Cochabamba, viernes 17 de agosto de 2018

181 mil personas tienen más de 65 años y no dejan sus sitios laborales

La Paz es el departamento con más adultos mayores asalariados. En el ámbito público, gran parte de los que se mantienen en sus puestos son maestros o administradores.
| DAYANA FLORES A. Twitter: @DayanaOpinion | 22 jul 2018



Tienen más de 65 años, transcurren la última etapa de su vida y continúan cumpliendo jornadas laborales. Si bien a esa edad algunos aún tienen alta expectativa de vida, la mayoría atraviesa por una degeneración física que provoca, entre otras cosas, un bajo rendimiento laboral.

Hasta marzo de esta gestión, se contabilizó que en Bolivia hay 181.874 adultos mayores que actualmente están ocupando puestos laborales en el ámbito público, privado e independiente, a pesar de que ya son aptos para jubilarse, de acuerdo con la información remitida por las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP) al Ministerio de Economía y Finanzas Públicas.

De la cifra total de asalariados que son adultos mayores, 74.434 trabajan en el ámbito público, 58.179 en empresas privadas y 49.261 se desenvuelven de forma independiente.

Los ámbitos laborales en los que los mayores de 65 años preservan sus puestos son sobre todo la administración pública, educación, salud y las casas superiores del estudio.

Por ejemplo, entre el personal de la administración pública del país hay más de 36 mil adultos mayores. En el rubro educativo, hay 17.319 funcionarios que ya tienen edad para jubilarse, pero aún están activos. Lo propio sucede en el área de la salud, que tiene en sus filas a 4.027 mayores, de acuerdo con las cifras remitidas por el Ministerio de Economía y Finanzas Públicas a este medio de comunicación.

DEPARTAMENTOS

El 81 por ciento de los asalariados que supera los 65 años de edad tiene una fuente de empleo en algún departamento del eje troncal del país (La Paz, Cochabamba y Santa Cruz).

Entre los tres, La Paz es el departamento que más adultos mayores asalariados aglutina, 90.354 específicamente.

Después de ese departamento, Santa Cruz tiene más empleados adultos mayores, 34.275, y en tercer lugar está Cochabamba, con 22.764.



DETALLES

El presidente Evo Morales reveló, a fines de 2017, que ciertos empleados mayores de edad acuden a sus fuentes laborales con ayudantes a los que pagan de sus sueldos. Mientras, tanto, ellos duermen.

Hay varios casos en los que los trabajadores de más de 65 años destacan por su bajo rendimiento. Por ejemplo, algunos llegan tarde a clases, en el caso de los maestros; otros olvidan los nombres de los vecinos, cuando se trata de guardias de seguridad.

No obstante, también hay adultos mayores que, si bien ya están en edad de jubilarse, son conservados por ciertas empresas debido al know how que poseen (término inglés que hace referencia al conjunto de conocimientos técnicos y administrativos que son imprescindibles para llevar a cabo un proceso comercial y que no están protegidos por una patente), así lo especificó el presidente de la Federación de Empresarios Privados de Cochabamba (FEPC), Javier Bellott.

El Presidente de los empresarios indicó que en el ámbito privado hay ciertas personas de la tercera edad que están a cargo del control de procesos importantes y cumplen óptimamente sus funciones, debido a la experiencia que tienen.

DESEMPLEO

Así, entre los más de 181 mil asalariados mayores de 65 años del país hay buenos, regulares, malos y pésimos. Pero, más allá de su desempeño, una de las problemáticas que desencadena su permanencia en sus puestos laborales es el desempleo, especialmente en el ámbito del magisterio.

La Confederación de Maestros Rurales de Bolivia reveló que hay al menos 20 mil profesores adultos mayores en Bolivia y 15 mil profesionales de esa misma área esperando que alguno de ellos se retire para ocupar su puesto.

La falta de empleo, sumada al bajo rendimiento de algunos maestros, promovió que el Gobierno elabore un proyecto de Ley del Ejercicio del Derecho a las Prestaciones de Vejez y Solidaria de Vejez que, en términos simples, daría un plazo a las personas mayores de 65 años de edad que aún están activas laboralmente para que tramiten su jubilación.

No obstante, ese proyecto de ley aún está en debate.

Una vez que sea publicado, en criterio de los expertos, no resolverá el desempleo que hay en el país.

El analista económico y docente de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA) Óscar Heredia explicó que no basta que los adultos mayores dejen sus puestos, pues se necesitan al menos 3.2 millones de fuentes laborales, esa es la cifra de gente que está inactiva actualmente.

En su criterio, se deben de buscar otras alternativas de generación de empleo, como la diversificación de la matriz productiva.

SITUACIÓN

El docente investigador del Instituto de Estudios Sociales y Económicos (IESE) de la Universidad Mayor de San Simón (UMSS) Fernando Salazar puntualizó que el grueso de los asalariados mayores de edad se aferran a sus puestos por cuestiones económicas.

Añadió que las rentas que perciben no se equiparan con sus sueldos. Puntualizó que las personas que sí se jubilaron a la edad correspondiente no se quedaron inactivas, sino que emprendieron actividades económicas. Destinaron el dinero de su liquidación a la compra de mercancías que luego las comercializan en mercados, por ejemplo.

OPINIÓN retrató a adultos mayores que tienen negocios de revistas, verduras, frutas y tostados. Justificaron que el trabajo los mantiene vivos.

RESULTADOS

Según el Ministerio de Economía, durante los 13 años de vigencia de la anterior Ley de Pensiones, hasta diciembre de 2010, se jubilaron aproximadamente 30 mil personas. Mientras que en siete años de vigencia de la nueva normativa, hubo cerca de 90 mil jubilados.

“Menos de siete años de vigencia de la Ley de Pensiones han significado, para quienes han accedido a una pensión solidaria de vejez, incrementos importantes basados en estudios responsables de la sostenibilidad del Fondo Solidario, que financia las mejoras de las pensiones de los trabajadores dentro de los valores establecidos en la escala indicada”.

El Ministerio de Economía precisó que con la nueva escala, la renta “Límite Solidario Mínimo” para un trabajador de cualquier sector laboral con 35 años de aportes se incrementó de 1.400 bolivianos a 1.600; en tanto que la pensión “Límite Solidario Máximo” se elevó de 3.200 bolivianos a 4.200.

1

Proyecto de ley

El Gobierno elaboró el proyecto de Ley del Ejercicio del Derecho a las Prestaciones de Vejez y Solidaria de Vejez, con el objetivo de dar un plazo para que los empleados de más de 65 años de edad tramiten su jubilación.

60 por ciento

De los jubilados del país percibe rentas que no sobrepasan los 3 mil bolivianos, según la Central Obrera Boliviana (COB).





TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « INFORME ESPECIAL »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa