los bosques, de acuerdo a un informe de la Secretaría de la Convención de Ramsar.
TEXTO: EFEVERDE.COM | | 07 oct 2018



Los humedales, que son el ecosistema más valioso en términos económicos y uno de los ecosistemas más biodiversos del mundo, están desapa- reciendo a un ritmo tres veces mayor que el de los bosques, con graves consecuencias para nuestro futuro, a menos que se tomen medidas urgentes para garantizar su supervivencia, advierte un informe elaborado por la Convención de Ramsar sobre los Humedales.

"Las zonas húmedas desaparecen tres veces más rápido que los bosques", afirmó la secretaria general de la Convención, Martha Rojas Urrego, con ocasión de la publicación de la primera edición de un informe sobre las perspectivas mundiales de estos ecosistemas importantes.

De acuerdo a los investigadores, el panorama es sombrío. Las estimaciones científicas muestran que desde 1900 ha desaparecido el 64 por ciento de los humedales del planeta. La pérdida es aún mayor en algunas regiones, sobre todo en Asia.

Aunque los humedales continentales se están desvanecíendo a un ritmo mayor que los costeros, la tendencia general está clara. Según los expertos, las zonas húmedas actualmente cubren más de 12.1 millones de km2, una superficie más vasta que la de Groenlandia.

Entre el 13 por ciento y 18 por ciento está inscrito en la Lista de Ramsar de zonas húmedas de importancia internacional y se encuentra protegido.

Se trata del primer estudio global sobre la situación de lagos, ríos, marismas, zonas costeras y marinas, lagunas litorales, manglares y arrecifes de coral, que efectúan los expertos de esa entidad.

Las evaluaciones realizadas permitieron determinar que entre 1970 y 2015 desapareció aproximadamente el 35 por ciento de humedales del planeta y que la tasa anual de pérdida se aceleró a partir del año 2000.

Las causas principales son el cambio climático, el crecimiento demográfico, la urbanización en las zonas costeras y deltas fluviales, y los cambios en las maneras de consumir, lo que ha modificado a la vez la manera en que se usa la tierra y el agua en la agricultura.



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « REVISTA ASí »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa