Cochabamba, viernes 17 de agosto de 2018

20 mil maestros están en edad de jubilación y hay 15 mil desempleados

La Confederación de Maestros Rurales de Bolivia, que maneja esas cifras, explicó que los docentes que tienen más de 65 años de edad no dejan sus fuentes de trabajo debido a las ínfimas rentas.
REDACCIÓN/AGENCIAS Twitter: @DayanaOpinión | | 22 jul 2018



Mientras unos maestros se someten a jornadas laborales que rebasan sus capacidades físicas y mentales, otros aguardan una oportunidad laboral para desgastar las energías características de un profesional recién egresado.

Los primeros, de más de 65 años de edad, están dilatando su salida del ámbito laboral por diferentes circunstancias, económicas sobre todo. Mientras que los profesores jóvenes y desempleados ven con desánimo la saturación del magisterio.

De acuerdo con las cifras que maneja la Confederación de Maestros Rurales de Bolivia, en el país hay al menos 20 mil profesores que tienen más de 65 años de edad y aún están activos laboralmente. Detrás de sus puestos hay aproximadamente 15 mil profesionales desempleados.

SITUACIÓN Las consecuencias de esa casi “perpetuación” en el puesto “repercute en la calidad de servicio que presta el trabajador”, así lo indicó el Ministerio de Educación en la aún pausada Ley del Ejercicio del Derecho a las Prestaciones de Vejez y Solidaria de Vejez para Asegurados Dependientes.

“Se observa que el trabajador, por el proceso natural del envejecimiento, ya no cumple de manera satisfactoria y eficiente las tareas y funciones asignadas por el empleador, poniendo en riesgo, inclusive, en algunas situaciones, su propia seguridad y la de su entorno, tal es el caso de los empleados del sector salud, construcción, policial y minero, entre otros ámbitos”, especifica de forma textual el documento.

La normativa mencionada prevé que los asalariados de más de 65 años accedan a los beneficios que ofrece el Sistema Integral de Pensiones (Pensión de Vejez y Pensión Solidaria de Vejez).

El proyecto de ley puntualiza que en el país hay más de 2.1 millones de trabajadores activos que están registrados en el Sistema Integral de Pensiones, tanto dependientes como independientes. Del total, más de 152 mil superan los 65 años de edad (cifra emitida en 2017).

Según la Confederación de Maestros Rurales de Bolivia, la mayoría de los profesores se jubila con un poco más de 3.200 bolivianos de renta, especialmente los que estuvieron más de 35 años en el puesto. El resto está conminado a recibir mensualmente hasta 2 mil bolivianos, por esa razón se aferra a su fuente laboral.

El gremio reconoció que, por encima de los 65 años, es complicado hacerse cargo de un curso conformados por 30 estudiantes, por ejemplo. “Uno ya no se puede desplazar por el aula, duelen las rodillas. Encima, mientras más pequeños son los estudiantes, son mucho más inquietos y uno pierde la paciencia”, explicó una maestra que bordea los 50 años de edad y trabaja en una unidad educativa de Colcapirhua.

LOS DESEMPLEADOS En contraparte, hay 15 mil profesionales del magisterio que aguardan una plaza.

Ese número de profesionales es parte del 4.1 por ciento de la población boliviana desempleada, de acuerdo a datos oficiales.

Los jóvenes que están en edad de insertarse al ámbito laboral representan el 70 por ciento de la gente que habita el país.

Por esa razón, el Gobierno desembolsó 57 millones de dólares, provenientes del Tesoro General del Estado, el Banco Interamericano de Desarrollo y Banco Mundial (BM) para desarrollar un Plan de Generación de Empleo.

Desde la gestión pasada se están firmando convenios con empresas privadas que insertarán a jóvenes de entre 18 y 35 años de edad a sus filas. El Gobierno cubre el 30 por ciento de su salario, porcentaje que incluye los aportes de seguridad social e, inclusive, aguinaldos.

La ejecución de ese plan permitirá que esta gestión el porcentaje de desempleo en Bolivia reduzca a 3 por ciento y se constituya en uno de los más bajo del continente.

MÁS ACCIONES Además de ese plan, la jubilación forzosa que promoverá la Ley del Ejercicio del Derecho a las Prestaciones de Vejez y Solidaria de Vejez para Asegurados Dependientes también generará oportunidades laborales para los jóvenes desempleados.

No obstante, de aplicarse la ley, estarán exentos de ella los asalariados de más de 65 años de edad que sean “autoridades electas, designadas, de libre nombramiento y docentes universitarios”, además de los asegurados dependientes y no dependientes mineros.

30 Días

Si se aplica la Ley del Ejercicio del Derecho a las Prestaciones de Vejez y Solidaria de Vejez para Asegurados Dependientes, los asalariados que están en edad de jubilación tendrán 30 días para iniciar sus trámites.

Excepciones

Los únicos funcionarios que no están obligados a jubilarse aunque tengan más de 65 años con los docentes y las autoridades.

Viven de reemplazos

Los maestros que no consiguen insertarse laboralmente acceden a trabajos temporales reemplazando a sus colegas.

Otros profesionales desempleados que no pueden encontrar empleo en el departamento en el que estudiaron optan por migrar. Así le sucedió, por ejemplo, a una maestra de 30 años que es oriunda de Potosí, pero trabaja en el Trópico de Cochabamba.

“Hasta ahora no puedo acostumbrarme, el calor y la humedad no es lo mío”, contó con desánimo.

Añadió que, para llegar a la escuela donde da clases, se debe viajar en canoa. En el pueblo no hay servicios básicos, como electricidad o agua potable. Los maestros tienen viviendas, pero están incomunicados.

“Es lo que hay”, indicó la maestra y afirmó que continuará en el puesto, pues entrar al magisterio es, de un tiempo a esta parte, “lo más difícil”. “Por eso, si uno consigue ítem, donde sea que te den, es mejor quedarse. Tarde o temprano podrás moverte a otro lugar”.





TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « INFORME ESPECIAL »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa