Cochabamba, miércoles 26 de septiembre de 2018

¿Es posible ser padres y pareja?

 La excesiva preocupación por los hijos desgasta la relación matrimonial; por eso, es importante obligarse a tener citas a solas.
| | 09 sep 2018



En el momento en que un ma- trimonio decide tener hijos, su vida da un vuelco, y se verá afectada en todos los ámbitos de tu vida.

Para empezar, el tiempo que la pareja pasaba unida queda reducido a la mínima expresión y solo quedan recuerdos de las noches de pasión que vivía juntos; pero, esto no significa que cuando se tiene hijos el sexo se termine.

Carmen Sánchez, sexóloga y codirectora del Instituto de Sexología de Barcelona (InSexBcn), asegura que es mejor estar prevenidos, que lo importante es estar dispuestos a aceptar este periodo de la vida como algo normal y temporal, que solo les afectará mientras los niños sean pequeños.

Sexo de pasillo

“El sexo comienza antes de meterse en la cama”, recuerda la especialista, por tanto, es fundamental tener una relación sana con la pareja. Según Sánchez, las personas suelen llevar sus problemas al dormitorio y, aun-que hay parejas con mucha química sexual, la mayoría son incapaces de tener sexo tras una discusión.

Por eso, el punto clave es mantener la complicidad, lo que la especialista denomina como “sexo de pasillo”.

El deseo está presente durante el día, que va desde las caricias, los besos y abrazos; sin olvidar, los mensajes picantes y las notas subidas de tono. Todos los detalles diarios que pueden hacer sentir bien al otro.

para tener Sexo y familia

* Repartir tareas y negociar todo:

la sexóloga indica que existen muchos estudios que demuestran que, con la llegada del primer hijo, la mujer es la que carga con el grueso de las tareas domésticas y que el hombre no lo percibe. Esta situación agota física y mentalmente, y la madre se siente incapaz de tener sexo.

Según la experta, la solución está en repartir todas las tareas de forma igualitaria, porque tener buen sexo dependerá mucho de cómo se sientan en la relación de pareja.

* Buscar tiempo para los dos: “En mis años de experiencia como sexó-loga he llegado a la conclusión empírica de que las personas que han visto a sus padres abrazarse, besarse y que dejaban intuir buenas relaciones sexuales suelen tener una vida íntima más sana y saben afrontar mejor las situaciones problemáticas en el ámbito sexual y de pareja”, explica Sánchez.

Es decir que cultivar unas buenas relaciones afectivo-sexuales con tu pareja ayudará en la educación afectiva-sexual de los hijos.



* Usar el humor: tras un día agotador, es normal que, aunque se haya planificado una fantástica cena romántica antes de irse a la cama, el alcohol pueda jugar una mala pasada y uno de los dos se quede dormido o que el hombre no consiga tener una erección. Adaptarse y despertar el humor es muy importante para quitar el peso a las situaciones.

* Un día tú, otro yo: no todas las personas son igual de sexuales. Por ello, se aconseja negociar los encuentros, según las expectativas del otro, buscando estrategias divertidas.

Por otro lado, la sexóloga recomienda intercambiar los roles tradicionales. “A veces es bueno que la mujer tome más la iniciativa”, dijo la profesional.

* Poner un alto: “A veces, los esposos buscan ayuda cuando ya han tirado la toalla, y aplican las sugerencias del profesional a destiempo.

La otra pareja no está conforme, porque cree que solo lo hace por mandato de la sexóloga”, confiesa la experta.



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « REVISTA ASí »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa