Cochabamba, martes 21 de agosto de 2018

Quistes en los ovarios causan al menos cuatro problemas

Las alteraciones en el ciclo menstrual son la primera señal de alerta. El sobrepeso, el acné y el molesto bello en el cuerpo son algunas de las consecuencias de un padecimiento que afecta hasta el 10% de las mujeres.
DIANA SIGALA/ GUADALAJARA EFE | | 12 jul 2018


Durante la pubertad y adolescencia Nancy tenía períodos menstruales irregulares, exceso de vello corporal y una constante lucha sin resultados por bajar de peso; la causa de sus problemas la descubrió en un diagnóstico médico: Síndrome de Ovario Poliquístico (SOP).

Como Nancy, "toda mujer que empiece con su regla hasta que presente la menopausia puede manifestar este síndrome", debido a que "es completamente aleatorio", dijo a EFE Zarela Chinolla Arellano, especialista en ginecobstetricia del Instituto Mexicano del Seguro Social.

El síndrome integra varias características clínicas, la principal es la alteración menstrual, es decir, retraso del ciclo por más allá de 40 días, incluso por periodos de tres o seis meses hasta casi un año.

Un ciclo menstrual adecuado tendría las características de ser cada 25 a 35 días, con dos a siete días de sangrado, de entre cuatro a cinco toallas por día o no mayor a 80 mililitros en la copa menstrual durante todo el periodo. "Si no tiene estas características, eso sería un dato para acudir al médico", señaló la especialista.

La segunda manifestación del síndrome se deriva de la elevación de andrógenos (hormonas sexuales masculinas que en bajas cantidades son normales en mujeres): aumento de vello, tendencia a la obesidad principalmente en el abdomen y acné aun en la etapa adulta.

Y la tercera manifestación es el exceso de folículos o quistes en los ovarios, cuya presencia es normal en los primeros días del ciclo para que uno de ellos crezca, genere la ovulación y después desaparezca o sea fecundado.

Sin embargo, en las pacientes de SOP "son tantos (folículos) que ninguno crece, no permite la ovulación, por lo tanto tienen problemas para embarazarse o para tener ciclos menstruales regulares", indicó la ginecobstetra.

TRATAMIENTO SEGÚN

NECESIDAD DE LA PACIENTE

El tratamiento para el Síndrome de Ovario Poliquístico varía según el caso de cada mujer y es conveniente que tengan su diagnóstico y revisiones constantes, consideró la ginecobstetra del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Zarela Chinolla Arellano.

En algunas mujeres es suficiente con mantener una rutina específica de dieta y ejercicio, en tanto que, otros casos requieren de un tratamiento hormonal, debido a que el síndrome lo desencadena la elevación, transitoria o permanente, de andrógenos.

Por ello, Chinolla Arellano enfatizó que es importante acudir al médico al detectar algo inusual, con el fin de aclarar dudas y recibir un tratamiento oportuno. "Si una paciente con el síndrome se embaraza pero nunca se atendió, aumenta el riesgo de enfermedades hipertensivas, abortos espontáneos y diabetes gestacional", advirtió.

Hallan posible cura

 El Síndrome de Ovario Poliquístico afecta a entre el 6 y 10 por ciento de las mujeres a nivel internacional y es irreversible,

Un estudio publicado por la revista Nature Medicine informa que se ha encontrado relación entre el desequilibrio hormonal del útero y el síndrome del ovario poliquístico.

 La investigación descubrió que la hormona anti-Mülleriana (AMH) tiene un impacto diferente sobre las mujeres embarazadas con síndrome y las que no lo padecen..

Se inyectó AMH a ratas, lo que hizo que sus crías desarrollaran el síndrome del ovario poliquístico en la edad adulta.

Este hallazgo hizo que los investigadores se centraran en esta hormona para poder encontrar una cura a la afección. se descubrió una cura en ratones, por lo que ahora se quiere empezar con los ensayos farmacológicos en mujeres a finales de este año.



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « SALUD »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa