Cochabamba, lunes 22 de octubre de 2018

50 trans mueren por inyectar aceite de avión y silicona en sus senos

Las víctimas se introducen hasta 15 litros de esas sustancias. Los servicios son realizados clandestinamente en domicilios y hoteles. Los que sobreviven, sufren las consecuencias físicas de por vida.
| DAYANA FLORES A. Twitter: @DayanaOpinion | 08 jul 2018



"Inyectarse silicona (líquida) en los pechos es como una droga. Te ves en el espejo y no te sientes satisfecha y quieres más y más". Algunas personas transgénero agrandan su busto introduciéndose hasta 10 litros de esa sustancia en cada pecho.

"Para meterte la silicona líquida en el seno, usan jeringas gruesas, esas que son para inyectar a caballos. A medida que entra, sientes un hinchazón en la zona en la que está incrustada la aguja. A veces, (la silicona) rebalsa, pero como tú no sabes a qué se debe -y mucho menos la persona que te está poniendo-, te dice que seguramente es porque te están introduciendo mucho en ese lado y te pinchan en el otro para seguir rellenando".

"Hay una sensación de ardor y, como no es soportable, le dices (al pseudomédico): ´Descansemos un ratito´, pero te sigue poniendo la silicona. Ahí viene la sensación de extrema sensibilidad del cuerpo. Uno no quiere que le toquen mucho. Vuelves a decirle a la persona: ´Descansemos un ratito´, pero ella sigue poniendo porque debe concluir con todos los litros comprados".

"Conmigo empezaron a las siete de la noche y terminaron a las seis de la mañana del día siguiente". Esta víctima transexual de una cirugía estética furtiva, que prefirió mantener en reserva su identidad, explicó que, mínimamente, entran dos litros de esa sustancia por seno; cada litro se cotiza en 300 dólares. Otros de sus compañeros, los más arriesgados, se introducen hasta 10 litros en cada pecho.

En total, solo por el producto se debe cancelar 1.200 dólares, mientras que el pseudomédico cobra hasta 100 dólares por sus honorarios.

"A veces, se siente un dolor de cabeza, nauseas y vómitos, se nubla la vista. Entonces la infección está generalizándose y con esos síntomas tu cuerpo te está manifestando su rechazo a la silicona líquida". Si el proceso continúa, puede culminar con un shock (estado de profunda depresión nerviosa y circulatoria) y la muerte de la persona.

Estas prácticas, que son ejecutadas de forma clandestina en Cochabamba, cobraron la vida medio centenar de personas transgénero en los últimos cinco años, de acuerdo con un informe de la presidenta de la Red de Personas Trans de Bolivia (Red Trebol), Raiza Torriani.

TRÁFICO

El uso de silicona líquida en procedimientos estéticos está prohibido en el mundo, sin embargo algunas personas transgénero, que son las que generalmente ofrecen el servicio a sus compañeros que están en proceso de transformación de sus cuerpos, trafican esta sustancia desde Chile y Argentina.

No obstante, la Sociedad Boliviana de Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva, filial Cochabamba, informó que acceder a silicona líquida no es tan complejo. "La venden en ferreterías. Es ese producto que usan para sellar los vidrios en las ventanas".

Añadió que, además de ese componente, es común introducirse al cuerpo aceite de avión.

La "intervención" se ejecuta con mayor frecuencia en el domicilio de la persona interesada o en centros de hospedaje, de acuerdo con una investigación de la Red Trebol. Torriani observó que en esos puntos no hay personal ni infraestructura disponibles en caso de que la persona presente complicaciones mientras le inyectan silicona.

SITUACIÓN

La persona transexual que sobrevivió a ese procedimiento aún tiene una cicatriz debajo del seno, y mirarla la conduce a esa época en la que sus ansias de belleza casi ponen fin a su vida. Y es que, cuando culminaron la inyección de silicona, los responsables no volvieron a consultarle si su cuerpo había tolerado la sustancia.

"Me dolía a un costado del pecho y les llamé para preguntarles si era normal, y me dijeron que sí, que era parte del proceso de asimilación". Pero, en menos de 15 días, el dolor se tornó "insoportable", tanto así que dejó de trabajar ofreciendo sus servicios sexuales.

Acudió a un centro hospitalario y le recomendaron extraer con suma urgencia la silicona. "Me hicieron un corte y salió todo el líquido que tenía muy mal olor".

El hueco que le quedó en los senos luego de la extracción del líquido era tan grande, que los médicos temían que la piel no se regenere, por lo que aconsejaron hacer un injerto. Pero, la víctima estaba sin trabajo, ya había vendido sus pertenencias para pagar la curación y tenía deudas, por lo que no pudo acceder a ese procedimiento.

Pasó un buen tiempo y la herida cerró, dejando una gran cicatriz.

La víctima denunció el hecho, pero los responsables justificaron que realizaron el procedimiento cuando ella era mayor de edad y con su autorización. Ninguno de los fallecimientos de personas transexuales por las cirugías estéticas clandestinas tiene un proceso.

ACCIONES

El segmento transexual es uno de los más demandantes de cirugías plásticas y estéticas, pero, como la mayoría no tiene recursos económicos para pagar los servicios de un profesional certificado o se sienten estigmatizados, acuden a centros estéticos clandestinos o se suministran silicona líquida por cuenta propia.

Para prevenir que las personas transexuales continúen exponiendo sus vidas, la Red de Personas Trans de Bolivia (Red Trebol) promueve el reemplazo hormonal que, si bien "te convierte en una mujer o un hombre bello", puede tomar hasta cinco años en hacer efecto.

En términos generales, la terapia ayuda a que los hombres que quieren verse físicamente como mujeres tomen hormonas sintéticas para evitar que les crezcan bigotes o barba; tener menos bello en piernas, pecho y brazos; alterar la voz y demás. "La piel se te ve más bonita".

Actualmente hay una decena de jóvenes transexuales, algunos de hasta 17 años de edad, que están encaminados en este proceso.

1 Orientación

Las personas transexuales que quieran denunciar a personas que realicen cirugías estéticas clandestinamente pueden solicitar que la Red Trebol que los oriente. La oficina está ubicada en avenida Heroínas, esquina San Martín, edificio Golden Tower.

Sugieren pincharse “de a poco”

Si bien la Red de Personas Trans de Bolivia (Red Trebol) promueve el reemplazo hormonal en aquellas personas que pretenden cambiar de sexo, la presidenta Rayza Torriani manifestó que es “inevitable” que los transexuales recurran a procesos clandestinos de cirugía estética, por lo que sugirió que la inyección de silicona líquida sea progresiva.

Torriani contó que la mayoría de las personas transexuales quiere cambios inmediatos, por lo que se introduce en un solo procedimiento varios litros de silicona líquida o aceite de avión.

En su criterio, el efecto de esos productos es menos nocivo si se los introduce “de a poco”. Dijo que, después de pinchar una pequeña cantidad, se debe esperar al menos un año y volverlo a hacer.

No obstante, reprochó ese procedimiento e indicó que, si se presenta una complicación, la inversión puede ser mayor que una cirugía autorizada.





TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « INFORME ESPECIAL »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa