Cochabamba, domingo 23 de septiembre de 2018

BICeBé: 10 años con el Cartel como protagonista

La Bienal del Cartel celebra su décimo aniversario con una exhibición que se inaugura el 5 de septiembre en La Paz, ocupando dos salas del Museo Nacional de Arte. La misma ocasión será aprovechada para el lanzamiento a la convocatoria 2019.
| María José Ferrel Solar | 02 sep 2018



En sus 10 años de vida, la Bienal del Cartel Bolivia, más conocida como la BICeBé, se ha consolidado como la máxima plataforma artistica y formativa internacional que tiene como sede nuestro país, con una participación aproxiamada de 10 mil estudiantes nacionales y una exhibición itinerante de 7000 carteles .

Aunque el germen de la cita empezó hace mucho más que una decada, este corto tiempo han sido suficiente para consolidar una misión importante: colocar a Bolivia en el mapa de la industria creativa a nivel mundial, posicionar el diseño como una profesión pujante para el desarrollo del país e impulsar al cartel como un importante formato para las expresiones culturales.

“Movemos una economía, involucramos a muchos actores. Quitamos polvo a espacios o iniciativas que estaban olvidadas, hacemos perder el miedo a los jóvenes talentosos que quizás antes no tuvieron un espacio”, responde la coordinadora general de la BICeBé, Susana Machicado.

Al contrario de la crítica común que tienen algunos espacios de eventos artísticos, culturales y formativos en Bolivia, la Bienal del Cartel amplia su mirada en concordancia con la coyuntura, realizando convocatorias abiertas con universidades, centros de estudio, agencias creativas, estudios publicitarios y proyectos de emprendedores individuales.

Esta revolución creativa, también genera un movimiento económico.

“Las empresas dejan de ver profesionales fuera para comenzar a reconocer el talento interno, reconocer autores. Aún nos falta, no nos comparamos con Chile o Argentina, pero creemos que tenemos una plataforma solida, y mientras sea yo la persona que coordine la BICeBé, en espera de una nueva cabeza que quiera dar continuidad, ese propósito será dado”, acota Machicado.

Son 13 carreras nacionales y más de 60 escuelas latinoamericanas de diseño que participan del encuentro.

“Las primeras universidades incondicionales han sido las locales, de La Paz. En el caso de la Universidad Católica Boliviana (UCB) hemos contando con el apoyo de más de tres directores de carreras, quienes han sabido entendernos y ver la proyección que significa el evento para sus carreras. Es necesario entender que los acuerdos no se hacen con las personas sino con las instituciones y que la continuidad es importante. La Bienal no crece sola, crece con todos”, asegura la coordinadora.

Pues, la Bienal del Cartel se distingue por su esfuerzo para integrar al diseño gráfico con otras disciplinas y así llegar a un público más diverso.

Así lo recuerda la Secretaría Mayor de Culturas de la alcaldía de La Paz, la única institución Estatal que oficia como principal impulsor del evento desde sus inicios, con apoyo económico y logístico.

Esta repartición municipal ha sabido articular de manera plural su trabajo interinstitucional, razón por la que la Ciudad Maravilla es la principal atracción para los invitados en cada versión, donde la toma del espacio publico de los carteles ofrece un estímulo a todos los visitantes.

Para el Secretario de la Oficialía de Culturas, Andrés Zaratti, es de gran valor que desde su oficina se posibilite que los creadores y gestores culturales desarrollen su obra, pero, además, que lo hagan con una visión integral y formativa.

“La BICeBé logró visibilizarnos, no solo a nivel local sino nacional. Ha generado una movida de articulación entre los propios gestores que creemos que es algo fundamental”, explica Zaratti sobre la labor de la Bienal.

Para el funcionario, la construcción de momentos y espacios de encuentro interdisciplinarios en terrenos alternativos es otro aporte importante para los actores locales ya que les da la posibilidad de intercambio de reflexiones meta-profesionales.

Los números que informa la BICeBé son apabullantes. Se realizaron alrededor de 100 talleres de diseño, con un mínimo de tres días de duración, impartidos por 220 maestros del diseño, ilustración y tipografia de todo el mundo, quienes también dieron charlas magistrales y conferencias.

Machicado, que siempre esta detrás de escena cuando inician los intensos días de la Bienal, dice que desde la oscuridad, detrás de los reflectores, es testigo de muchas reacciones.

“No cambio por nada el ver las caras de emoción de los diseñadores durante las charlas de los invitados. Muchas veces vi lágrimas de sorpresa y emoción con una historia, contada con amor y desinterés, compartiendo un momento de vida personal o profesional”, apunta.

Esta es una escena común que muestra la BICeBé desde sus inicios.

Fuera de la formación profesional, la Bienal del Cartel también se ha involucrado con 235 estudiantes voluntarios quienes han sido parte de experiencias en gestión cultural y logística.

“La Bienal crece y también este equipo de jóvenes son el alma, corazón y sentimiento del evento. Para muchos, un aprendizaje, para otros, una etapa que quieren vivir. todos hemos conformado una familia, la BICefamilia y aunque es un tema que parecemos entender solo nosotros, existe un gran lazo entre todos”, explica Machicao.

Carteles invaden el Museo Nacional de Arte

Son más de 20 centros culturales y galerías de La Paz, Cochabamba y Santa Cruz, que, gracias a la itinerancia de la BICeBé, son la casa que recibe carteles de autores nacionales e internacionales.

En esta ocasión, es el Museo Nacional de Arte (MNA) quien recibe 60 trabajos de artistas que han pasado por la BICeBé durante esta década. Estos trabajos estarán expuestos desde el 5 de septiembre en dos de sus salas y los carteles en exhibición tienen un formato gigante

La organización del evento aprovechará para lanzar la convocatoria para concurso 2019 que tienen muchisimas sorpresas.

“Hemos invitado a los diseñadores y jurados de los eventos pasados. La temática de los 10 años debía ser la línea del diseño y como siempre les dimos libertad de representación. Si bien tuvimos más de 60 invitados, también nos basamos en la disponibilidad de tiempo de todos”, explica Machicao.

Los trabajos representan a 22 países, entre ellos Chile, Canadá, Francia, México, Ecuador, Brasil, Dinamarca, Colombia, Polonia, Cuba, Irán, Japón, España y Argentina, entre otros.

Entre las figuras del diseño, ilustracion, tipografia y artistas que forman parte de la muestra figuran Melissa Cronembold, Alberto Montt, Sergio Vega, Isidro Ferrer, Celeste Prieto, Lonnie Ruiz, Ejti Stih, Alain LeQuernec, Pekka Loiri, Roberto Valcarcel, Hernan Berdichevsky, Urzula y Flilip Tofil, Carlos Villagomez, Edel Rodriguez, Gisele Monzon y Mehdi Saeedi, entre otros.

La diseñadora ecuatoriana Belen Mena, también parte de la muestra, se insipiró en los famosos Cholets de El Alto para su cartel y relata que fue una experiencia excepcional.

“La pasé bomba trabajando en mi propuesta. La cromática y la estética recargada (andino-futurista/ andino-retro/andino-asiático) son recursos visuales que siempre han llamado mi atención”, dice Mena.

Para la creadora, la estética de su cartel refleja una realidad de los diseñadores latinoamericanos: “Tratamos de conservar una identidad pero tambien queremos consumir lo que viene de fuera. Esta mezcla de elementos a veces incomoda al expectador pero por otro lado la repetición de líneas generando volúmenes desde lo plano dan una suerte de movimiento y luminosidad. Como un letrero prendido en Las Vegas”, finaliza.

Periodista - mariajoferrel@gmail.com



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « RAMONA »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa