Cochabamba, lunes 10 de diciembre de 2018

rODRIGO URQUIOLA GANA un PREMIO INTERNACIONAL EN MÉXICO

El escritor paceño se convirtió en el primer boliviano en obtener este reconocimiento literario latinoamericano.
TEXTO: Nicole andrea vargas | | 23 sep 2018



Con tan solo 31 años se consolida como uno de los escritores más importantes de Bolivia. En su lista de textos se encuentran novelas, cuentos y obras de teatro, entre otros. Rodrigo Urquiola es un exponente del mundo literario nacional, y prueba de ello es que, la semana pasada, ganó la versión 47 del Premio Latinoamericano Edmundo Valadés en México por su cuento “Senkata”.

“En el momento en el que recibí la noticia estaba a punto de almorzar, vi el número internacional en mi celular y me dio buena vibra, sabía que iba a ser una noticia positiva”, afirma Rodrigo. “Recuerdo que mandé un par de cuentos antes: ´Mariposa nocturna´ que más tarde ganó el Premio Adela Zamudio, en Cochabamba, y algún otro que ya no recuerdo. La tercera fue la vencida”, sentencia.

El premio asciende a 50 mil pesos mexicanos y, para orgullo del país, es la primera vez que un boliviano lo gana. Sin embargo, esta es la segunda ocasión que el escritor paceño obtiene un premio en México, la primera fue cuando ganó el Premio Interamericano de Literatura Carlos Montemayor por su novela “El sonido de la muralla”, en 2016.

Ferviente hincha del Bolivar, Urquiola cuenta cómo se sintió después de conocer su victoria: “Celebré la noticia como si se tratara de un gran gol, inesperado”.

Es importante destacar que este concurso es el más antiguo de Latinoamérica y que en cada versión se presentan alrededor de 500 concursantes.

“Senkata”, el cuento ganador, narra la historia del amor verdadero. Tiene como protagonistas a Mendoza y Macarena, y cuenta el conflicto que gira entorno a rumores que surgen sobre la paternidad de la hija de ambos. “Es un cuento de mis tierras chasquipampeñas que encuentra su desenlace en El Alto”, explica el autor.

Desde el año 2013, Rodrigo Urquiola va ganando al menos un premio por año gracias a su compromiso con este oficio y, también, porque considera esta su forma de subsistir: “Intento que mi trabajo me dé para comer”, asegura.

El año pasado fue parte del Foro de Escritores Bolivianos organizado por el Centro Pedagógico y Cultural Simón I. Patiño y espera volver pronto a Cochabamba.

“Estaré en la Feria del Libro y, si no, llegaré para ver al Bolívar contra Aurora o Wilstermann, además de degustar su maravillosa gastronomía”, finaliza el talentoso escritor paceño.



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « REVISTA ASí »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa