Cochabamba, martes 16 de octubre de 2018

Ducharse por la noche Sin excepción

La mayoría de las personas se ha acostumbrado a ducharse nada más levantarse de la cama. ¿Por qué lo está haciendo mal?
TEXTO: EL CONFIDENCIAL | | 20 may 2018



Aunque existen algunos adeptos a los baños nocturnos, la mayoría de las personas se ha acostumbrado a ducharse nada más levantarse de la cama, un error para muchos. Los consejos sobre cuándo es el momento adecuado para bañarse han variado y algunos expertos en salud dicen que lavarse por la noche conduce a tener un mejor sueño reparador, mientras que otros aseguran que hacerlo matu-tinamente da un puntapié inicial a tu día.

El periódico Daily Mail ha recogido todos los estudios posibles y se ha puesto en contacto con varios dermatólogos de Nueva York para determinar cuándo es mejor y des- cubrieron que si bien ambos tienen sus pros y sus contras, una ducha por la noche lava el sudor, los aceites y los alérgenos del día, lo que la proporciona una piel radiante y un mejor estado de visión.

Beneficios

Samer Jaber, dermátologo, explica que una ducha nocturna es buena para quitarse la suciedad del día.

“Si estás todo el día transpirando o haciendo ejercicio, definitivamente deberías hacerlo antes de irte a la cama", dice.

Independientemente del baño, lo más importante es lavarse la cara por la noche antes de acostarse sobre la almohada para evitar que los aceites se acumulen y provoquen acné.

Ducharse en la noche, una hora y media antes de acostarse, es recomendable para las personas que sufren insomnio o que les cuesta conciliar el sueño.

También tiene otras ventajas como ayudar a liberar la tensión muscular, lo que también favorece el sueño. La temperatura periférica es clave en la entrada y salida del sueño. Bañarse con agua caliente (38 grados centígrados) antes de dormir provoca vasodilatación, incremento de la temperatura y transición a la fase de somnolencia, comenta Janet Kennedy, experta en sueño.

¿Se rejuvenece?

Tu piel se regenera por la noche, no solo en tu cara sino en todo tu cuerpo. Eso significa que mientras duermes estás arrojando células muertas y construyendo otras nuevas.

Es por eso que Jaber enfatiza la importancia de lavarse, al menos la cara, antes de irse a dormir para quitarse toda la suciedad, el maquillaje o los contaminantes que obstruyen los poros.

Sin embargo, un lavado de cuerpo entero por la noche hará que sea mucho más fácil para tu piel deshacerse de las células muertas de la piel, que será radiante cuando te levantes.





TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « REVISTA ASí »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa