Cochabamba, lunes 24 de septiembre de 2018

Crean sabores en la boca con la electricidad

Se puede hacer que una persona experimente sabores que no están realmente en lo que está tomando o comiendo. 
BBCMUNDO Twitter: @DiarioOpinion | | 04 sep 2018





Nimesha Ranasinghe es como un mago, pero su escenario no está en un teatro sino en un laboratorio.

El joven, originario de Sri Lanka, puede hacer que experimente sabores que no están realmente en lo que estás tomando o comiendo. Para ello no usa trucos ilusionistas sino algo mucho más tangible: electricidad... en su boca.

Si la idea de tener electricidad pasándole por la lengua le horroriza, no se preocupe.

"Es un pulso eléctrico muy débil", aseguró el experto en ingeniería eléctrica y ciencias de la computación, que además es uno de los principales investigadores del mundo en simulación eléctrica del sabor.

“Si lo tocara con un dedo no lo sentiría, pero la lengua es tan sensible que siente una leve sensación”.

Ranasinghe y su equipo en el Laboratorio de medios multisensoriales interactivos de la Universidad de Maine, en EEUU, desarrollan herramientas electrónicas para engañar al cerebro con utensilios de uso diario como cucharas, palillos chinos, vasijas, vasos y copas que fueron diseñados especialmente para poder transmitir esta leve electricidad a la boca.

CÓMO SE USA Con la cuchara o los palillos chinos puede lograr, por ejemplo, que coma un puré de papas sin sal y lo sienta salado. Y con su bol especial puede hacer que una sopa de miso diluida le sepa bien ácida.

El experto sigue buscado la manera de reproducir los otros sabores, que son más complejos de imitar: el dulce, el amargo y uno menos conocido y más difícil de describir que se conoce por su nombre japonés, umami.

Lo cierto es que ya descubrió que puede engañar al cerebro para sentir algunos gustos que no están ahí.

Por ejemplo, que un vaso de agua sepa como una limonada o incluso como un cóctel de frutas.

Para lograr este “truco” el mago científico apela no solo al sentido del gusto, sino también al olfato y a la vista. Preparó copas especiales que además de tener electrodos para recrear el gusto a ácido o salado, también se iluminan, según el color de la bebida deseada.

La mezcla de las tres cosas hace que el bebedor sienta que realmente está tomando una limonada, una margarita o un refrescante mojito. Los llaman “vocktails” (por “cócteles virtuales”) y ya prepararon videos en YouTube.

Otro desafío en el que trabaja el experto es poder “teletransportar” una bebida con solo colocar un artefacto en su vaso.



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa