Cochabamba, sábado 22 de septiembre de 2018

Los niños tienen más fuerza de voluntad

Los menores de edad en los años 60 se mostraron con un autocontrol más bajo que sus pares en la actualidad.
WASHINGTON/EFE | | 28 jun 2018



Los niños de hoy en día tienen más fuerza de voluntad que los que crecieron en la década de 1960 porque la tecnología los ha hecho más inteligentes, entre otros motivos, según un estudio publicado en la revista Developmental Psychology.

Esta es la principal conclusión de una investigación dirigida por psicólogos de la Universidad de Minesota (EEUU) que determinaron que actualmente los menores pueden esperar durante más tiempo a ser premiados a cambio de una recompensa mayor.

"Aunque vivimos en una era de gratificación instantánea donde todo parece estar disponible de inmediato a través de teléfonos inteligentes o internet, nuestro estudio sugiere que los niños de hoy pueden retrasar la gratificación más tiempo que los niños de los años 60 y 80", apuntó la autora principal, Stephanie Carlson.

Durante la prueba, los investigadores prometieron a los menores que podrían comerse dos malvaviscos (o nubes dulces) si no tomaban uno mientras los dejaban solos en una habitación durante 20 minutos.

Los niños que participaron en este estudio de 2012 esperaron un promedio de dos minutos más que aquellos que realizaron la misma prueba en los años 60 y, por lo tanto, "es más probable que tengan éxito" en el futuro, indicaron los investigadores.

Elevado coeficiente intelectual infantil

Las últimas décadas ha habido un aumento de los Coeficientes Intelectuales (CI) entre los niños, un incremento que ha sido relacionado con las mejoras tecnológicas y un mayor acceso a la escolarización.

Los psicólogos señalaron que la tecnología "da a los niños una visión global del mundo" y ayuda a "desarrollar más rápido" sus habilidades.

Los resultados de esta prueba contradicen los argumentos que apuntan que los avances tecnológicos han hecho que los niños sean más impacientes.

De hecho, el equipo de la Universidad de Minesota realizó una encuesta en línea a 358 adultos estadounidenses, a los que se les preguntó cuánto tiempo pensaban que esperarían los niños de hoy en día en comparación con los niños en la década de 1960.

Alrededor del 72 por ciento señaló que los niños de ahora no esperarían tanto tiempo como los de la década de los sesenta, mientras que el 75 por ciento opinó que los niños de hoy "tendrían menos autocontrol". "Estos hallazgos sirven como un claro ejemplo de cómo nuestra intuición puede estar equivocada y de la importancia de investigar", argumentó el coautor del estudio, Yuichi Shoda.

Las emociones

Para educar a los niños en inteligencia emocional hay que dar ejemplo y hacerse responsable de las reacciones. Ante el enfado, los padres deben comunicar a sus hijos lo que sienten de manera honesta. Eso ayuda a los niños a desarrollar la capacidad para atender y reconocer lo que sienten, lo que se traduce en un comportamiento más equilibrado, dice la psicóloga Tristana Suárez.

Flexibilidad

Los papás deben ofrecer un entorno flexible a sus hijos e hijas para hablar diariamente de cómo se siente cada integrante de la familia con los acontecimientos cotidianos, con las alegrías, dudas, miedos, fracasos y frustraciones y de cómo resolver los conflictos que surgen con los amigos o los familiares. Las emociones constituyen una fuente única de orientación e información sobre lo que nos sucede.

Recomendación

Evite las sentencias y consejos condicionados por la educación que ha recibido. No emplee frases como: “¿pero, vas a llorar por esas tonterías? Hay que compartir las cosas. Pórtate bien, Esto se hace, porque lo digo yo. No me hagas esto”. Todos estos tipos de mensajes llevan implícito el niégate a ti mismo, para adaptarte y los niños adoptan estos modelos, lo que les acarrea infelicidad por no ser fieles a su propia esencia





TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « SALUD »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa