Cochabamba, viernes 20 de julio de 2018

El hígado graso puede causar cirrosis o cáncer

La enfermedad, relacionada con la obesidad, es difícil de diagnosticar. La OMS calcula que el 20 a 30% de la población mundial sufre este mal.
México/efe | | 14 jun 2018



El hígado graso es una enfermedad "silenciosa" que, sin un diagnóstico oportuno, puede derivar en cirrosis o cáncer de hígado y llevar a la muerte, alertó el hepatólogo Jorge Luis Poo.

"El hígado graso es una enfermedad silenciosa que, de no atenderse de manera oportuna, puede tener diversas complicaciones, incluso la muerte", señaló a EFE el especialista.

De acuerdo con el experto, este padecimiento se debe a la acumulación de ácidos grasos y triglicéridos en las células hepáticas, lo cual se produce principalmente por la obesidad, la diabetes y la hiperlipidemia (grasa en la sangre).

"Tradicionalmente se dice que nuestro hígado tiene hasta un 5 por ciento de grasa. Cuando acumulamos más de eso, decimos que hay hígado graso no alcohólico, lo cual puede ocasionar inflamación, fibrosis, cirrosis y más adelante cáncer de hígado", aseguró el expresidente de la Asociación Mexicana de Hepatología.

Este padecimiento es considerado silencioso debido a que no tiene síntomas claros, y por ello es de difícil diagnóstico, lo cual eleva la probabilidad de que los pacientes tengan complicaciones fatales.

"El hígado es un órgano que suele no presentar síntomas hasta que el problema está muy avanzado y con complicaciones. Es por eso que la diferencia entre un diagnóstico a tiempo y el tratamiento tardío puede salvar la vida del paciente", señaló. De acuerdo con cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), entre 20 y 30 por ciento de la población mundial sufre de hígado graso, mientras que en México se estima que unas 35 millones de personas padecen este mal.

La preocupación de los especialistas es que en México la obesidad se ha convertido en un problema de salud pública. De acuerdo con estimaciones de la Fundación Mexicana para la Salud Hepática, el 40 por ciento de la población padecerá sobrepeso u obesidad en 2024, y el problema del hígado graso podría crecer en la misma medida. "El tratamiento consiste fundamentalmente en la normalización del peso y el aumento de la actividad física. El sobrepeso y la obesidad son modificables mediante cambios en el estilo de vida. Además se debe evitar el alcohol y los medicamentos innecesarios", explicó Poo.

Apoyo a pacientes

La fundación de Amigos del Hígado ha creado la página www.amhigo.mx con el fin de dar información gratuita.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), las enfermedades del hígado son la cuarta causa de mortalidad en los varones y la sexta en mujeres, y el cáncer de hígado se presenta en 90 por ciento de aquellas personas que padecen cirrosis.

El especialista dijo que el principal reto para los médicos es el diagnóstico oportuno, el cual se puede hacer a través de un ultrasonido hepático y, en algunos casos, a través de una biopsia.

El expresidente de la Asociación Mexicana de Hepatología Jorge Luis Poo insistió en el tema de la prevención y en hacer conciencia de esta problemática.

"Actualmente sabemos que entre 12 por ciento y 15 por ciento de la población pediátrica padece sobrepeso u obesidad. Es importante prevenir, porque seguramente en 20 o 30 años serán ellos quienes estarán padeciendo de cirrosis hepática", dijo.

Recordemos que la mejor forma de vencer una enfermedad es previniéndola, así que lo mejor para evitar desarrollar hígado graso es llevar una alimentación adecuada, hacer actividad física y en general tener hábitos de vida saludables.





TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « SALUD »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa