Cochabamba, sábado 18 de agosto de 2018

Bombillas, un peligro para tu cuerpo

Las pajitas de plástico son los nuevos enemigos del medioambiente, causan mucha contaminación; además de problemas en la salud humana.
TEXTOS: CHRISTY BRISSETTE WASHINGTON POST EN INFOBAE | | 22 jul 2018



Hasta ahora, cada vez que pides una bebida fría en un restaurante o para llevar, te dan unas bombillas (sorbetes) y no lo piensas dos veces. Esto esta cambiando en varios lugares del mundo. Seattle en Estados Unidos es la última ciudad en unirse a una campaña para prohibir las pajitas de plástico. McDonald´s en el Reino Unido y KFC en Singapur también han servido sus últimos popotes.

Varios gobiernos y empresas en el mundo están tomando esta acción debido al asombroso volumen de desechos generados por algo que la mayoría de la gente no necesita: se estima que el 7.5 por ciento del plástico del ambiente proviene de absorbentes y bombillas para agitar las bebidas, según un análisis del grupo de investigación sobre la contaminación llamado Better Alternatives Now, que basa sus resultados en la basura recogida por voluntarios a nivel mundial.

Un informe reciente del Foro Económico Mundial proyecta que para el año 2050, el plástico en los océanos superará a los peces.

Si eso no es lo suficientemente persuasivo, existen razones menos conocidas relacionadas con la salud para deshacerse del pequeño tubo de plástico. Estas son algunas de las preocupaciones.

GAS E HINCHAZÓN

El sorbo de una bombilla lleva aire al tracto digestivo. Esto puede causar síntomas incómodos, como gases e hinchazón.

“Muchas personas que experimentan estos síntomas tienen la costumbre de beber con frecuencia de un absorbente. Algunos de mis pacientes han experimentado mejoras significativas al deshacerse de pajitas, así como reducir otros dos hábitos que introducen aire en el tracto digestivo: tomar bebidas carbonatadas y mascar chicles”, explica Christy Brissette, especialista en Nutrición.

CARIES

Beber bebidas azucaradas o ácidas a través de una bombilla puede aumentar la proba-bilidad de caries.

Los sorbetes envían una corriente concentrada de líquido hacia una pequeña área de los dientes, lo que puede erosionar el esmalte y causar caries en los dientes.

Se podría evitar el riesgo de caries si se colocan detrás de los dientes, en la parte posterior de la garganta, aunque este enfoque no es realista ni cómodo para la mayoría de las personas.

PRODUCTOS QUÍMICOS

La mayoría de las pajitas de plástico de un solo uso están hechas de polipropileno, un tipo de plástico comúnmente hecho de petróleo. Se cree que el polipropileno es seguro para los alimentos en cantidades aprobadas por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, Estados Unidos).

Pero hay evidencia de que los químicos de polipropileno pueden filtrarse en líquidos y pueden liberar compuestos que podrían afectar a los niveles de estrógeno, especialmente cuando están expuestos al calor, las bebidas ácidas o la luz ultravioleta.

Más establecido está el hecho de que los plásticos degradados que se encuentran en el océano son ingeridos por la fauna marina, ascendiendo en la cadena alimenticia y quizás terminando en la mesa. Por lo tanto, no solo los plásticos pueden dañar a los animales en el medioambiente, piensa no solo en la tortuga marina con la pajita en la nariz, sino en los químicos tóxicos que contiene que pueden dañarnos a todos.

ARRUGAS

El uso regular de sorbetes también puede conducir a las mismas arrugas que los fumadores tienen alrededor de la boca. Estas "líneas de fruncimiento" podrían persuadir a las personas a dejar de usar pajitas.

CONSUMO EXCESIVO DE AZÚCAR

Se ha argumentado que beber líquidos como refrescos a través de una pajita podría contribuir al consumo excesivo de azúcar. La idea es que estas provcocan que tragues un mayor volumen de líquido de forma mucho más rápida que si lo hicieras en un vaso o una taza. Además, las personas no son muy precisas sobre la estimación de la cantidad de líquido que absorben, especialmente si se distraen con una película o una pantalla de teléfono inteligente.

La idea de que beber alcohol a través de un sorbete conduce a una intoxicación más rápida es otra teoría que se ha repetido a menudo. Al igual que la teoría del exceso de azúcar, es popular pero no comprobada.

Culpar a una pajita por el exceso de consumo de azúcar es como culpar a un tenedor por el aumento de peso.

ADVERTENCIA

La nutricionista Christy Brissette estaría a favor de eliminar las pajitas. Pero con una advertencia. Deberían estar disponibles para personas con discapacidades que realmente las necesitan.

“En mi trabajo estoy rodeada de pacientes con afecciones neuromusculares y otras dificultades, y he visto cómo los sorbetes pueden permitir una mayor independencia cuando se toman bebidas. Las pajitas de papel no son lo suficientemente fuertes para algunas de estas personas, por lo que las prohibiciones de las pajitas de plástico podrían dificultarles la vida (...) l



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « REVISTA ASí »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa