Cochabamba, martes 25 de septiembre de 2018

Trabajadores piden una investigación justa y para todos

El dirigente del sindicato de la Caja Nacional de Salud considera que se debe auditar la gestión del exgerente Juan Alfredo Jordán, por existir sospechas.
| BETTY CONDORI ROJAS Twitter: @becor2002 | 20 may 2018





Investigación justa es lo que pide el Sindicato de Trabajadores de la Caja Nacional de Salud, Casegural.

El secretario general de la organización Carlos Sánchez Medrano, se refirió a las muchas denuncias de irregularidades y corrupción que existen al interior de la CNS.

Aclaró que los trabajadores están dispuestos a ser investigados a fin de que no se estigmatice a todos en los casos de corrupción.

“Como autoridades (de la CNS) tienen los nombres, y deben llegar a saber qué funcionarios han sido encontrados culpables y sancionarlos por hechos irregulares”.

Agregó que les preocupa que muchos trabajadores sean investigados, por lo menos en el caso del presunto sobreprecio en la compra de una infraestructura para la zona sur. “Pero no vemos la misma agilidad para sancionar a los exgerente generales”.

Son alrededor de 20 personas las investigadas y Sánchez cree que entre las autoridades hay más responsables, como el jefe nacional de Infraestructura o las personas que modificaron el presupuesto, considerando que CIMFA Sur no estaba proyectado y carecía de resolución de directorio.

“No hubo autorización del directorio para la compra de CIMFA Sur y para hacer cambios en el POA hay responsables. Ahí queda la duda. Queremos saber hasta dónde abarca la investigación”.

Agregó que será necesario descubrir cómo se ha adquirido ese inmueble. “El proceso habría sido dirigido. Si bien se investiga a funcionarios de Cochabamba, hemos demandado que se llegue a las autoridades nacionales, como el exgerente general Juan Alfredo Jordán y otros”.

Recuerda que en 2017 los trabajadores resistieron el nombramiento de Jordán como gerente general porque sabían que “desconocía” el manejo administrativo de establecimientos de salud y de gestión social.

“El tiempo nos ha dado la razón. Jordán estuvo no más de dos meses en la gerencia y vean lo que ha hecho. Tuvo tiempo suficiente para ocasionar semejante pérdida a la institución de salud”.

Pide que la corta gestión de Jordán sea auditada “considerando que no solo compró el edificio, sino insumos, equipamiento y otros”.

Señaló que cuando iniciaron la protesta por la designación, muchos sectores, incluso de trabajadores no comprendieron la situación.

Los trabajadores iniciaron un paro en esa ocasión y consiguieron la destitución de Jordán. Fue entonces que ingresó como gerente general Juan Carlos Meneses.

SOBRE CONTROL

Consultado sobre si los ejecutivos consultan a los trabajadores para la designación de cargos, por ejemplo, Sánchez respondió categóricamente que No y que hoy más que nunca trabajan en coordinación con la actual administradora de Cochabamba, Jenny Magne.

Sánchez respaldó la presencia de los trabajadores en el directorio de la CNS.

“El Codigo de Seguridad Social establece que los entes gestores de entidades sociales deben estar constituidos desde un directorio y en la CNS hemos conseguido eso”.

El 3 de mayo pasado, Eduardo Salvatierra, perteneciente a la Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia (FSTMB), juró como presidente del Directorio de la Caja Nacional de Salud (CNS) con la misión de “desburocratizar la institución que presta servicios al 80 por ciento de las empresas en el territorio nacional”.

El hecho fue criticado por varios sectores de la población, principalmente en redes sociales, bajo el criterio de que el cargo necesita de una persona que conozca el manejo administrativo y de la seguridad social.

El secretario general de Casegural no compartió los criterios conocidos en el Facebook.

Aseguró que la gente tiene confusión al asegurar que necesitan alguien con conocimiento de administración en salud. “El presidente del directorio de la CNS representa a los trabajadores activos, pero no ejecuta proyectos. Es un ente regulador, fiscalizador. Quien ejecuta son los de seguridad social, ellos deben contar con experiencia y es designado directamente por el Presidente de Bolivia.

La elección del presidente del directorio responde a la organicidad de la COB, señaló.

NOMBRAMIENTOS

El directorio está compuesto por 10 representantes: tres del sector activo, tres del pasivo (en ambos casos son elegidos por la COB), dos del Estado y dos de la empresa privada. “De ellos se designa al presidente y su rol es fiscalizar”.

En su posesión, el nuevo presidente del directorio de la CNS anunció varios desafíos, entre ellos que asuma “grandes retos sobre inversión pública priorizando la construcción de infraestructura hospitalaria y el equipamiento médico de los centros de salud”.

NUEVO CONTROL

El 17 de mayo pasado, el viceministro de Salud, Álvaro Terrazas, reveló que en el sector de la seguridad social, donde trabajó durante dos décadas, existe personal que se roba hasta el papel higiénico, además de autoridades que se “hacen de la vista gorda” frente a irregularidades y un 30 por ciento de medicamentos “malgastados”, según reflejó Página Siete.

Se anunció que frente a esa situación es que se creó la Autoridad de Supervisión de la Seguridad Social de Corto Plazo (ASUUS). “Es una nueva entidad de control y fiscalización que podrá iniciar procesos administrativos por casos denunciados o malos tratos no solo por autoridades, sino por los propios asegurados”.

Según Terrazas, más del 90 por ciento de los empleados del sistema de seguridad social “trabaja bien”, pero en el resto están distribuidos hechos irregulares y de corrupción.

En una entrevista con la red Bolivisión, dijo que quienes trabajan en ese sector de la salud “sabemos que hay irregularidades en muchos puntos”.

En la entrevista reflejada por Página Siete aseguró que ese reducido porcentaje (10 por ciento ) está distribuido desde la gente que se roba el papel higiénico de la sala de internación, la que hace desaparecer esos medicamentos que van sobrando… hasta en un 30 por ciento de los medicamentos o menos, según nuestros estudios se malgastan”, explicó.

Añadió que las irregularidades de sobreprecios en la compra de insumos es otra denuncia común.

También reveló que registran la compra, por ejemplo de un equipo alemán y adquieren otro, o la actitud de las autoridades o responsables de los nosocomios del sistema de la seguridad social que “a veces se hacen de la vista gorda” para que “sigan estando las cosas como están”.

“Hay dinero importante en las cajas que se invierte, pero es mal usado… tantos recursos que me da la impresión que a muchos les brillan los ojos para sacar algo”, sostuvo.



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « INFORME ESPECIAL »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa