Cochabamba, miércoles 14 de noviembre de 2018

Ministro: Deporte está privatizado y hay que “intervenir” federaciones

Tito Montaño anunció que en agosto habrá Juegos Panamericanos de la Juventud, en ciclismo; y al año Copa Davis, competencia de taekwondo, y de tiro con arco. El presidente del Comité Olímpico explica los problemas.
| BETTY CONDORI ROJAS WhatsApp: 72736379 | 10 jun 2018

El ministro de Deportes, Tito Montaño, conversa con OPINION. AYAR WARI

Tito Montaño admite que hay mucho que hacer en el deporte y que en Bolivia esa actividad está privatizada y en manos de entidades no estatales.

Observa la organización de las federaciones de deportes que al no tener personería jurídica, estatutos y reglamentos, el Gobierno no puede otorgar ninguna ayuda. Por ello, plantea una reingeniería “sí o sí” al deporte de manera urgente. Afirma que hay necesidad de intervenir las federaciones, más ahora que Bolivia y Cochabamba, particularmente, cuentan con una infraestructura deportiva completa, de primer nivel y capaz de recibir y organizar competiciones internacionales.

En respuesta, el presidente del Comité Olímpico Boliviano (COB), Marco Arze, asegura que fueron muchos los intentos de las federaciones para regularizar su situación, pero que la falta de un reglamento y reglas claras impidió que se consoliden.

“Conformamos una comisión entre el Ministerio de Deportes y el COB para regularzar y ver que funcionen, pero no se logró el objetivo, porque no había una tarea interna para ver las autonomías. Nosotros estamos dispuestos a registrarnos, pero debemos hablar claro”, respondió.

En tanto, Montaño está satisfecho con los resultados de los XI Juegos. Asegura que los escenarios serán utilizados, prestados o alquilados. Anticipa que, por ejemplo, en agosto se desarrollarán los Juegos Panamericanos de la Juventud, en ciclismo de ruta; la próxima gestión, en el Trópico de Cochabamba, habrá Copa Davis, y los primeros días de 2019, taekwondo y, luego la competencia tiro con arco.

Montaño cuenta lo vivido en Cochabamba y revela el plan del Gobierno para mejorar el deporte.

P: ¿Cómo evalúa los 14 días de competencias? Diga lo bueno y lo malo.

R: Parto por lo que ha estado bien. Nos gustó la hospitalidad que dieron los cochabambinos y bolivianos a las delegaciones participantes. Los voluntarios dieron una atención extraordinaria, estuvo bien el transporte, la alimentación y la propia organización de los Juegos.

Queda una excelente infraestructura deportiva, es un legado para Cochabamba, con equipamiento moderno. Tenemos la posibilidad de prestar o alquilar a países vecinos. Por primera vez, Bolivia cuenta con infraestructura y equipamiento que permitirá a los deportistas trabajar en proyectos serios para un futuro con logros.

El deporte de un país se mide por la calidad competitiva. Somos conscientes de que hay una brecha grande entre naciones que empezaron a trabajar hace mucho tiempo. Un ejemplo es Colombia que ha tenido en 2010, los Juegos en Medellín y hoy está consolidado como el líder en el medallero. Bolivia recién comienza a trabajar.

P: ¿Y lo malo?

R: A último momento fueron concluidos los escenarios como es el caso del hockey sobre césped y el patinódromo. También nos ha faltado mejorar nuestras áreas externas de la Villa Suramericana.

El acto de inauguración fue muy largo. La gente dejó el estadio porque debían retornar a sus hospedajes para prepararse y enfrentar la competencia.

P: Algunos competidores creen que los logros son resultado de la actitud. Otros, la mayoría, aseguran que si no tienen apoyo es difícil cosechar éxitos. ¿Qué cree usted?

R: Es importante hacer conocer cómo se desenvuelve el sistema deportivo nacional. La parte competitiva, que es la representación boliviana en Juegos sean Bolivarianos, Suramericanos, Panamericanos, Mundiales y otros se llevan a través de la gestión que hacen las entidades denominadas Comités Olímpicos Bolivianos que son las que albergan a instituciones federativas. En Bolivia y en el mundo funciona así.

No podemos consolidar la estructura deportiva de estas federaciones y del Comité Olímpico Boliviano, porque son ellas las que aglutinan a las entidades, las que tienen bajo su tuición a los deportistas, las que llevan adelante las etapas de preparación de los deportistas, las que seleccionan y las que inscriben a los deportistas.

Esa es tarea pendiente. Creo que lo negativo en estos Juegos es la falta de coordinación del trabajo del Comité Olímpico Boliviano, con las federaciones y también, lo reconozco, con el Ministerio.

En cuanto a los deportistas, como Estado, hemos impulsado varios programas. Uno de ellos, con la República Popular de China, a donde deportistas de varias disciplinas han ido a prepararse. Resultado de eso es que la taekwondista tiene medallas de bronce. También fueron las corredoras 10K que han obtenido medallas, como Wilma Vila y uno de Oruro.

En el raquet hemos coadyuvado, pero paralizamos cuando vimos que la Federación de Raquet, de manera unilateral y más allá de los procesos de selección correctos, ha inscrito a deportistas con los que nosotros no estamos de acuerdo porque se vulneran en convocatorias y derechos. Es la parte que no se puede reencauzar en el deporte boliviano.

Han coadyuvado más las confederaciones internacionales, que las nacionales. Seguramente esto no les va a gustar a muchos, pero esa es la verdad. No puede ser posible que deportistas que se subrogan la representación de los deportes bolivianos, dos días antes cuestionen los periodos de preparación. ¿Por qué no lo hicieron hace tres o cuatro meses, cuando el Ministerio de Deportes ofreció al COB llevar una etapa de preparación permanente y contínua con todos los gastos pagados?

Hay muchos vacíos. Se dice que el Estado no puede intervenir, pero tendremos que hacerlo en determinado momento porque queremos restablecer el orden institucional de las entidades.

No olvidemos que lo que hoy está dejando los Juegos tiene que tener una funcionalidad y un uso adecuado y eso no va a formar parte solamente de la propia responsabilidad que tenemos, sino fundamentalmente del trabajo que estas instituciones hagan en coordinación con el Ministerio.

P: ¿Por qué las federaciones no se registran. Cuál es la situación de ellas. No cumplen requisitos?

R: No cumplen. Las entidades deportivas, como cualquier otra entidad tienen que tener sus estatutos, reglamentos y personerías jurídicas para acudir al Viceministerio de Autonomías y lograr el reconocimiento deportivo.

Muchas veces hemos tratado de ver este tema, pero no tienen documentación. Hemos sido muy claros. Las entidades deben ser reconocidas, de lo contrario según establece la ley, no deberían llevar adelante la representación boliviana en ningún evento internacional. Tenemos escenarios deportivos y equipamientos y requerimos que las federaciones sí o sí sean reconocidas por el Estado para que puedan recibir los beneficios que otorga, de lo contrario son simplemente entidades privadas. El deporte boliviano es una entidad privada.

P: ¿Qué viene ahora?

R: Hay que aplicar una reingeniería del deporte en el país en el manejo administrativo y técnico.

Vamos a poder albergar a 500 deportistas en el hotel para etapas de preparación en beneficio de mejorar el nivel del deporte boliviano.

P: Anticipó otras competencias como Panamericanos y la Copa Davis

R: Bolivia va a ser sede, la primera semana de agosto, de los Juegos Panamericanos de la Juventud en lo que es ciclismo de ruta. La próxima gestión tenemos confirmado la Copa Davis en la región del Trópico. Hemos consolidado el campeonato sudamericano de taekwondo en la Villa Suramericana de La Tamborada, y vemos otra competencia de tiro con arco.

14 Días

Los XI Juegos Suramericanos Cocha 2018 empezaron el 26 de mayo y concluyeron el 8 de junio. Fueron 14 días de competencia en 35 disciplinas y un total de 377 pruebas en 44 campos deportivos.

Pasión

“El deporte ha despertado una pasión. Eso es muy bueno porque cambia la rutina de la sociedad”.

Tito Montaño





TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « INFORME ESPECIAL »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa