Cochabamba, jueves 16 de agosto de 2018

El Parque Madidi Un edén de posibles nuevas especies para el mundo

En 2015, un equipo de científicos hizo el relevamiento de la biodiversidad en el Parque Nacional y Área Natural Madidi. Encontraron cerca de 4.000 especies, 1.362 no estaban registradas. 
TEXTO: EFE Y nytimes.com  FOTOS: EFE | | 03 jun 2018

En estos días, la vasta biodiversidad del Parque Nacional Madidi de Bolivia quedó en evidencia para el mundo de la ciencia, gracias a la noticia y el hallazgo de posibles nuevas especies. Su extensión territorial cubre más de 18.957,5 kilómetros cuadrados de hábitats muy diferentes. Rob Wallace, un ecólogo que trabaja en la Sociedad para la Conservación de la Vida Salvaje en Bolivia, señala que este es “un lugar donde el Amazonas se encuentra con los Andes”.

Esta área está al norte de La Paz y es poseedora de uno de los paisajes más asombrosos por su belleza escénica y riqueza natural. Esta zona tiene desde tierras bajas hasta picos de montañas que van desde 183 metros a casi 6.100 metros sobre el nivel del mar. Su gran variedad topográfica, -donde se observan bosques nubosos, selva de tierras bajas, ríos, arroyos, pantanos e incluso glaciares-, es una fuente extraordinaria de flora y fauna, que ahora están saliendo a la luz gracias a una intensa expedición que realizó un grupo de investigadores, donde se hallaron más de 100 especies, muchas de las cuales actualmente son candidatas como nuevas para la ciencia.

IDENTIDAD MADIDI

En junio de 2015, un equipo de científicos, casi todos bolivianos, emprendieron un censo de vida de tres años en el parque, concentrándose en quince sitios.

La búsqueda de campo, respaldada por la Sociedad para la Conservación, se complementó con una investigación menos aventurera de la literatura científica. Desde un principio la meta del proyecto, llamado Identidad Madidi, era registrar la mayor cantidad posible de especies que viven en el parque.

Según la publicación de James Gorman en el portal de ciencia de www.nytimes.com, los resultados están listos: la cantidad total de especies documentadas de Madidi es de 8.524. El equipo de campo encontró cerca de 4.000 especies, 1.362 de ellas no se habían registrado nunca antes en Madidi. Calculan, con base en otra información sobre cómo se distribuyen las especies, que probablemente haya 11.395 viviendo en el parque, aunque algunas de ellas no hayan sido vistas aún. Eso incluye a todas las criaturas con columna vertebral, a todas las aves y las mariposas, es que abarcar a todas las especies de insectos era un paso muy grande.

Entre los hallazgos se registró a 124 especies y ocho subespecies que se cree son nuevas para la ciencia, como la rata espinosa, la lagartija cola de látigo y una orquídea.

 "Es algo realmente fuera de serie, es increíble el número de especies que hemos registrado. Encontramos 10 veces más de lo que creíamos que podíamos encontrar, creíamos que serían 10 posibles nuevas para la ciencia", dijo a la periodista Yolanda Salazar, de EFE, el director del programa de Conservación Gran Paisaje Madidi de WCS, el inglés Robert Wallace.

El complejo trabajo de campo de los investigadores bolivianos pasó distintos obstáculos para llegar a ciertos lugares, en algunos casos a pie, en botes por ríos o con ayuda de mulas; pero, el trabajo no termina ahí, ya que ahora los científicos tienen la tarea de elaborar la descripción de cada una de las especies que son posiblemente nuevas para la ciencia, para luego mandar ese informe a la comunidad científica internacional que revisa minuciosamente y acepta o niega la propuesta.

Por supuesto, la conclusión de la encuesta da pie a una pregunta: ¿qué importancia tiene ser el parque con mayor diversidad? De acuerdo a la publicación de EFE, Bolivia no está buscando una confrontación tipo Copa del Mundo con otras áreas protegidas, como el parque nacional del Manu de Perú, que se ha considerado el más diverso hasta ahora, ni con el parque nacional Yasuní de Ecuador, que sigue superando a Madidi en la cantidad de anfibios y reptiles.

De hecho, la sociedad para la conservación apoya a esos dos parques y a varios más. Sin embargo, el orgullo nacional puede motivar la conservación y Wallace dijo que el censo se inició en gran parte porque “la gente de Bolivia no sabía lo verdaderamente especial que es Madidi”.

El científico responsable de botánica Freddy Zenteno contó a que entre las posibles nuevas especies de plantas está un tipo de cedro y otro de orquídea, que describió como "fascinante". Aseveró que además hay tres especies de vainilla, que también serán descritas para verificar si son inéditas. "Es interesante estudiar estas plantas candidatas porque si determinan que son nuevas especies, favorecerá al país y al mundo", resaltó Zenteno.

El biólogo encargado del estudio de peces Guido Miranda explicó que entre las posibles especies inéditas están un tipo de bagre, sardina y algunos que pertenecen a un género que no estaba reportado en el país.

"Una buena parte de los peces se ha encontrado en el hábitat llamado curichis, que son cuerpos de agua estancada con mucha descomposición y hay peces que se adaptan a esas condiciones", enfatizó Miranda.

Wallace, también adelantó que entre las nuevas especies de vertebrados están ratones, marsupiales, murciélagos, ranas, lagartijas y serpientes.

Guido Ayala, encargado del estudio de los mamíferos medianos, señaló que el trabajo que sigue "no es fácil", pero que definitivamente será enriquecedor e importante para demostrar lo "increíble" de la biodiversidad que hay en el Madidi.

VALOR CIENTÍFICO 

El “Informe Científico 2015: Identidad Madidi”, difundido por la Sociedad para la Conservación de la Vida Silvestre (WCS), resume el trabajo hecho por una veintena de investigadores bolivianos, coordinados por Wallace.

El censo tenía sentido desde un punto de vista científico porque contar con un registro basal de la diversidad de cualquier área protegida es importante para entender lo que sucede conforme el clima y el desarrollo en la zona cambian.

Para los investigadores interesados en la manera en que las especies interactúan entre sí y con su entorno, el primer paso es conocer a las especies mismas, como el mono tití de Madidi, que Wallace y Humberto Gómez descubrieron en el parque en el 2000, y que se clasificó como una nueva especie en 2004.

Aun así, los conteos de especies nunca son definitivos.

La cantidad de gente que cuenta, las áreas donde decide obtener muestras, el momento del año, los cambios en el ambiente que se dan con el tiempo —todo ello puede afectar el total—. En el parque nacional del Manu, en el parque nacional Yasuní o en cualquier otra área protegida se podrían realizar nuevos conteos y los totales podrían cambiar.

Lo importante, por supuesto, es proteger a tantas especies como sea posible, ya sea en Bolivia, Perú, Ecuador o en cualquier otra parte del planeta. Sin embargo, un poco de orgullo nacional por los esfuerzos conservacionistas propios ayudará a los animales y plantas protegidos a florecer.

Esta exploración tiene el apoyo de la red Boliviana de Biodiversidad, el Viceministerio de Ciencia y Tecnología, el Ministerio de Medio Ambiente, el Servicio Nacional de Áreas Protegidas, el Instituto de Ecología, el Herbario Nacional, la Colección Boliviana de Fauna y el Museo Nacional de Historia Natural y Armonía de Bolivia.

JUNTOS  POR LA VIDA SILVESTRE

WCS (Wildlife Conservation Society)

Después de dos años y medio de trabajo de campo finalizó la expedición Identidad Madidi. Los resultados de la expedición fueron compartidos con la población urbana de Bolivia a través de una campaña innovadora en las redes sociales.

El largo viaje llegó a su fin el 26 de noviembre de 2017 en las faldas del pico glacial del Chaupi Orco, a 6.044 metros sobre el nivel del mar y a 5.860 metros de las tierras bajas de la Amazonía, desde donde se inició, en mayo de 2015, el estudio de un transecto altitudinal que comprendía 15 sitios.

Además de confirmar que el Parque Nacional Madidi es el área protegida biológicamente más diversa del mundo, Identidad Madidi logró otro objetivo importante al conectar a la población boliviana con su patrimonio natural, a través de una intensa campaña educativa y de las redes sociales y los medios de información tradicionales.

Antes del comienzo de la expedición, los científicos de WCS dedicaron un esfuerzo considerable en sistematizar, en bases de datos, toda la información existente de los vertebrados y mariposas registrados dentro de los límites del área protegida de Madidi.

Durante el 2018, Identidad Madidi proseguirá con las actividades de comunicación. Actualmente, se encuentra buscando fondos para dar continuidad a las investigaciones de campo y poder revelar aún más secretos del Parque Nacional Madidi l



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « REVISTA ASí »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa