Cochabamba, viernes 16 de noviembre de 2018

Rinitis alérgica exige control de al menos siete factores

La epidemia, de alta prevalencia en Cochabamba, obliga a adoptar una serie de medidas de prevención que pueden mejorar la calidad de vida de las personas que tienen predisposición genética a las alergias. 
| MARÍA LUISA MERCADO | 05 jul 2018



Algunas personas nacen con predisposición a las alergias y la rinitis alérgica es una de las más frecuentes. Afecta a un promedio del 20 al 50 por ciento de la población.

No es fácil diagnosticar este problema, porque se confunde con el resfriado común. El paciente tiene moco que fluye, estornudos, escozor y nariz tapada.

La diferencia está en que el resfriado se asocia a fiebre, dolor de cabeza, malestar general y ojos rojos aguanosos. Si no hay malestar, puede tratarse de rinitis alérgica.

La especialista en alergias e inmunología Nelva Guillén Rocha afirma que las personas que tienen más de cuatro resfríos por año piensan que tienen las defensa bajas, pero, en realidad, las alergias son una respuesta exagerada de nuestras defensas.

Esa respuesta exagerada se presenta cuando hay ácaros (pequeños arácnidos), pelo y caspa de los animales, así como polen de las plantas, flores y árboles.

La rinitis se clasifica como estacional, cuando la persona sufre alergia solo algunos meses del año, y perenne, que es todo el tiempo.

De cada 10 niños y niñas que acuden a la consulta especializada en alergias, seis pueden tener rinitis alérgica. En el caso de los adultos, la hipersensibilidad tiene la misma proporción, pero asociada con asma. La rinitis es una alergia en la vía aérea superior y el asma, en la vía respiratoria inferior.

Cuando no se hace tratamiento a la rinitis alérgica puede progresar y terminar en asma, algo que ocurre en el 80 por ciento de los casos.

¿QUÉ HACER? En el tratamiento se hace énfasis en las medidas de control ambiental.

1.- Se debe evitar los ácaros, dejando de utilizar las alfombras; lavar las cortinas constantemente, cambiar las sábanas con frecuencia y no usar colchones de lana.

2.- Se tiene que hidratar la piel, porque la propia caspa y la piel seca que cae es la que genera mayor cantidad de ácaros, porque ese es su alimento.

3.-Otra recomendación es evitar la presencia de animales dentro la casa, en los sillones y las camas, sobre todo mascotas que derramen mucho pelo o caspa, como los gatos.

4.- El paciente también debe evitar los lugares donde hay gran cantidad de plantas. Estas medidas de precaución no garantizan evitar el 100 por ciento de reacción adversa, porque el polen circula en el aire y se transporta por el viento.

5.- Todas las personas se deberían lavar las fosas nasales tres veces al día, o al menos dos, con suero fisiológico o solución fisiológica. En muchos casos se puede lavar solo con agua hervida, a temperatura ambiente. El objetivo es limpiar todo lo que hemos respirado. La mucosa nasal es húmeda y todo lo que inhalamos se pega allí.

El suero fisiológico limpia las impurezas que se han respirado. Se puede usar un atomizador para lavar las fosas, que dispara el suero y luego uno se enjuaga y suena. Los aseos nasales ayudan a disminuir los síntomas de la rinitis alérgica.

6.-También se tienen que evitar los alimentos que predisponen a la alergia o a esa reacción. Entre ellos están evitar comer chocolates, las frutillas y frutos rojos en general, nuez, maní, almendra y coco. Tampoco se debe consumir comidas guardadas ni fermentadas, alimentos picantes ni bebidas alcohólicas. Tampoco se debe consumir alimentos con conservantes y colorantes que predisponen a la alergia.

7.- El tratamiento farmacológico o con medicamentos se basa en atiistamínicos o antialérgicos. Algunos pacientes son candidatos al tratamiento con antileucotrenos. En caso de crisis, cuando el paciente está muy mal puede usar corticoides, pero esto depende de la prescripción médica. Muchos pacientes abusan de este medicamento y no es bueno para ellos.

Tratamiento de inmunoterapia

La inmunoterapia puede modificar el curso de la enfermedad y se puede dejar de tener alergia al elemento que la produce. Por ejemplo, si una persona le tiene alergia al pelo del perro, se prepara un alérgeno con ese pelo o caspa.Entonces, el paciente deja de tener esa alergia. Si la reacción adversa fuera al molle o al eucalipto, por ejemplo, se prepara una vacuna con los alérgenos correspondientes. Esto quita la alergia solo a ese elemento, pero la persona puede tener otras alergias a futuro.  

La inmunoterapia es un tratamiento que puede demorar entre tres a cinco años, señala la especialista Nepal Guillén.

Muchos pacientes pueden tener la rinitis alérgica asociada a la vasomotora, que se da por el estrés, el humo y el cigarro. Estos tres últimos factores no son causa de la alergia, sino exacerbantes de la alergia.

CIRUGÍA La rinitis alérgica no tiene tratamiento quirúrgico, porque la alergia se hereda, está en los genes.

Algunas cirugías mejoran la calidad de vida, como las de resección de cornetes, o la septumplastía, que es la corrección de un tabique desviado.

La rinitis alérgica se caracteriza por la inflamación de la mucosa nasal y, si se asocia deviación del tabique, empeora la situación. Una cirugía no cura la alergia.

Muchos pacientes se someten a la cirugías y un tiempo sienten que respiran bien, pero luego vuelve la alergia.

Se calcula que a nivel mundial entre 30 a 60 millones de personas sufren rinits alérgica cada ño en el mundo.



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « SALUD »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa