Cochabamba, sábado 18 de agosto de 2018

Cuando la distancia pone a prueba el amor

Confianza, sacrificio y comunicación son algunas de las claves que tienes que desarrollar para que funcione tu noviazgo a la lejanía.
TEXTO: www.bekiapareja.com | | 15 jul 2018



Que tu novio viva lejos de ti y no puedas verlo a diario o, al menos, varios días a la semana, es una de las situaciones más duras que podrías lidiar cuando tienes una relación. Y es que, aunque discutir nunca es del agrado de nadie, esas pequeñas peleas del día a día siempre se echan de menos cuando te tienes que conformar con disfrutar de tu pareja solo algunos días al mes.

Si esta es tu situación, en esta nota te queremos dar algunos consejos sencillos para que la relación a distancia funcione, el amor crezca cada día y, aunque no puedas tener físicamente a tu chico al lado, sientas que él está muy cerca de ti.

Si sigues estas claves y consigues no perder la paciencia y, sobre todo, evitar tentaciones o intentar autoconvencerte de que ese tipo de re-laciones no funcionan, tu noviazgo podría funcionar... ¡quién sabe si no acabará en boda e hijos!

Y es que, tal y como les contábamos en el artículo, este tipo de noviazgos funcionan cada día con más facilidad gracias, entre otras cosas, a las nuevas tecnologías que permiten estar en permanente comunicación.

1. Confianza. Sin lugar a dudas, este es el aspecto primordial de una relación a distancia. Tienes que confiar plenamente en tu pareja y no dudar de su palabra por dos razones. La primera, porque te volverás loca si estás continuamente pensando que tu pareja te engaña o no te ha contado toda la verdad, porque lamentablemente no podrás comprobar lo que estas sucediendo en ese momento. Y la segunda es que, a raíz de esas desconfianzas, puede surgir un problema de celos que acabe con la relación.

2. Espacio. Parece una tontería pero aunque estén separados por muchos kilómetros, es fundamental que cada uno tenga su espacio personal. Esto quiere decir que tienes que dejar a tu pareja que disfrute de sus momentos de ocio sin estar tú molestando, es decir, si pasas tres días sin hablar con él porque salió de viaje con su grupo de amigos, no pasa nada. No le atosigues con llamadas o mensajes y, sobre todo, no le reproches o le preguntes “si está pensando en ti”. Todo el mundo necesita esos momentos de desconexión total.

3. Comunicación. Dicen que si una pareja no funciona en la cama, su relación no llegará muy lejos. Sin embargo, esa ecuación no se puede aplicar a los noviazgos a distancia, donde los encuentros son escasos.

Por ello, la comunicación diaria es fundamental y, actualmente, las nuevas tecnologías la hacen facilísima. Atrás quedaron esos días de mirar el buzón esperando las cartas de tu pareja, ahora puedes hablar con él a cada momento e incluso verle a través de la pantalla de celular.

Además, pueden establecer una serie de horarios en los que ambos tengan un rato libre y así convertir esa actividad en una rutina más.

4. Sacrificio. Una relación a distancia supone muchos más desprendimientos que cualquier otro tipo de noviazgo. Desde el hecho de modificar sus hábitos o pasar sus vacaciones juntos y hasta reducir tiempo de otra actividad, simplemente para mantener una larga conversación diaria. Todo esfuerzo es mínimo para hacer más llevadera la distancia física. Tienes que tener muy claro que si quieres que tu relación marche viento en popa tendrás que estar dispuesta a sacrificarte por amor.

5. Mirando al futuro. Cuando se consolida una relación a distancia, evidentemente, tiene que llegar un punto en el que deban ver acuerdos. Es necesario que platiquen sobre quién de los dos viajará y cuándo. Hasta que llegue el punto en que la relación se establezca y las ausencias físicas sean más llevaderas l





TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « REVISTA ASí »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa