Cochabamba, sábado 18 de agosto de 2018

Kolinda Grabar-Kitarovic: luces y sombras de la mujer del momento

En el año 2017 la revista Forbes incluyó a Kolinda Grabar-Kiratovic en el puesto 39 de las mujeres más poderosas del mundo. Una posición que se ha ganado gracias a su carrera política, que empezó en el año 1992 y que culminó en el año 2015, tras ganar las elecciones en su país y convertirse en la primera mujer presidenta de Croacia.
| | 22 jul 2018

Ni la segunda estrella conquistada por Francia, ni el VAR, ni tan siquiera Putin… el verdadero protagonismo del Mundial de Rusia 2018 se lo llevó una mujer: la presidenta de Croacia, Kolinda Grabar-Kiratovic. Con su espontaneidad en las gradas y en el palco presidencial, con sus abrazos a vencedores y vencidos tras la final, con sus lágrimas al ver como Luka Modric era elegido el Mejor Jugador del Torneo y, sobre todo, con ese atuendo ajedrezado vistiendo la bandera de su país.

Ya desde los primeros encuentros empezó a llamar la atención de sus compatriotas al comprar sus entradas, viajar en clase turista y ver los partidos desde la grada como cualquier otra aficionada más.

Con todo esto, no tardó en empezar a llamar la atención de los aficionados que se preguntaban quién era esa mujer tan espontánea y natural que dio toda una lección de deportividad con sus abrazos a los franceses y hasta al equipo arbitral durante la ceremonia de premiación.

Su popularidad llegó hasta tal punto que empezaron a difundirse por Internet una supuestas fotografías suyas en un minúsculo bikini, aunque al final se acabó demostrando que no era ella, sino una modelo estadounidense.

Su brillante carrera

Como descibre el periodista Juan Ramón López en El Confidencial, Kolinda nació en Rijeka, el 29 de abril de 1968 y es hija de los dueños de una carnicería. Cuando estudiaba secundaria entró en un programa de intercambio de estudiantes y se marchó a Los Álamos, en Nuevo México (Estados Unidos), donde se graduó en 1986. Una vez de vuelta en su país, terminó sus estudios en la Universidad de Zagreb, en 1992, con una triple licenciatura en Inglés, Español y Literatura. En realidad habla cuatro idiomas y comprende dos más (otros elevan el número a siete en total). Además, realizó un Máster en Relaciones Internacionales y recibió una beca Fullbright, lo que da un muestra de su excelencia académica y su inteligencia.

Su carrera política comenzó en 1992 cuando se convirtió en la asesora del Departamento de Cooperación Internacional del Ministerio de Ciencia y Tecnología y un año más tarde se incorporó a su partido. Tendría que pasar una década para que fuera nombrada ministra de Asuntos Exteriores y, dos años después, este ministerio se fusionó con otro y pasó a llamarse Ministerio de Asuntos Exteriores y Europeos. En marzo de 2008 fue nombrada embajadora de su país en Estados Unidos.

Escalón tras escalón

No todo fue fácil en su carrera, porque en 2010 se descubrió que su marido, Jakov Kitarović, con quien se casó en 1996 en la iglesia de San Andrés en Braku, estaba utilizando un coche de la embajada con fines personales. Fue un escándalo de dimensiones pequeñas, que se clarificó después de una investigación interna del Gobierno, y ella misma pagó los gastos generados por esta infracción.

Pese a este revés, fue subsecretaria general de diplomacia pública en la OTAN entre los años 2011 y 2014. Y su ascensión definitiva se produjo cuando el 19 de febrero de 2015 se convirtió en la primera mujer en presidir su país, después de ganar la segunda vuelta de los comicios. l

APOYO MATRIMONIAL

Su marido, nacido el 4 de octubre de 1968, es empresario, pero en un momento de su vida, en el que la carrera de Kolinda era emergente, no tuvo ningún reparo en quedarse en casa cuidando de sus hijos. Licenciado en la Facultad de Estudios Marítimos de Rijeka, retomó su carrera profesional cuando su mujer resultó elegida presidenta.





TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « REVISTA ASí »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa