Cochabamba, domingo 23 de septiembre de 2018

José: “Siempre la culpaba por todo a ella y no asumía”

| darynka sÁnchez a. WhatsApp: 75900302 | 09 sep 2018



“En mi caso, la violencia no era de un solo lado. Ambos caímos en eso del maltrato, pero la verdad es que aunque nos enfrentemos con todo, los hombres tenemos mayor fuerza física y hacemos más daño”, reflexiona José, un odontólogo de 37 años.

La relación de José y su esposa empezó a desmoronarse cuando surgió la desconfianza entre ellos. “En el afán de demostrarnos que no teníamos nada que esconder, nos revisábamos WhatsApp, Facebook. Yo leía cada papelito de su cartera y ella los de mi billetera. Un día encontré unos mensajes en su celular muy raros, y le reclamé enojado. Desde entonces, yo la culpaba por todo y no asumía que mis celos eran insoportables”.

Un día, en plena discusión, la golpeé. Salí de mis casillas y no me di cuenta de que la estaba pegando como si fuera hombre, sin medir mi fuerza. Ella se defendía, pero yo la lastimé bastante”.

Horas después, la víctima llamó a la Policía para denunciarlo y agentes de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia le dieron un citatorio. La Fiscalía le ordenó salir de la vivienda que compartían juntos.

“Tuve que volver a la casa de mis padres y una orden judicial me obligó a venir a Hombres de Paz”,

A José le pesa no haberse controlado, pero entendió que no había desarrollado los recursos y las herramientas necesarias para canalizar adecuadamente sus celos. “No sabía cómo hacerlo. Extraño a mis hijos y ese es el motor que me mueve para entender, tratar mi inseguridad y la resolución de conflictos de forma pacífica con terapia. Estoy agradecido con el Centro porque ya veo los cambios”, sostuvo José.



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « INFORME ESPECIAL »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa