Cochabamba, viernes 14 de diciembre de 2018

Mascarillas para rejuvenecer sin cirugías

| | 06 sep 2018



Si no quieres pagar por cirugías (o te aterra esa idea), en el siguiente artículo te ofrecemos excelentes mascarillas para rejuvenecer tu rostro y fáciles de hacer en casa. Además nos ayudan a reafirmar e hidratar la piel para darle un aspecto más joven y fresco

Fresas y miel: Dedícate algunos minutos cada semana para disfrutar de esta excelente mascarilla que hidrata la piel al mismo tiempo que reafirma las líneas de expresión y remueve las células muertas.

Ingredientes: 10 fresas y dos cucharadas de miel (50 g).

Preparación: lava bien las fresas y tritura con un mortero. Mézclalas con la miel para obtener una pasta. Aplica en el rostro limpio y seco con movimientos circulares. Deja actuar 15 minutos y retira con agua fría.

Yogur y jugo de limón: el jugo de limón tiene la capacidad para eliminar o atenuar las manchas y el yogur suaviza al instante. En conjunto, ambos ingredientes son perfectos para rejuvenecer la piel.

Ingredientes: una cucharada de yogur natural (15 gr), una cucharada de jugo de limón (10 ml).

Preparación: en un recipiente coloca el yogur, añade la cucharada de jugo de limón y mezcla hasta que se integren bien. Lava la cara y aplica la mascarilla, con mucho cuidado para que no ingrese en los ojos, ya que puede escocer. Deja actuar unos 20 minutos y enjuaga con agua limpia. Recuerda que esta mascarilla se debe aplicar por las noches ya que el limón puede manchar la dermis al contacto con el sol.

Leche en polvo y aceite de rosas: Esta combinación le otorga a tu organismo toda la hidratación que necesita. La falta de humedad en las capas superiores de la piel provoca arrugas y líneas de expresión. También se puede aplicar en el cuello y las manos y es una mascarilla apta tanto para pieles secas como grasas.

Ingredientes: cinco cucharadas de miel (125 g). Tres cucharadas de leche en polvo (30 g) y dos gotas de aceite esencial de rosas.

Preparación: en un recipiente coloca la miel y la leche en polvo. Agrega el aceite esencial y mezcla bien hasta formar una pasta homogénea. Aplica en el rostro, cuello y manos, previamente lavados, y deja actuar 20 minutos. Enjuaga con agua tibia y seca con una toalla dando golpecitos (sin refregar).



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « SALUD »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa