Cochabamba, martes 25 de septiembre de 2018
Las cooperativas son la alternativa

Menos del 1 por ciento de mujeres accede al servicio de cuidado de niños

| | 13 agos 2018

Niños de la cooperativa artesanal “Unidas para Vivir Mejor” .

Un estudio de La Organización de Naciones Unidas Mujeres, que incluyó a 31 países del hemisferio sur, concluyó que menos del 1 por ciento de las mujeres que viven en situación de pobreza tienen acceso a servicios de cuidado de niños. Otro estudio realizado en 2016 por la red global “Mujeres en Empleo Informal: Globalizando y Organizando” (WIEGO, por sus siglas en inglés) destacó que la falta de acceso a prestaciones de maternidad y a servicios de cuidado de niños de calidad ocasiona que las mujeres trabajadoras de la economía informal realicen un trabajo más inseguro, poniendo en peligro la seguridad de sus ingresos y el bienestar de sus hijos, ya que se ven obligadas a trabajar y a prestar cuidados el mismo tiempo.

Recientemente, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y WIEGO publicaron un documento que destaca la eficacia del modelo cooperativo en la prestación de servicios de cuidado y, por lo tanto, la creación de oportunidades de trabajo decente para los trabajadores de la economía informal, muy especialmente las mujeres.

Las mujeres ocupan las formas más vulnerables de empleo dentro de la economía informal, desempeñando funciones como trabajadoras industriales externas, trabajadoras a domicilio, y trabajadoras familiares no remuneradas, y sus necesidades de cuidado como trabajadoras se ignoran y desatienden, especialmente las vinculadas a los servicios de cuidado de sus hijos.

En este contexto, el documento concluye que "las cooperativas establecidas y dirigidas por trabajadores de la economía informal son una solución para atender las necesidades de cuidado de las mujeres trabajadoras, al tiempo que ayudan a proteger los derechos laborales de los cuidadores de la economía informal". Agrega que las cooperativas "pueden formar parte de estrategias y políticas públicas para redistribuir el trabajo de cuidado, a fin de que no recaiga desproporcionadamente en las mujeres y las niñas" y que las iniciativas promovidas por cooperativas en materia de cuidados "contribuyen a crear oportunidades de empleo para las mujeres, al tiempo que permiten a las mujeres trabajadoras de la economía informal disponer de más tiempo y más recursos".

Para llegar a estas conclusiones el documento se apoya en el estudio de iniciativas promovidas por cooperativas en América Latina: la Unidad Municipal de Educación Infantil (UMEI) constituida por la Cooperativa Asmare, Associação dos Catadores de Papel, Papelão e Material Reaproveitável, de Belo Horizonte, Brasil, que presta servicios de cuidado de día a más de 80 niños de 0 a 5 años de edad; y el Programa de Centro Infantil establecido por la cooperativa artesanal “Unidas para Vivir Mejor” (UPAVIM) de Villa Nueva, Guatemala, en el área metropolitana de la capital del país, que brinda servicios de cuidado de día y educación preescolar para niños de entre 54 días y 6 años de edad y gestiona un Centro de Aprendizaje Alternativo que opera como escuela primaria para niños de jardín de infantes a sexto grado.

Luego del estudio de casos, el documento afirma que "las cooperativas de cuidado de niños están atendiendo una necesidad insatisfecha debido a la falta de servicios públicos (…) y al alto costo que representan los centros privados de cuidado de niños con ánimo de lucro para los trabajadores de la economía informal. Las cooperativas de cuidado de niños proponen un modelo diferente de los servicios públicos de cuidado de niños, con o sin ánimo de lucro, ya que se centran en la gobernanza democrática y la rendición de cuentas entre los miembros de la cooperativa y los padres que utilizan el servicio".

www.aciameicas.coop



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « COBOCITOS »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa