Cochabamba, domingo 23 de septiembre de 2018

Las várices pueden derivar en trombosis si no son tratadas

Las dilataciones venosas pueden ocasionar un coágulo en una arteria e impedir el flujo de la sangre hacia los tejidos. Para prevenir este mal, se recomienda mantener un peso adecuado.
MÉXICO/EFE | | 23 agos 2018



La presencia de várices provocadas por la acumulación de sangre en las piernas no solo puede llegar a ser dolorosa, sino que provoca dermatitis, úlceras, infecciones en la piel y trombosis (formación de coágulos), dijo una especialista.

La doctora Mayela Moreno Reyes, médico del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en el norteño estado Coahuila, dijo en un comunicado que el funcionamiento inadecuado de las válvulas venosas de las piernas provoca inflamación y cambios en la piel que a la vista se observan como pequeños hilos denominados varices.

Estas, aseguró, pueden ser de diferentes grosores, pero más allá del aspecto físico, lo realmente grave ocurre cuando se pasan por alto, ya que padecerlas llevan a la dilatación y el alargamiento de las arterias, lo cual se manifiesta con pesadez y cansancio de las extremidades inferiores.

SÍNTOMAS Respecto a los síntomas más comunes se destacan los calambres, comezón, inflamación, cambios en la coloración y temperatura de las mismas.

Moreno Reyes explicó que su aparición se previene al mantener un peso adecuado, no permanecer de pie o sentado por tiempo prolongado y evitar el uso de ropa ajustada.

Una vez que se presentan se sugiere utilizar medias o calcetines de mediana o alta compresión, evitar los zapatos de tacón y realizar rutinas de descanso en las piernas, tales como cambiar de posición y elevarlas durante algunos minutos.

Las personas con antecedentes familiares de várices y las mujeres, especialmente las embarazadas, son quienes tienen mayor probabilidad de padecerlas.



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « SALUD »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa