Cochabamba, jueves 16 de agosto de 2018

 ¿Estoy preparada para ser madre?

Traer al mundo a un bebé para darle amor es una experiencia maravillosa, pero una mujer no siempre está segura de cuándo es el mejor momento para tomar esta decisión que cambiará su vida para siempre.
| | 27 may 2018



Ante todo, intenta no preocuparte, relájate. Te aseguramos que es normal que se presenten ciertas inquietudes con respecto al embarazo, ya que es una decisión de suma importancia que traerá a tu vida y a la de tu pareja un ser nacido de su amor.

Seguramente han conversado del tema muchas veces.

Recuerda que ustedes son libres de decidir si desean ser padres y cuándo lo serán.

No hay nada exacto que te pueda decir si estás preparada para la maternidad. Con este artículo solo esperamos orientarte para que tomes la decisión que más se adecúe a lo que quieren los dos.

¿Estás preparada

emocionalmente?

Antes de ser madre pre-gúntate si te sientes

segura,

y a tu pareja también. Muchas veces nos repetimos una y mil veces que no cometeremos los mismos errores de nuestros padres, pero sin darnos cuenta caemos en el mismo círculo vicioso. Y al no encontrarnos emocionalmente bien, terminamos trasladando nuestros sueños frustrados y temores a nuestros hijos. Hay que recordar que, si te sientes bien contigo, podrás dar lo mejor de ti sin reservas a tu pareja y a tu bebé.

Proyectos claros

Si acabas de iniciar tu etapa laboral y ya conversaste con tu pareja sobre el momento de ser padres, ¡en buena hora! Recuerda que la maternidad no te impedirá seguir creciendo: puedes desarrollar tu trabajo o un proyecto a la par del embarazo o quizá deciden que debas dejar tus planes por un tiempo. Solo es cuestión de que se organicen pero, eso sí, hay que tomar en cuenta que el cuidado del bebé inicia desde la etapa prenatal con las visitas médicas al ginecólogo y después de su nacimiento con el pediatra.

Es necesario que cuenten con el dinero suficiente para la manutención familiar. Quizá decidan que, por ahora, lo mejor para el bebé es que lo cuides a tiempo completo y, si no es así, deben buscar la ayuda de un familiar de confianza que los apoye mientras no están. Busquen que el tiempo que le dedicarán a su pequeño (a) sea de calidad y que lo laboral no se interponga con lo familiar.

Preparados para los cambios

Un bebé en casa forma parte del proyecto de vida familiar. Es necesario que se informen sobre algunos aspectos sobre el cuidado infantil y se preparen física y emocionalmente para lo que está por venir.

Porque, si estás preparada para la maternidad, debes tener en cuenta que no solo tus horas de sueño se modificarán, sino también algunas costumbres que mantenían como pareja.

En realidad, nunca estaremos preparadas para afrontar plenamente la responsabilidad de traer un niño al mundo, ya que siempre existirá alguna situación con la que no esperábamos enfren-tarnos. Esto nos provocará angustias, miedos y emociones desconocidas que cambiarán por completo nuestras vidas y la de nuestros hijos. Sin embargo, aunque nunca una mujer está preparada por completo, estos indicadores te pueden ayudar a saber si puedes, o no afrontar esta gran decisión. l





TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « REVISTA ASí »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa