Cochabamba, domingo 18 de noviembre de 2018

Alimentos que agravan tu dolor de cabeza

No le ocurre a todo el mundo pero, en ciertos casos, el malestar puede venir provocado por determinados alimentos. 
RedacciÓN/SABERVIVIR | | 16 agos 2018



Algunas personas son especialmente sensibles a determinados compuestos que se encuentran en los alimentos y que pueden desencadenar dolor de cabeza.

Si es tu caso, muchas veces la solución pasa, simplemente, por eliminarlos o sustituirlos por otros.

El glutamato y las cefaleas: la lista de alimentos en la que se encuentra el glutamato monosódico, un potenciador del sabor que se relaciona con la migraña y con otros problemas de salud, es larguísima. Cuanto más natural sea tu alimentación, más alejarás este aditivo tan perjudicial.

En las etiquetas, puedes detectar el glutamato monosódico bajo alguno de estos nombres: E-621, levadura autolizada, caseinato de calcio, saborizantes, ácido glutámico, proteína hidrolizada, proteína texturizada, caseinato de sodio, extracto de levadura y aroma de malta.

El azúcar: en algunas personas genera dolor de cabeza ya que este provoca que la glucosa en la sangre suba y baje rápidamente.

Pero no solo eso, también origina cambios en hormonas que afectan a los vasos sanguíneos del cerebro, lo que puede desencadenar cefalea.

La cafeína del café, el té o el mate: estos pueden actuar como detonante de una migraña en personas con sensibilidad a esta sustancia.

Ahora bien, es un arma de doble filo, en algunas personas ayuda a reducir el dolor porque actúa como vasoconstrictor. No todas las variedades de café contienen la misma cantidad de cafeína.

El queso viejo y el vino tinto: Esta pareja tan común cuando sales de tapas es una gran fuente de tiramina.

Esta sustancia, de la misma familia que la histamina (aminas vasoactivas), puede dar dolor de cabeza en personas que tienen un déficit de enzima DAO, justo la encargada de metabolizar la tiramina.

¿Te sienta peor el blanco? Si cenas con vino blanco y al día siguiente tienes resaca la razón no es solo la tiramina, sino los sulfitos, unas sustancias químicas que abundan más en el vino blanco.

El poder de comer nueces



Somos lo que comemos y cada vez estamos más concienciados de que nuestros alimentos tienen un efecto enorme en nuestro cuerpo de formas que ni siquiera nos imaginábamos hace unos años. La naturaleza, en su inmensa sabiduría, nos proporciona alimentos que pueden ayudarnos a reducir el colesterol, prevenir enfermedades o hacer que nos sintamos mejor física y mentalmente. Ese es el caso de las nueces, ese fruto seco monospermo de cáscara dura y sabor ligeramente amargo. Este fruto, proveniente del nogal, es de sobra conocido como un alimento saludable y rico en proteínas e hidratos.

Ayuda en habilidades neuronales, a tener un corazón sano disminyendo en un 49 por ciento la posibilidad de sufrir un ictus o accidente vascular cerebral, mejora el humor y disminuye la barriga, es un super antioxidante y tiene efectos protectores contra el alzhéimer.



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « SALUD »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa