Cochabamba, miércoles 17 de octubre de 2018
FERIA LIBRE

Tonteras médicas

| Bartolomé Leal | 16 sep 2018

Madrid (España). Un grupo de monjas ha demostrado que beber cerveza de modo regular ayuda a reducir los niveles de colesterol, según un estudio. La mala noticia es que el estudio también demostró que la cerveza no debe contener demasiado alcohol, ni consumirse en grandes cantidades. El ingrediente “mágico” es el lúpulo. “El lúpulo, uno de los ingredientes principales de la cerveza, podría beneficiar al metabolismo oxidativo, disminuyendo los niveles de colesterol total y triglicéridos”, según el Centro Cerveza y Salud.

Aún así, el experimento no pareció haber ganado muchas adeptas en la comunidad de religiosas que formó parte del estudio, elegidas por su vida ordenada y dieta equilibrada. “La verdad te digo, si la necesitara para bajar el colesterol o lo que fuera la seguiría tomando, pero así por tomarla, no, porque no me gusta”, dijo sor María José. Durante 45 días, 50 monjas bebieron medio litro de cerveza floja al día. “Cuando me miraron el colesterol resulta que ponía casi trescientos no sé cuantos más y en ese momento vino la cerveza y bajé a 210”, dijo sor María Jesús, priora del Monasterio Cisterciense de San Miguel de las Dueñas.

El resultado fue una reducción del 10 por ciento en el colesterol total entre aquellas que lo tenían alto. “Nosotras nos prestamos a hacer ese bien a la humanidad”, dijo sor Almerinda Alvarez. Participaron religiosas de los conventos cistercienses de Santa María La Real, Santa María de Carrizo y San Miguel de las Dueñas, en la provincia de León (Fuente: Agencias).

Toronto (Canadá). Doctores canadienses descubrieron un paciente en la provincia de Columbia Británica cuya sangre es de color verde, probablemente a causa del exceso de ingestión del medicamento sumatriptan. El hombre, de 42 años, había acudido al hospital al desarrollar problemas de circulación sanguínea en ambas piernas, señalaron los doctores Stephan Schwarz y Alana Flexman, del Hospital St. Paul. Los doctores decidieron realizar una operación quirúrgica y remover tejidos que estaban bloqueando el flujo sanguíneo.

Durante las pruebas previas de emergencia, los doctores detectaron que el paciente sufría una leve taquicardia pero que su presión arterial era normal y que su única anormalidad eran niveles muy elevados de creatina en su sangre. Pero la verdadera sorpresa se produjo cuando los cirujanos intentaron insertar una catéter en su arteria en la sala de operaciones. Los pinchazos produjeron una sangre de color verde. Al analizar la sangre, los doctores diagnosticaron que el paciente sufría sulfahemoglobinemia.

“Es posible que la excesiva ingestión de sumatriptan del paciente, que contiene sulfonamide, causó su sulfahemoglobinemia,” afirmaron. El paciente lo estaba tomando para aliviar sus frecuentes migrañas. La sulfahemoglobinemia se produce cuando un átomo de sulfuro se incorpora en la molécula de la hemoglobina y puede ser causado por medicamentos como las sulfonamides. El doctor Flexman declaró que cuando insertaron el catéter en el brazo del paciente, la sangre salía “verde como un aguacate.” Flexman señaló que el personal sanitario en la sala de operaciones reaccionó con “gran preocupación.” Los doctores no han señalado si el paciente ha recuperado el color habitual de la sangre (Fuente: Agencias).

Escritor chileno - bartolome_leal@yahoo.com



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « RAMONA »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa