Cochabamba, domingo 23 de septiembre de 2018

Menos fármacos y más psicoterapia

| Carmen Barrón Psicóloga - Psicoterapeuta Cognitivo Conductual | 19 agos 2018

Hace algunas semanas, por insistencia de su hijo, vino una paciente de aproximadamente 50 años de edad a mi consultorio, quien tuvo una cirugía delicada del corazón ocho meses atrás. Ella indicaba que tenía ansiedad y depresión, los dos problemas más frecuentes en el mundo con relación a la salud mental de las personas, y claro, desde cualquier punto de vista atravesar por una cirugía de difícil recuperación no es algo fácil para muchas personas, pues son varios los factores en juego.

Entre las preguntas que generalmente hago en la primera sesión está si la persona toma algún medicamento, no precisamente con el objetivo de tener información sobre los medicamentos que se consumen en el proceso de recuperación de una cirugía, sino para tener información sobre los psicofármacos que las personas consumen, pues en nuestro contexto son muchas las personas que toman los mismos con o sin prescripción médica - psiquiátrica. Hago esta pregunta porque como psicóloga trabajo con procesos cognitivo comportamentales y, como los psicofármacos tienen una influencia directa sobre las funciones psíquicas por su acción sobre el sistema nervioso central, podrá ser algo que apoye o no mi trabajo con el paciente.

En este sentido, no pretendo negar el apoyo que significa el uso de psicofármacos cuando las personas atraviesan problemas con su salud mental, pues reconozco que en varios casos el uso de los mismos ha abierto las puertas para comenzar el proceso de psicoterapia y recuperación en los pacientes.

Lo que pretendo es mencionar algunos aspectos que debemos considerar cuando la persona consume algún psicofármaco y que por supuesto podrá afectar en su proceso de recuperación física, mental y emocional.

En primer lugar las personas deben saber que cualquier psicofármaco debe ser recetado por un médico - psiquiatra, quien analizará si la persona requiere o no de medicamentos, y si los requiere, hará el seguimiento correspondiente, especialmente por los múltiples efectos secundarios que suelen aparecer. En este punto me atrevo a decir que muchas personas no requieren necesariamente utilizar psicofármacos, ya que para el uso de los mismos debe existir un trastorno mental que afecte sobremanera la vida diaria de la persona, lo que pasa es que en muchos casos las personas no quieren experimentar ninguna emoción negativa en sus vidas, no quieren experimentar dolor de ningún tipo; así, no debiéramos evitar o anestesiar dichas emociones, sino aprender formas de gestionarlas y regularlas, esto por supuesto se aprende en psicoterapia.

En este punto debo también mencionar que la psicoterapia no es un trabajo fácil ni para el paciente ni para el psicoterapeuta, requiere mucha constancia, paciencia y motivación. La buena noticia es que la psicoterapia, a diferencia de los psicofármacos, es un trabajo a largo plazo, es decir que la persona aprenderá a desarrollar estrategias que le permitan afrontar los diferentes problemas de la vida y no solo se tratará de un alivio inmediato o simplemente de un proceso de anestesiado cognitivo y emocional que requiera más dosis en cada recaída, de lo que se trata es que la persona aprenda a levantarse sola.

Muchos se preguntarán qué pasó con mi paciente, pues les diré que ella no tomaba ningún psicofármaco a pesar de que su médico, quien no era psiquiatra, le recetó fluoxetina (psicofámarco para la depresión), ella estaba desarrollando un cuadro de estrés postraumático por la cirugía. Pienso que su hijo, quien estudia psicología, acertadamente le supo dar un buen consejo, y mi paciente aceptó el reto del trabajo duro que supone hacer psicoterapia, aceptó el reto de buscar soluciones a largo plazo depositando su confianza en ella misma como el principal recurso de su recuperación.

NOTA: para cualquier consulta o comentario te puedes contactar

con Claudia Méndez Del Carpio, responsable de la columna, al correo electrónico claudiamen@hotmail.com o al teléfono/whatsApp 62620609. Visítanos en Facebook : LECTURAS SUTILES



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « REVISTA ASí »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa