Cochabamba, miércoles 19 de septiembre de 2018

En 51 cárceles del país hay 714 privados de libertad de unas 20 nacionalidades

La mayoría de internos es de Perú. El delito más común es el tráfico de sustancias controladas. Del total, 76 son mujeres y 638 varones. El 71% no tiene sentencia.
| SULEMA MEZA TIGA WhatsApp: 678598470 | 19 agos 2018

Jorge López, director nacional de Régimen Penitenciario. OPINION

En 51 cárceles y carceletas, ubicadas en las capitales y provincias del país, hay 714 privados de libertad de al menos 20 nacionalidades. Del total, 76 son mujeres y 638 varones.

Los datos corresponden a los seis primeros meses de la presente gestión.

El director nacional de Régimen Penitenciario, Jorge López, informó que la población de extranjeros en los recintos carcelarios del país se mantiene en los últimos tres años.

Actualmente, representa el 3.76 por ciento de los 18.966 internos que hay en todo el país. Ese porcentaje es similar en los últimos tres años.

En 2016, el número de reos de otras nacionalidades era de 584 y representaba el 4 por ciento de internos del país, de acuerdo con los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

En ese entonces, el total era de 14.220 personas en las cárceles, entre detenidos preventivos y con sentencia. De los 584, 257 estaban en Santa Cruz, en La Paz había 176, y en Cochabamba, 48.

PERUANOS

López informó que la mayoría de los presos extranjeros es de Perú, con 209, le siguen los colombianos,con 177 y Brasil, con 113.

Hay 63 de nacionalidad argentina; 50 de Chile; 34 de Paraguay; y 14 de Ecuador. Al grupo de suman 54 que son de México, Turquñia, España, República Dominicana, Nigeria, Sudáfrica, Portugal, Alemania, Holanda, Italia y Cuba.

El mayor delito que comete esa población es el tráfico de sustancias controladas, con el 37 por ciento ; robo agravado, con el 28 por ciento ; asesinato, con el 7 por ciento . El restante 28 por ciento es por violación a menores, estafa, tentativa de homicidio y lesiones graves.

Los internos de otros países también sufren retardación de justicia, una muestra es que apenas el 71 por ciento tiene sentencia, solo el 29 por ciento tiene condena ejecutoriada.

IGUALES

López manifestó que todos los privados de libertad, bolivianos y extranjeros, son juzgados con las mismas normas y reciben condenas iguales por los delitos cometidos. “Al entrar a un centro penitenciario, reciben el mismo trato, no existe ninguna diferencia”.

Explicó que tienen derecho a participar en todos los programas de reinserción y también a las terapias que se realizan en los centros de reclusión del país.

Si no tienen ayuda de un abogado y carecen de recursos económicos para contratar a uno para que los defienda en sus procesos, Régimen Penitenciario se encarga de pedir uno a Defensa Pública.

Asimismo, todos los presos reciben tratamiento médico y, si es necesario, son llevados a centros de salud para que sean atendidos con prontitud.

“Tenemos tratados y convenios para trasladar a presos que tengan condena. Ellos (de otras nacionalidades) pueden beneficiarse para cumplir sus sentencias en su país de origen”.

Añadió que para acceder a esa opción, las autoridades de Régimen Penitenciario piden una serie de documentos e informes que van desde los documentos de identidad del detenido, hasta peritajes sicológicos y sociales.

Indicó que, si los presos cumplen los requisitos exigidos, se realiza un trámite para que, mediante Cancillería, sean trasladados a su país.

Esos convenios están vigentes con Chile, Argentina, Brasil, Canadá, Perú y Ecuador, y con varios países de Europa. Ahora, están trabajando con España, Estados Unidos, México, Paraguay y Cuba para que los recluidos de esas naciones tengan ese beneficio.

EN OTROS PAÍSES

Según una públicación del periódico peruano El Comercio del 14 de agosto del presente año, en las cárceles de ese país había 1.683 detenidos extranjeros en 66 recintos penitenciarios, hasta ese día. En 2017, estaban detenidos 1.751 ciudadanos de 65 nacionalidades. En 2016, fueron más de 1.800.

En Chile, en 2017, habían 3.100 internos de otras nacionalidades, mientras que en 2016 eran más de 2.600.

En Argentina, en 2017, las cárceles de ese país tenían a 3.942 presos extranjeros. Del total, 653 de nacionalidad boliviana.

En 2016, estaban detenidos 2.342 ciudadanos de diferentes países del mundo.

Se mantiene

En los últimos tres años, se mantiene el porcentaje de reclusos extranjeros en las cárceles de todo el país, según datos de Régimen Penitenciario.

95

Reclusos

En seis de las siete cárceles que hay en el departamento de Cochabamba guardan detención 95 personas de nacionalidad extranjera.

La mayoría, 41 son peruanos que están acusados de diferentes delitos.

Gobernaciones invierten Bs 2.920 al año para prediario de cada preso de otro país

Las gobernaciones del país invierten 2.920 bolivianos al año para el pago del prediario de cada recluso extranjero que está en algún recinto carcelario de su jurisdicción.

El 24 de diciembre de 2013, se aprobó el Decreto Supremo Nro.1854 que “ tiene por objeto establecer “que las entidades territoriales autónomas departamentales son responsables del pago total de los gastos por prediarios de todas las personas privadas de libertad ubicadas en su departamento”. Desde enero de 2014, el pago para que los internos se alimenten dentro de los penales está a cargo de los gobiernos departamentales. Antes, era cubierto por las arcas nacionales.

El monto destinado para cada interno es de ocho bolivianos al día. Esa asignación se mantiene desde hace seis años.

El pago es el mismo para los privados de libertad bolivanos y para los de otras nacionalidades.

Los reclusos manifestaron a este medio de comunicación que ese pago “no es puntual” y que, en el mejor de los casos, lo reciben cada 45 o 50 días.

Si bien el pago, ahora es asumido por las gobernaciones, es Régimen Penitenciario la entidad que se encarga de recbir el desembolso y tramitar la entrega directa a los presos de las diferentes cárceles del departamento.

En la presente gestión, la Gobernación de Cochabamba aprobó un presupuesto de 8.9 millones de bolivianos para pagar los prediarios a los internos de siete penales (El Abra y San Pedro (Sacaba), San Sebastián Mujeres, San Sebastián Varones y San Antonio(Cercado), San Pablo(Quillacollo) y el Centro de Rehabilitación de Arani.

El año pasado, el monto fue de 8.2 millones de bolivianos.



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « INFORME ESPECIAL »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa