Cochabamba, martes 11 de diciembre de 2018

Al menos 58 casos asfixiaron las gestiones de siete alcaldes

Las autoridades con más procesos fueron Eduardo Mérida con 22 y Charles Becerra con 24. Además, varios fueron involucrados en el proceso por supuestas irregularidades del Plan Maestro de Agua.
| MELISSA REVOLLO P. Twitter: @melissarevollo | 24 jun 2018

El alcalde suspendido Eduardo Mérida llega a una audiencia en el Juzgado. OPINION



Los procesos contra los alcaldes fueron el común denominador, entre otros aspectos, para la ingobernabilidad del municipio de Quillacollo durante alrededor de 14 años de crisis, con una decena de cambios de autoridad edil.

Al menos 58 denuncias de irregularidades se sumaron contra siete exalcaldes: Eduardo Mérida, Charles Becerra, Héctor Cartagena, Carla Lorena Pinto, Marcelo Galindo, Hugo Miguel Candia y Ricardo Mercado.

Mérida, del Frente Para la Victoria (FPV), fue suspendido temporalmente el 9 de junio. Desde que inició la gestión, en 2015, le iniciaron 22 procesos. De esos, 11 fueron tramitados por los concejales; la mayoría, 9, de Víctor Osinaga del Movimiento Al Socialismo (MAS). Las demás denuncias fueron de ciudadanos, empresas y hasta de la alcaldesa de Vinto, María Patricia Arce, por avasallamiento.

Entre los más de 20 casos, el que dio pie a la destitución de Mérida fue el de la supuesta falsificación de la certificación de su libreta de servicio militar. Por este caso, fue sentenciado a tres años de prisión y, aunque la sentencia no fue ejecutoriada, se presentó una acción de cumplimiento y un juez de Quillacollo dejó en manos del Concejo Municipal la decisión. Los concejales, que están todos contra Mérida, lo suspendieron y eligieron a Zacarías Jayta, también del FPV, como alcalde suplente.

Durante las semanas anteriores se iniciaron unos cuatro procesos. Uno de los más recientes es el del almuerzo escolar. Mérida aseguró que el almuerzo cuesta 4.5 bolivianos. “Todas son denuncias infundadas. No me van a poder comprobar, el almuerzo está ahí”.

Dijo que las exautoridades “se repartieron el cargo de Alcalde en turnos por año”, luego de Ricardo Mercado y hasta que llegó Marcelo Galindo.

Cartagena fue ganador en elecciones. Pero, hubo denuncias de corrupción y se alejó del cargo.

En otras elecciones, solo para alcalde, ganó Charles Becerra. Fue por Unidad Nueva Esperanza (UNE), pero, luego, juró al Movimiento Al Socialismo (MAS).

Mérida dijo que también recibió esa oferta. “Me propusieron jurar para que cese todo este ataque. No juré. Yo le juré a la Virgen no traicionarla. Eso puede ser la piedra en el zapato. Al ver que no me escapo y que no he jurado, ahí están los jueces y fiscales que pretenden encarcelarme”.

Antes de la audiencia que dio paso a una sesión del Concejo para su suspensión, Mérida dio a conocer una grabación en audio de una conversación supuestamente con el juez, quien habría reconocido presiones.

Otra autoridad anterior, Becerra, en entrevista con este medio de comunicación en días pasados, dijo que durante su gestión sumó 24 procesos.

Uno de los más resaltantes fue por transfugio, debido a que dejó UNE y juró al MAS.

“Siempre que eres autoridad pública, vas a tener muchos procesos. Yo me siento muy tranquilo porque he visto que todos los procesos se han hecho con mucha pompa y sonaja, y después tristemente se cayeron”.

Calificó los casos de “insignificantes”. Entre otros, se incluyó el de un enmallado que perjudicaba una vivienda y denuncias que había iniciado él y se “volcaban” en su contra.

Dijo que Mérida le denunció por no haber pagado el garaje de un vehículo. También fue involucrado en supuestas irregularidades en el Plan Maestro de Agua, junto a otros exalcaldes.

Sobre su acercamiento al MAS, dijo que lo asume “valientemente” y que lo hizo por la población. Aseguró que, si bien no existe obligación de inscribirse a un partido, “una autoridad está obligada a coordinar para traer obras”.

Descartó haber tenido casos de corrupción “ni de Alcalde ni después”.

Becerra asumió la Alcaldía en febrero de 2012. Hasta enero de 2013 ya tenía una decena de querellas, incluidas el nombramiento supuestamente ilegal de su director de Relaciones Internacionales, un exrecluso.

“Siendo Alcalde tuve 24 procesos; los gané todos”.

Sobre Cartagena, Eduardo Mérida, quien fue su abogado, recordó que lo derrocaron, acusándole de corrupción. “Le armaron los juicios en 24 horas. Hoy salía de una audiencia, al día siguiente había otra denuncia, imputación, aprehensión”.

Luego, sumó al menos tres procesos.

Respecto a Carla Lorena Pinto, en 2010, se le involucró en la presunta comisión de delitos como la evasión tributaria e incumplimiento de deberes, y la falsificación de sellos, firmas y visados de Catastro y Urbanismo.

Otro caso fue el de una expropiación, en la gestión de Marcelo Galindo, de un terreno de la familia de Pinto por el que se pagó una suma millonaria.

A esos se suman una auditoría por la adquisición de un carro bombero e informes sobre gastos de la festividad de Urcupiña.

Respecto a Hugo Miguel Candia, exalcalde que está recluido en la cárcel, pesa el caso de irregularidades en el Plan Maestro de Agua. También fue procesado por observaciones en la contratación para la construcción del Complejo Deportivo Antofagasta.

En 2005, Ricardo Mercado fue denunciado por presunto uso de dinero de inversión en gastos de funcionamiento, “en forma inconsulta”, según los registros de ANF. Y hubo otros hechos que lo implicaron en irregularidades.

El almuerzo

Uno de los procesos más recientes que se instauró contra el alcalde suspendido de Quillacollo, Eduardo Mérida, es el del almuerzo escolar.

2004

El inicio de la crisis

Desde que Ricardo Mercado, del Movimiento Al Socialismo (MAS) estaba como alcalde, en 2004, comenzó la crisis municipal en el municipio de Quillacollo. Luego se dio una decena de cambios en la autoridad edil.





TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « INFORME ESPECIAL »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa