Cochabamba, viernes 16 de noviembre de 2018

95 extranjeros están detenidos en seis cárceles de Cochabamba

Del total que tiene registrado Régimen Penitenciario, la mayoría, 41, es de nacionalidad peruana. La segunda población más elevada es la colombiana, con 19 privados de libertad.
| SULEMA MEZA TIGA WhatsApp: 67598470 | 19 agos 2018



Seis de las siete cárceles más grandes del departamento tienen a 95 privados de libertad extranjeros, según datos proporcionadoS por Régimen Penitenciario de Cochabamba.

La mayoría de los reclusos, es decir 41, son de nacionalidad peruana, mientras que en segundo lugar están los colombianos con 19, seguidos de los chilenos que son 10.

Hay presos de 12 nacionalidades de Sudamérica, Centroamérica, Europa y de Africa.

Los privados de libertad son de Perú, Colombia, Brasil, Chile, Cuba, Aregentina, Italia, Ecuador, República Dominicana, España y Sudáfrica.

El penal de San Sebastián Varones es el que concentra a la mayoría de ciudadanos de otros países que han cometido algún delito.

La directora regional de Régimen Penitenciario, Tatiana Aguilar, informó que la mayoría de los reclusos cometieron los delitos de tráfico de sustancias controladas, robo agravado, violación y estafa.

Tal como sucede en el caso de los presos bolivianos, los extranjeros también son víctimas de la retardación de justicia.

IGUALES

La autoridad manifestó que los privados de libertad extranjeros tienen el mismo tratamiento que los bolivianos.

Son juzgados con las mismas normas, reciben iguales condenas, “no existe ninguna diferencia, ni mucho menos reciben algún trato diferenciado a lo largo del proceso”.

Tienen acceso a los programas de reinserción, educación y pueden participar en las diferentes actividades que se realizan al interior de los penales.

“Considerando que están solos, es decir, que la mayoría no tiene cerca a sus familiares, tratamos de involucrarlos en todo”, dijo Aguilar.

Añadió que existen algunos casos en que los reclusos no quieren compartir con el resto. “No podemos obligarlos porque la participación es voluntaria”.

Indicó que, así como son juzgados y sancionados con las mismas penas privativas de libertad, los internos extranjeros también pueden recibir los beneficios penitenciarios que derivan del cumplimiento de algunos requisitos. Por ejemplo, del extramuro que consiste en permitir al preso salir a trabajar o estudiar desde las 07:00 horas para retornar al penal a las 19:00.

También puede salir en libertad si es que cumplen las dos terceras partes de la condena.

Otro de los beneficios es que puede acceder al indulto y perdón presidencial, si es que reúne las exigencias delimitadas en el decreto respectivo.

Aguilar aseguró que no permiten que se den casos de discriminación dentro de los penales.

“Tenemos instrucciones expresas para que los ciudadanos extranjeros privados de libertad reciban el mismo trato que el resto de la población”, manifestó.

Acotó que los presos bolivianos y los extranjeros tienen que cumplir las mismas obligaciones dentro de los recintos carcelarios, pero también están en condiciones de exigir respeto a sus derechos humanos y legales.

PREDIARIOS

La Directora de Régimen Penitenciario informó que todos los internos sin excepción reciben un prediario de 8 bolivianos al día.

Con esos recursos económicos pueden alimentarse y cubrir otras necesidades básicas.

En las cárceles, normalmente, hacen lo que se denomina una olla común (cocinan para todos en una) y todos los que aportan con sus prediarios pueden alimentarse de ella tres veces al día.

Por su parte, algunos internos extranjeros manifestaron a este medio de comunicación que no puden vivir con tan poco dinero que, además, ni siquiera llega a tiempo, ya que el pago no se realiza de forma mensual, sino que, en muchos de los casos, las autoridades hacen el deposito después de un mes y medio o más.

“Tenemos que ser sirvientes de otros presos. Hacemos las cosas que ellos no quieren realizar. lavamos ropa, baños, pisos, limpiamos celdas para ganar algo más y pagar nuestras necesidades”, señalaron los privados de libertad.

Añadieron que otros se ven obligados a ser “taxis” (personas que hacen los mandados y que aprovechan las visitas a los penales para ofrecerles mesa, sillas y comida a cambio de una moneda).

ABOGADOS

Aguilar manifestó que los presos del exterior del país también reciben apoyo de un abogado de Defensa Pública si es que no tienen dinero para contratar uno o si es que sus consulados no les dan ese apoyo.

Normalmente son los mismos reclusos o sus familiares los que pagan los servicios de un abogado para que los asista durante el proceso penal e, incluso, después de recibir una sentencia.

Existen algunos casos en que las autoridades consulares les pagan un defensor que se encarga de esos casos.

Asimismo, hacen seguimiento cercano sobre la situación de sus connacionales para ver de qué forma más pueden ayudarlos a que tengan un juicio y una sentencia justa.

La Directora de Régimen Penitenciario sostuvo que, cuando un extranjero recibe una sentencia, los juzgados están en la obligación de notificar la decisión del administrador de justicia a los consulados o embajadas, dependiendo del caso.

“Les informan para que hagan el seguimiento respectivo y, si fuera el caso, puedan tramitar el traslado de algunos sentenciados a su país de origen para que cumplan su sentencia”.

Iguales

Las normas legales en el país señalan que todos las personas extranjeras que hayan cometido delitos son juzgadas como cualquier otro ciudadano de origen boliviano.

3 Ecuatorianos

En dos cárceles cochabambinas hay tres detenidos de nacionalidad ecuatoriana.Dos están en San Sebastián Varones y uno en El Abra.

Están comprometidos con delitos relacionados al tráfico de sustancias controladas, robo agravado y violación, entre otros.

La mayoría no tiene sentencia ejecutoriada.





TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « INFORME ESPECIAL »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa