Cochabamba, miércoles 17 de octubre de 2018

Olivia Newton-John cumple 70 años a pesar del cáncer

La cantante inició la lucha contra la enfermedad en 1992. Aboga por la universalización del uso de la marihuana medicinal para paliar los dolores. Además, impulsa la meditación.
| RocÍo Otoya/SIDNEY/ EFE | 04 oct 2018



La cantante australiana Olivia Newton-John, protagonista del filme musical "Grease", cumplió la semana pasada 70 años de edad en medio de una lucha contra el cáncer, el tercero diagnosticado desde 1992, y volcada en la vida sana y la meditación.

Newton-John, nacida en Cambridge (Reino Unido) en 1948, vive apaciblemente en su rancho en California, junto a su esposo John Easterling, con quien se casó primero secretamente en Perú hace diez años, pero al mismo tiempo sigue activa, haciendo honor a su popular tema "Let´s get physical!" ("¡Vamos a lo físico!").

La intérprete publicó recientemente su libro de memorias "Don´t Stop Believin´" ("No dejes de creer").

Hace poco, esta artista de eterna belleza natural apareció en una caminata anual en la ciudad australiana de Melbourne, en donde pasó su niñez, con el objetivo de recaudar fondos para un centro de investigación del cáncer que lleva su nombre.

La actriz, que encarnó en 1978 a la inocente adolescente australiana Sandy Olsson junto a John Travolta en el papel de Danny Zuko en "Grease", desveló entonces su lucha contra su tercer cáncer.

El tumor se lo detectaron en 2017 en la parte baja de la columna, cinco años después de que le diagnosticaran otro cáncer en su hombro derecho en un examen médico tras un leve accidente de tráfico.

En 1992, Newton-John sufrió su primer tumor maligno, que le atacó los pechos y resultó en una mastectomía parcial y una cirugía de reconstrucción.

La rubia cantante dijo que ingiere "muchas yerbas y suplementos", además de hacer "mucha meditación" porque considera importante ocuparse del bienestar de "todo el ser".

"Soy muy afortunada. Me he casado con un increíble hombre experto en plantas medicinales", comentó Newton-John, quien afronta su "misión", como prefiere llamar a su condición médica, con radioterapia, aceite de cannabis y una dieta sin azúcar.

Casi tres décadas después, la también protagonista del musical "Xanadu" (1980), aboga por tratamientos naturales para ayudar a los pacientes con cáncer e incluso confió en que Australia adopte las mismas leyes que en California para permitir el uso de la marihuana medicinal.

"Mi sueño es que en Australia pronto esté disponible para todos los pacientes de cáncer y para la gente que tiene un cáncer doloroso", manifestó la intérprete.

El cáncer ha sido una constante en su vida personal y familiar, ya que su padre Brin murió de cáncer de hígado en 1992 y su hermana Rona de un tumor en el cerebro hace cinco años.

Su compromiso contra esta enfermedad le ha llevado a participar en campañas como una caminata de tres semanas en 2008 por la Gran Muralla de China para recaudar fondos para los tratamientos contra este mal, al tiempo que también ha sido activista a favor de los delfines y por la salud de los niños.

A sus dramas personales se unen la desaparición de su excompañero sentimental Matt McDermott, de quien se dice fingió su muerte en 2005, mientras que Chloe, su única hija, fruto de su unión con Matt Lattanzi, ha padecido anorexia y drogadicción.

Newton-John comenzó su carrera a principios de la década de 1970, años en los que logró ocupar el cuarto puesto en la competición Eurovisión en representación de Reino Unido con la canción "Long live love" ("Larga vida al amor").

Sin embargo, se consagró al protagonizar "Grease", uno de los musicales cinematográficos más populares sobre un grupo de adolescentes en el último año del instituto en el que interpretó su éxito "Hopelessly Devoted to You" ("Devotamente tuya").

Principales causas

Obesidad

La obesidad puede superar al tabaquismo como la principal causa de cáncer prevenible entre las mujeres británicas durante los próximos 25 años, según un informe publicado por la organización benéfica Cancer Research UK. En la actualidad, el 12 por ciento de los cánceres en mujeres están relacionados con el tabaquismo y el 7 por ciento con la obesidad, pero, estas cifras variarán porque el número de fumadoras está cayendo y las tasas de obesidad aumentando. Se calcula que para 2035, el 9 por ciento de los cánceres diagnosticados en mujeres (alrededor de 23.000 casos) podría estar relacionado con el exceso de peso.

Sobrepeso

El riesgo de padecer trece tipos diferentes de cáncer, incluidos el de mama, intestino, tiroides, hígado y riñón, aumenta con el sobrepeso, pero solo una de cada siete personas en el Reino Unido es consciente de esta vinculación, señaló la organización.

La profesora Linda Bauld, experta en prevención de Cancer Research UK, dijo que el Gobierno británico debe aprovechar el éxito cosechado por las campañas de prevención del tabaquismo para reducir el número de cánceres relacionados con el sobrepeso. La tarea es fundamental en los niños y adolescentes, un infante tienen cinco veces más probabilidades de padecerlo como adultos.



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « SALUD »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa