Cochabamba, sábado 18 de agosto de 2018

Diego Boneta, el nuevo “Sol de México”

TEXTO: NICOLE VARGAS FOTOS: cdn3.uvnimg.com., e.rpp-noticias.io | | 01 jul 2018



Gracias a su constancia y talento, Diego González Boneta consiguió lograr sus metas y actualmente se encuentra viviendo en Los Ángeles, donde día a día trabaja para seguir su carrera cinematográfica.

Muy pocos actores latinos han tenido una estrella tan grande que les haya favorecido tanto como a este joven mexicano.

A los 21 años consiguió lo que muchos actores han soñado toda su vida: actuar en Hollywood. Diego Andrés González Boneta nació el 29 de noviembre de 1990 en México, DF. Desde pequeño se tomó muy enserio su condición de hermano mayor de Natalia y Santiago, sus dos grandes tesoros en la vida.

Apoyado por sus padres, Diego comenzó temprano su sueño de ingresar al mundo del espectáculo, fruto de su amor por actuar y cantar, pasión que le heredó a su abuelo, quien era compositor y músico. Luego de meses de preparación, logró participar en el reality show “Código Fama”, que le abrió las puertas de la televisión a los 12 años de edad.

Después de probar su talento en este programa, Diego consiguió su primer protagónico en la telenovela “Alegrijes y Rebujos“, donde se dio a conocer entre el público infantil consiguiendo inmediatamente otro papel en la telenovela "Misión S.O.S".

Tras su éxito infantil, Diego se tomó un tiempo para seguir preparándose y concluir sus estudios de primaria y secundaria de manera normal, pero nunca quitó el dedo del renglón y, gracias a su perseverancia, en 2005 consiguió regresar a las telenovelas con su papel de “Rocco” en “Rebelde”.

En ese mismo año debutó como cantante con su álbum “Diego”, que presentó en países como Brasil, Chile y Estados Unidos. En 2008 lanzó “Índigo”, con el que consiguió hacerse de un nombre en el mundo del pop.

Justo cuando saboreaba el éxito en la radio, Diego se propuso la meta más ambiciosa de su vida, llegar a Hollywood. Con el apoyo incondicional de sus padres, en 2010 viajó a los Estados Unidos, donde comenzó a trabajar en series de televisión. Su primer trabajo fue en la serie "90210", en la que interpretó a “Javier Luna”. Al concluir este proyecto, la suerte de Boneta aumentó y, casi inmediatamente, consiguió participar en las serie “Pretty Little Liars”.

Tras su paso por la televisión, en 2012 Diego consiguió la oportunidad que soñaba: un papel en la cinta “Rock of Ages”, en la que compartió créditos con actores de la talla de Tom Cruise y Jullianne Hough, sin duda su puerta al éxito internacional.

Su participación en la cinta musical le valió posteriormente un papel en la serie de MTV “Underemployed“, donde dio vida a un divertido stripper en 2013. Diego ha filmado la cinta independiente “Another You”, en la que comparte créditos con la guapa actriz Kenia Solo y que se estrenó en 2014. A los 23 años, continuó demostrado su talento histriónico, y participó en “The Dead Men”, un thriller que se filma en Colombia.

Aunque los latinos representan el 18 por ciento de la población de Estados Unidos, los actores latinos obtienen solo cerca del 3 por ciento de los papeles con parlamentos en las películas estadounidenses, según un estudio publicado en 2017 por la Iniciativa de Medios, Diversidad y Cambio Social de la Universidad del Sur de California en Annenberg.

Esto demuestra lo difícil que es abrirse un espacio aún.

Pero, no todo es malo, en cuanto a lo positivo, Boneta resalta que tres directores mexicanos ganaron cuatro de los últimos cinco Oscar a mejor director: Alfonso Cuarón en 2013, Guillermo del Toro este año por “La forma del agua” y Alejandro González Iñárritu en 2014 y 2015.

“Los directores mexicanos la están haciendo en grande ahora”, comentó. “Los actores mexicanos también deberían tener éxito”, señaló Diego.

El reto de interpretar

al “sol de México”

Ya experimentado, el mexicano obtuvo, lo que él considera su papel más importante hasta hoy: interpretar a Luis Miguel, a lo largo de 13 capítulos de la serie, que se transmitió por la cadena Telemundo, además de Netflix, para América Latina. En la interpretación de este rol, Diego muestra al personaje, desde una mirada íntima, casi desde los ojos de Luis Miguel, acerca de su percepción en sus primeros años de artista.

Entre los retos que tuvo que sobrellevar está comprender a fielmente el origen del “Sol de México”, debido a que el encarnará la etapa de adulto de Luis Miguel en la serie.

"Me ayudó mucho ver videos, leer libros y, claro, hablar con Luis Miguel para entender quién era él, no ahora, sino a los 17 años; no para vendérselo a la prensa, sino para interpretarlo bien y enaltecerlo", declaró el mexicano.

Boneta considera que existen dos grandes diferencias entre él y Luis Miguel: La primera es el talento sobre todo vocal que posee Luis Miguel y las familias de las que provienen ambos. Diego siempre llevó una relación bastante buena con sus padres, con quienes tuvo que tomar cierta distancia para adentrarse más en el personaje que sufre incompatibilidades familiares.

Boneta perdió unos 10 kilos, se tiñó el cabello más claro, se lo dejó crecer hasta poder recrear el corte de pelo de la época y se sometió a un trabajo dental para separarse los dientes y lograr la icónica sonrisa del "Sol de México".

Para el mercado estadounidense probablemente no será un obstáculo que el programa esté en español, pues otros programas extranjeros como Narcos (bilingüe, con subtítulos) y Dark (en alemán, disponible doblado o con subtítulos) se convirtieron en favoritos de muchos para hacer maratones de series en Netflix, algo con lo que seguramente cuenta el productor de Luis Miguel, la serie, Mark Burnett (The Voice, Survivor).

Sin duda, Diego Boneta es un actor que supo fijarse metas claras y trabajar duro para conseguirlas.

Hoy ve parte de su arduo trabajo plasmado y eso lo impulsa a continuar, seguir creciendo y aminorar la brecha entre Latinoamérica y Hollywood. l



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « REVISTA ASí »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa