Cochabamba, jueves 15 de noviembre de 2018
España

Valencia cuenta con 70 centros educativos cooperativos

| | 10 sep 2018



La Unió de Cooperatives d’Ensenyament Valencianes (UCEV) agrupa a más de 70 centros escolares de todos los niveles, desde la etapa infantil a la universitaria, a los que asisten más de 25.000 alumnos de toda la Comunitat Valenciana.

Nace en los años 80 como una sección de la Federación Valenciana de Cooperativas de Trabajo Asociado (Fevecta) y desde ese momento no ha dejado de crecer y evolucionar. «La UCEV quiere ser la representante de la educación cooperativa y eso supone tener unos planes estratégicos para que su actuación sea coherente. Su principal aportación es que la oferta educativa de cada centro sea muy diversa y esa pluralidad se explica porque cada centro ha nacido en contextos diferentes con unas necesidades diferentes», asegura el presidente de la UCEV, Miquel Ruiz.

«El modelo de enseñanza cooperativa es el resultado de una decisión consciente de los socios que la forman, que normalmente son los profesores del centro, si bien hay algunos casos en los que los socios de la entidad son los padres, pero son casos puntuales», comenta Miquel Ruiz.

El presidente de la UCEV precisa que existen también escuelas cooperativas totalmente privadas, «pero el objetivo, en estos casos, por el hecho de ser cooperativas, no es hacerlas más rentables sino reinvertir los beneficios en la calidad educativa».

Desde hace nueve años, se hace una declaración educativa, un trabajo que supone una lista de intenciones para hacer público el punto de vista de la UCEV en el debate educativo. Otro objetivo es cohesionar los planteamientos de cada una de las escuelas, tratando de hacer tanto una reflexión interna como externa de una manera muy participativa con un experto externo que acompaña este proceso de construir discurso. Tiene un valor que va más allá de la reflexión interna, porque proyecta lo que pensamos al resto de la comunidad educativa.

«Nosotros estamos por una educación de calidad para todos. En este sentido, hay reclamaciones que compartimos con el resto de colegios de la concertada siempre que el compromiso sea asegurar un servicio educativo de calidad para todos», asegura.

Ruiz agrega que más que crearse nuevas escuelas cooperativas y crecer significativamente en número de centros, lo que ha ocurrido es que esos centros ya existentes se han especializado y han creado nuevas plazas. «En ese sentido, existen proyectos educativos cooperativos absolutamente ejemplares y referentes por lo que representan de cómo el esfuerzo y la voluntad de los cooperativistas han conseguido consolidar, a lo largo del tiempo, proyectos singulares y de indudable calidad.

La participación y la transparencia supone más tiempo y esfuerzo, pero a la larga funciona. Además, la escuela cooperativa debe asumir tanto la gestión económica como la pedagógica y esa doble responsabilidad supone mucho trabajo», afirma Ruiz.

En la escuela cooperativa el debate es permanente y necesario. Sin la voz del cooperativismo educativo, el sistema está incompleto. El cooperativismo se sostiene sobre unos principios y unos valores absolutamente actuales y relevantes. El acuerdo del Botánico o el Fent Cooperatives, el plan bienal de apoyo y fomento del cooperativismo valenciano, son muestras de reconocimiento y de compromiso político con el modelo cooperativo, apunta.

«Continuamos defendiendo que conseguir la representación propia del cooperativismo educativo en el Consell Escolar Valencià sería una forma de avanzar en ese reconocimiento que establece para las cooperativas no solo la legislación, sino posicionamientos políticos e institucionales como los mencionados anteriormente», opina el presidente de UCEV.

Ruiz es profesor en la escuela Santa Creu de Mislata, un centro que se reconvirtió en cooperativa y que es un referente como proyecto inclusivo que cuenta con un alumnado caracterizado por una gran diversidad sociocultural. Señala que el paso que hay que dar es que la gente sepa que muchos de los proyectos pedagógicos reconocidos por su calidad son sostenidos por cooperativas, que ese es el punto común que los conecta y los identifica. Explicar que es un modelo diverso y que ofrece cosas distintas con un factor común que es la organización cooperativa.

«Creo que la gestión, antes que rápida tiene que ser eficiente, sobre todo desde el punto de vista de la participación aunque eso suponga ir más despacio», concluye Miguel Ruiz.

Fuente: www.lasprovincias.es



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « COBOCITOS »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa