Cochabamba, jueves 20 de septiembre de 2018

Deseo sexual: cómo subir la libido femenina

Con el paso del tiempo puede disminuir el interés por mantener relaciones sexuales con tu pareja. Sin embargo, existen formas para vivir una sexualidad plena. 
| | 02 sep 2018



Uno de los aspectos de la se-xualidad que se suele resentir más con el tiempo es el deseo sexual, sobre todo, en las mujeres. Pasada la época del enamo-ramiento y, especialmente, si estamos en una relación larga y duradera en el tiempo, puede llegar ese momento en el que baja el anhelo por la otra persona.

El estrés, la ansiedad, la rutina y el bajo estado de ánimo son algunas de las principales causas de este problema. Sin embargo, la buena noticia es que tiene solución y estos son algunos pasos:

RECONOCER LA DISMINUCIÓN

La clave está en no agobiarse y asumir que el deseo fluctúa a lo largo de la vida, por lo que, es necesario implicarse para solucionarlo.

Es Importante trabajar la comunicación sexual con sinceridad. “La mujer debe ser capaz de decirle a su pareja lo que le gusta, lo que no y la situación por la que está pasando, si le molesta el reparto de tareas de casa o no se siente querida, por ejemplo”, recomienda Carmen Chacón, codirectora del Instituto de Sexología de Barcelona.

Es importante llegar a acuerdos intermedios, como la frecuencia de relacio-nes sexuales. A la hora de negociar es vital hacerlo de forma colaborativa, porque los dos miembros de la pareja tienen que sentir que ganan con la decisión final.

INTENTAR NUEVAS COSAS

El siguiente punto en el que se puede trabajar consiste en abandonar el mo-delo rígido de la sexualidad, basado en la penetración vaginal.

“Desde hace décadas se sabe que la pe-netración vaginal, a nivel fisiológico, no es la práctica erótica potencialmente más placentera para las mujeres; es recomendable flexibilizar los encuentros eróticos para que incluyan otras prácticas u otros juegos que ayuden a salir de la monotonía”, aconseja Diana Lozano, sexóloga especialista.

Leer literatura erótica, ver películas de esta temática, añadir masturbaciones mutuas, trabajar las fantasías sexuales y compartirlas, y abrir la mente facili-tan que el deseo sexual se reavive y añada un poco de picante a la relación de pareja.

DEDICAR TIEMPO AL SEXO

Muchas veces, el ritmo de vida actual es un impedimento que deben sortear las parejas. El no tener espacios y momentos al margen de la obligación y de la exigencia, suele ser uno de los mayo-res y más frecuentes factores que contribuyen a que los encuentros eróticos escaseen y el deseo disminuya.

Por lo tanto, “preservar algo de tiempo para el autocuidado y el erotismo, puede ayudar a construir una tendencia diferente en lo que al deseo se refiere”, recuerda Lozano.

Es recomendable no ocupar todo el tiem- po de ocio en compromisos y reservar tiempo para nuestra sexualidad.

“La espontaneidad está sobrevalorada. Hay que practicar lo que yo llamo sexo de pasillo, es decir, favorecer las situaciones eróticas durante todo el día y en cualquier momento, comenzando por la despedida al irse a trabajar o el reencuentro a la vuelta. Los mensajes picantes, los besos y otros detalles diarios también contribuyen”, asegura Carmen Chacón. Así que aplica estos consejos y disfruta de una sexualidad placentera y feliz con tu pareja.



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « REVISTA ASí »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa