Cochabamba, miércoles 12 de diciembre de 2018
[Redarquias]

¿Qué hacen las TIC con las democracias?

| Alex Ojeda Copa | 23 sep 2018

Es la pregunta del millón. Lo saben Donald Trump, Vladimir Putin y Xi Jinping. Pero no solo por su importancia en las contiendas electorales que se avecinan, sino también por sus implicaciones en el desarrollo de la cultura política de un país, el control de la opinión pública, la participación política y la propia distribución del poder. Es una pregunta que implica el reconocimiento de la capacidad de la tecnología para influir en las configuraciones sociales, sin los remilgos del antropocentrismo de la tradición humanística. Y quien posea la respuesta puede actuar tanto como poder como contrapoder.

Es también el tema central de la Revista Andamios No. 7, donde nueve artículos abordan algunas dimensiones de este tópico tan relevante hoy en día. Podemos agrupar los artículos en tres áreas. La primera, sobre gobierno electrónico y derechos digitales, que es donde se centran la mayoría de los artículos. Se habla, en primer lugar, del rol de las TIC en el fortalecimiento y transparencia del Órgano Electoral Plurinacional y los retos de la digitalización de los datos electorales y civiles, sin un marco adecuado sobre el uso legítimo de esos datos. En segundo lugar, sobre la transparencia en el Estado que, si bien en varios niveles ha demostrado apertura e implementación de mecanismos de transparencia y estándares abiertos, como por ejemplo el Plan de Implementación del Gobierno Electrónico, aún tiene pendiente desde 2009 la aprobación de la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública. En tercer lugar, sobre los desafíos y posibles herramientas de participación de una democracia digital en los ámbitos de la gestión, acción y comunicación política. Y, finalmente, sobre la tensión que existe entre las innovaciones tecnológicas y el posible detrimento de los derechos digitales, sino se encara las implementaciones como procesos sociales y no solo como técnicos.

La segunda área trata sobre la política electoral y la opinión pública. Se toca, en primer lugar, el tema de la calidad del diálogo que acontece en las redes sociales digitales, siguiendo las pistas de la encuesta mundial de valores sobre la tolerancia y los usos principales que se dan de las redes sociales según la última encuesta de Agetic. Aunque cabe preguntarse si esa baja calidad en el diálogo digital tiene algo que ver con el ingreso en las redes sociales de la política electoral y sus consabidas tretas, como la espetacularización de la política y la guerra sucia. Y, en segundo lugar, el uso de las TIC en los tres últimos grandes escenarios electorales, que van desde el uso de los sitios webs y blogs en 2009, pasando por el predominio de las redes sociales digitales en 2014, hasta el posible uso de publicidad digital pagada y microsegmentación en 2019, cuando ya es posible hacer una segmentación de acuerdo a variables demográficas, psicográficas y hasta psicopatológicas.

La tercera área, que es la menos atendida por la revista, trata de la política extrainstitucional, en la que se ubican formas de participación democrática por fuera de los canales institucionales, como el activismo y la conformación de movimientos en red. El único artículo que aborda estos temas, y uno de los más interesantes, es el que indaga sobre la relación del activismo indianista y las tecnologías de comunicación, particularmente con el Internet y las redes sociales digitales que se han constituido en medios alternativos de expresión centrales para el activismo indianista, todo ello más allá de los esencialismos y folclorismos, lo cual contrasta con las visiones más tecnopesimistas, que nos hablan de la alienación comercial de las redes sociales digitales o la dominación vía algoritmos.

En suma, la revista es un documento valioso que abre el debate a esta temática aún poco explorada en el ámbito académico y público. Sin embargo, descuida la dimensión participativa y no formal de la democracia, la de la constitución de los movimientos sociales en red, el ciberactivismo, las iniciativas individuales y de la gente de a pie, que son parte también de la construcción democrática.

Sociólogo digital - Twitter: @alexrocz



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « RAMONA »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa