Cochabamba, viernes 21 de septiembre de 2018

Municipios vigilan, pero no logran frenar negociados de loteadores

Tiquipaya hace controles permanentes en el Parque Tunari. Quillacollo destinó más personal para evitar nuevas construcciones, mientras que Sacaba y Cochabamba coordinan el trabajo con el Sernap.
| SULEMA MEZA TIGA WhatsApp: 67598470 | 02 sep 2018





Los cuatro municipios donde están emplazados los asentamientos humanos y urbanizaciones por encima de la Cota 2.750 metros sobre el nivel del mar (Cochabamba, Quillacollo, Tiquipaya y Sacaba) realizan acciones para frenar los loteamientos ilegales, pero admitieron que, pese a los esfuerzos, no logran paralizarlos.

El subalcalde de la Subalcaldía Tunari del muncipio de Cochabamba, Calixto Vásquez, dijo que decidieron modificar el rol de inspecciones y controles al Parque en la parte de su jurisdicción.

Antes ese trabajo lo realizaban una vez al mes, ahora, el personal recorre la reserva ecológica una vez a la semana.

Indicó que han coordiando con las autoridades del Servicio Nacional de Áreas Protegidas (Sernap) para que esa tarea la realicen de manera coordinada y conjunta.

“El personal vigila y si encuentra alguna construcción genera las notificaciones del caso para frenarlas”.

Señaló que el tema es “muy complejo” porque existen algunas urbanizaciones que se emplazaron en zonas agrícolas que tienen títulos del Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA), pero que los campesinos, pese a las prohibiciones, vendieron sus terrenos para que se construyan casas.

Sostuvo que no han entregado ninguna autorización para que esos asentamientos accedan a los servicios básicos, principalmente, energía eléctrica para las vías y para los domicilios.

El director de Madre Tierra y Medio Ambiente de la Alcaldía de Tiquipaya, Aurelio Ayala, dijo que el control en su jurisdicción es permanente.

“El mayor problema es que los loteadores y los dueños de terrenos en zonas ilegales aprovechan los fines de semana para trabajar y levantar las construcciones”.

Señaló que, cuando detectan alguna edificación en proceso, emiten notificaciones para frenarla y dan parte al Sernap para que actúen de forma coordinada para las demoliciones.

Informó que detectan alrededor de una construcción ilegal a la semana, pero “son paralizadas” por la Alcaldía.

QUILLACOLLO

El secretario de Planificación del municipio de Quillacollo, Amilcar Valdivia, señaló que están trabajando con el Ministerio de Medio Ambiente y Agua para que se regularice a todos los asentamientos ilegales.

A esas gestiones, se suman los permanentes controles para frenar loteamientos y edificaciones por encima de la Cota 2.750, pero “no es suficiente y el problema aún persiste”.

“Cuando detectamos a loteadores, los notificamos e iniciamos procesos”, manifestó la autoridad.

Sostuvo que están coordinando con el Sernap para que el trabajo de vigilancia sea “más efectivo”. Asimismo, Quillacollo solicitó reunirse con autoridades nacionales para encontrar una solución al tema de los loteamientos y construcciones ilegales.

LOS DISTRITOS

En Sacaba, el control y vigilancia la realizan las subalcaldías.

El secretario de Planificación, Alberto Borda, indicó que están trabajando en una norma para regularizar las casas existentes y controlar las zonas que pueden ser invadidas por loteadores.

Sostuvo que uno de los mayores problemas para vigilar es que las construcciones ilegales se realizan los fines de semana y por las noches.

Añadió que no tienen una normativa para hacer el control en esos días y horas, por lo que se necesita una normativa que respalde ese trabajo.

“Estamos avanzando en la elaboración de una guía que nos permita solucionar varos temas”.

4 Municipios

Las construcciones y loteamientos ilegales están, principalmente, en Cochabamba, Quillacollo, Tiquipaya y Sacaba.





TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « INFORME ESPECIAL »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa