Cochabamba, martes 13 de noviembre de 2018

Colectivo: El Estado fracasó en cuidado del Parque Tunari

El director nacional del Sernap, Abel Mamani, dijo que coordinan con los municipios para vigilar la reserva natural. Ambientalistas acudirán a instancias internacionales.
| SULEMA MEZA TIGA WhatsApp: 67598470 | 02 sep 2018





El colectivo ambiental No a la Tala de Árboles manifestó que el Estado, a través del Servicio Nacional de Áreas Protegidas (Sernap), “fracasó” en el cuidado del Parque Nacional Tunari.

Rafael Delgadillo, vocero del movimiento que agrupa a más de 23 mil ciudadanos, indicó que una muestra del fracaso es que no logran frenar los asentamientos y urbanizaciones que se dan todos los días y todos los años.

El director nacional Sernap, Abel Mamani, dijo a este medio de comunicación que el trabajo de control y vigilancia en el Tunari es permanente y que se coordina con los gobiernos municipales.

Ejemplificó el trabajo con el desalojó que algunas familias que tenían sus casas sobre la Cota 2.750 en la zona de Chilimarca (Tiquipaya).

Manifestó que la Dirección del Parque Nacional Tunari con el cuerpo de protección y personal administrativo está realizando el control, monitoreo y seguimiento para frenar las construcciones ilegales, iniciando las acciones legales que correspondan.

Recordó que es “responsabilidad de todos la conservación y protección de esa área protegida”.

INTERNACIONALES

José Jordán, miembro del colectivo ambiental, informó que prevén acudir a instancias internacionales para denunciar lo que pasa en el Parque.

Añadió que hace dos semanas se contactaron con representantes de la Comisión del Tribunal de Defensa de la Naturaleza que llegó para ver lo que sucede en el Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Secure (Tipnis).

Indicó que, paralelamente a lo que se pueda hacer con la participación de organizaciones internacionales, prevén trabajar para que la ciudadanía se involucre en la defensa de la reserva ecológica.

DESENMASCARARLOS

Delgadillo señaló que los cochabambinos no deberían resignarse y aceptar que se legalicen las construcciones irregulares.

“Tenemos que organizarnos y desenmascarar a los que están involucrados en el loteamiento del Parque”.

Acotó que tienen “pleno conocimiento de que entre las personas que lucran con el negocio de las tierras en el Tunari hay autoridades nacionales, departamentales y municipales, así como también empresas que proveen servicios básicos”.

Corrupción

Los ambientalistas aseguran que la venta de terrenos y construcción irregular de viviendas son el resultado de hechos de corrupción.

23 Mil

El colectivo ambiental No a la Tala de Árboles tiene más de dos años de vida y cuenta con unos 23 mil voluntarios. Es uno más de los que existen en la Llajta y el país. Realizan una serie de charlas sobre el cuidado del medio ambiente.

Apuntes

Guardaparques

* El cuidado, control y preservación del Parque Nacional Tunari está a cargo de ocho guardaparques.

* La misma cantidad de personal se mantiene desde el 2016. Antes ese trabajo lo realizaban seis personas.

* La reserva ambiental tiene una extensión de 328.878 hectáreas.

* Involucra a 11 municipios, lo que dificulta aún más el control en el lugar.

Equipos

* Al mínimo número de personal y la complicada topografía del Parque se suma la falta de equipos.

* Cuando se reportan incendios, generalmente, en esta época del año, sale a luz la precariedad en la que trabajan los guardaparques.

Otras instituciones

* Legalmente, el Sernap es el encargado del cuidado y preservación del Tunari, pero algunas alcaldías también realizan controles, pero aunque no tienen resultados positivos, generalmente, porque no logran frenar los loteamientos.

* La Gobernación intentó hacer alianzas con las Fuerzas Armadas para potenciar la vigilancia, pero no se concretaron.





TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « INFORME ESPECIAL »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa