Cochabamba, martes 23 de octubre de 2018

¿Y si me pica una avispa o una abeja?

No conviene agredir a las atacantes porque lanzan una feromona que capta a otros de la colmena y se puede producir un ataque en grupo.
MADRID/EFE PILAR GONZÁLEZ MORENO Y CRISTINA YUSTE | | 02 agos 2018



Lamentablemente no hay manera de saber si uno es alérgico a las picaduras de avispa o abeja (himenópteros) hasta que éstas te hayan atacado, pero ¿cómo actuar si te pican y tienes una reacción alérgica? Te contamos cómo proceder.

Primero, advertir de que en la mayoría de los casos, las picaduras de himenópteros no produce una reacción alérgica grave que desemboque en una crisis anafiláctica y ponga en peligro la vida de las personas, aunque se haya dado la circunstancia reciente de tres muertes en Galicia a lo largo de una semana.

Solo entre un 3 y un 4 por ciento de los españoles sufre reacciones alérgicas generalizadas frente a venenos de avispas y abejas, informan la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC) y la Sociedad Gallega de Alergología e Inmunología Clínica (SGAIC).

Esto supone que entre 15 y 20 personas podrían fallecer cada año por esta causa.

Pero…¿Qué hacer si te pican?

La doctora Arantza Vega, coordinadora del Comité de Himenópteros de la SEAIC y alergóloga del Hospital Ruber Internacional y del Hospital Universitario de Guadalajara, han contado a EFEsalud cómo hay que proceder:

“Si se trata de una picadura de abeja lo primero es retirar el aguijón cuanto antes, con cuidado de no presionar el saco del veneno”.

Cuando es el caso de una avispa -que no deja aguijón- se debe limpiar la herida y poner hielo porque disminuye la inflamación y la absorción del veneno.

Si la persona empieza a notar síntomas como urticaria, dificultad para respirar, mareos o pérdida de conciencia, debe ir lo más rápidamente posible a urgencias.

“Si se trata de alguien que ya ha sufrido reacciones previamente, porque le han picado con anterioridad, necesita ir siempre acompañado de la medicación que le haya recetado su alergólogo”.

Cómo saber si eres alérgico

No se dispone de una prueba que, aplicada a la población general, determine qué individuos manifestarán alergia tras la picadura de cualquier himenóptero.

De acuerdo con la doctora Vega, no hay manera de saber a priori si uno es alérgico: “no hay prueba que pueda predecirlo”.

“Lo que hacemos cuando alguien ha tenido una reacción alérgica a estas picaduras es realizar unas pruebas para buscar los anticuerpos frente al veneno”.

Pero la existencia de los anticuerpos aislada no indica nada si no ha habido ninguna picadura. “Es decir, se pueden fabricar esos anticuerpos y no desarrollar nunca alergia”.

¿Y los apicultores?

Según la experta, “en la alergia al veneno de los himenópteros, lo que prima es el grado de exposición, cuanto más expuesto estás a las picaduras más posibilidades tienes de hacerte alérgico, por eso las personas que más alergia desarrollan a este veneno suelen ser los apicultores, aunque depende de la cantidad de picaduras que sufran al año”.

Es decir un apicultor que recibe más de 200 picaduras es excepcional que desarrolle alergia al veneno de abeja, “pero los que padecen pocas, por ejemplo unas 50 al año, tienen más posibilidades de sensibilizarse o hacerse alérgicos”.

Reacciones distintas



La influencia de los cofactores

La gravedad de una reacción depende de la persona: “hay personas que tienen una alergia que es la que le provoca síntomas de mucha intensidad y a otros síntomas más leves”.

“Pero existen también lo que nosotros llamamos cofactores, hay circunstancias asociadas a la picadura que pueden hacer que sea más severo, o hay determinadas personas en las que cabe mayor gravedad”.

“Por ejemplo, las picaduras pueden ser más graves si la persona es anciana, o si tiene enfermedades cardíacas asociadas”.

También si la persona no ha dormido y ha hecho mucho ejercicio, la reacción ante una picadura puede ser más severa”.

¿Hay vacuna?

Todas las personas que han sufrido alguna reacción aunque sea leve deben acudir siempre al alergólogo, defiende la especialista.

“Sucede que en muchas ocasiones, las personas que sufren una reacción alérgica grave no son enviadas a un alergólogo y, por tanto, no reciben un correcto diagnóstico y tratamiento con el riesgo que implica el presentar una nueva reacción”.

“El alergólogo puede por ejemplo creer necesario que esa persona sea vacunada, porque la vacuna protege hasta el 90 por ciento de los casos, tanto de veneno de avispa como de abeja”.

“Es uno de los tratamientos más eficaces que existen para que un alérgico deje de serlo y esté protegido”.

“Siempre decimos que la persona debe llevar una medicación de rescate, si ya ha sufrido alguna reacción, y la medicación de rescate más importante en una anafilaxia es la de adrenalina en auto inyector, que actúa en menos de dos minutos. Cualquier persona se la puede administrar en el muslo sin tener conocimiento médico alguno. Si la reacción es leve, la persona puede tomar antihistamínicos o corticoides”.

¿Alérgica a todas las avispas?

“Normalmente la gente es alérgica a un insecto concreto, el que es alérgico a la abeja no tiene porqué serlo a la avispa y viceversa y dentro de las avispas hay gente que es alérgica a la avispa común , y otros a la avispa papelera, o al avispón.

Algunas personas que pueden ser alérgicas a varios venenos, pero eso es la excepción”.





TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « SALUD »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa