Cochabamba, sábado 22 de septiembre de 2018

Diabetes genera más riesgo de cáncer de páncreas en latinos

Una investigación señala que en ese grupo de personas se descubre ese tipo de enfermedad en la edad adulta y cuando está avanzada. También están en alto riesgo los afroamericanos.
EFE | | 21 jun 2018



La diabetes de tipo 2 agrega un riesgo mayor entre los latinos y afroamericanos de Estados Unidos que son diagnosticados con esta condición al cumplir 50 años: tienen tres veces más probabilidades de desarrollar cáncer de páncreas, según un estudio.

Una investigación de la Universidad del Sur de California (USC, siglas en inglés) revela que este tipo de cáncer se descubre generalmente en etapas avanzadas y no tiene síntomas específicos en su fase inicial.

El estudio refleja que cada año, más de un millón de estadounidenses son diagnosticados con diabetes del tipo 2, el cual conlleva una serie de complicaciones como alta presión arterial o daños en el sistema nervioso.

Tras recalcar que hay pocos estudios de diabetes y cáncer del páncreas que incluyan a los latinos y a los afroamericanos, la investigadora Wendy Setiawan, profesora asociada de la Escuela de Medicina Keck e investigadora principal del análisis, destacó que "ambos grupos tienen un alto índice de diabetes".

Anotó Setiawan que "los hispanos en particular y los afroamericanos tienen un riesgo mayor de desarrollar cáncer pancreático", el cual, debido a que la mayoría de las personas con este tipo de cáncer "son diagnosticados en una etapa avanzada", el índice de supervivencia en los siguientes cinco años "es bajo, alrededor del 8 por ciento ".

Actualmente, no existen métodos comprobados para el diagnóstico temprano de este cáncer y sus síntomas se presentan típicamente cuando la enfermedad está en sus etapas finales.

El análisis utilizó información de unos 49.000 latinos y afroamericanos, encontrando que aquellos que fueron diagnosticados con diabetes entre los 65 y los 85 años de edad era más propensos a desarrollar cáncer de páncreas en los tres siguientes años al diagnóstico, en comparación con personas que no sufrían de diabetes.

Los latinos en particular fueron cuatro veces más propensos a desarrollar este tipo de cáncer en los tres años siguientes al diagnóstico de diabetes, mientras que los afroamericanos fueron tres veces más propensos a este cáncer.

"La evidencia sugiere que la diabetes diagnosticada en personas con edad avanzada puede ser signo temprano de cáncer del páncreas", una enfermedad "rara", pero que si se trata a tiempo "puede mejorar la supervivencia", anotó la investigadora.

La diabetes tipo 2 es el más común de todas las clases que tiene la enfermedad. Millones de estadounidenses han recibido un diagnóstico de diabetes tipo 2, y muchos más desconocen que tienen un alto riesgo de tenerla.

Varios estudios demuestran que algunos grupos tienen mayor riesgo de tener diabetes tipo 2. Este tipo es más común en afroamericanos, latinos/hispanos, indígenas americanos, estadounidenses de origen asiático, nativos de Hawái y otros isleños del Pacífico, como también entre las personas mayores.

Con la diabetes tipo 2, el cuerpo no produce suficiente insulina o las células no hacen uso de la insulina. La insulina es necesaria para que el cuerpo pueda usar la glucosa como fuente de energía. Cuando usted come, el organismo procesa todos los almidones y azúcares, y los convierte en glucosa, que es el combustible básico para las células del cuerpo.

La insulina lleva la glucosa a las células. Cuando la glucosa se acumula en la sangre en vez de ingresar a las células, puede producir complicaciones de diabetes.

Cambios para prevenir



Si está en riesgo de desarrollar diabetes, es posible que pueda evitarla o retrasarla. La mayoría de las cosas que debe hacer implican un estilo de vida más saludable y aplicar algunos cambios en su vida como:

Perder peso y mantenerlo. El control del peso es una parte importante de la prevención de la diabetes. Es posible que pueda prevenir o retrasar la diabetes al perder entre el 5 y el 10 por ciento de su peso actual. Y una vez que pierde el peso, es importante que no lo recupere



Seguir un plan de alimentación saludable. Es importante reducir la cantidad de calorías que consume y bebe cada día, para que pueda perder peso y no recuperarlo. Para lograrlo, su dieta debe incluir porciones más pequeñas y menos grasa y azúcar. También debe consumir alimentos de cada grupo alimenticio, incluyendo muchos granos integrales, frutas y verduras. También es una buena idea limitar la carne roja y evitar las carnes procesadas.

Haga ejercicio regularmente. El ejercicio tiene muchos beneficios para la salud, incluyendo ayudarle a perder peso y bajar sus niveles de azúcar en la sangre. Ambos disminuyen el riesgo de diabetes tipo 2. Intente hacer al menos 30 minutos de actividad física cinco días a la semana.

No fume. Fumar puede contribuir a la resistencia a la insulina. Si ya fuma, intente dejarlo.





TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « SALUD »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa