Cochabamba, lunes 15 de octubre de 2018

Un plato absorbe la grasa de la comida

Con más de 1.000 orificios en su superficie, la vajilla Hola elimina hasta un 30% de las calorías de los alimentos.
REDACCIÓN/EFE Twitter: @DiarioOpinion | | 16 may 2018



Cada año muchas personas se suscriben a vídeos de YouTube para hacer deporte en casa o recetas de cocina saludables. Pero, ¿y si fuera el propio plato el que redujera las calorías que vamos a ingerir?

Esta idea es el invento de un grupo de investigadores de la Escuela Superior Técnica de Ingeniería de la Universidad del País Vasco. Los platos Hola tienen una superficie con más de mil agujeros que separan las grasas de los alimentos y la absorben. Según sus creadores, el mecanismo de esta vajilla permite filtrar los lípidos (grasa y aceite) y ahorrarle al comensal hasta el 30 por ciento de las calorías de una comida.

En una comida normal, esto supone dejar de ingerir de 100 a 200 calorías. “En una semana equivale a no comerse dos Big Mac”, aseguran. Bajo el lema “No cambies tu comida, cambia tu plato”, los ingenieros vascos explican que no quieren que nadie renuncie a sus hábitos alimenticios, sino que “puedan disfrutar de la comida acompañándoles en el cuidado de su salud”.

El mecanismo de absorción de la vajilla está inspirado en las esponjas de mar, que poseen poros y canales que filtran el alimento y el oxígeno. La diferencia es que los platos Hola lo que filtran es la grasa y el aceite. «Han sido necesarios dos años de prueba y error y de prototipado para conseguir patentar un diseño con agujeros que pudiese retener las calorías. Más de una vez nos han llamado locos por pensar que era posible, pero por fin lo tenemos», asegura el equipo de Hola a Innova+.

En solo cinco meses de vida han vendido más de 800 unidades a través de su página web y en algunas farmacias. Actualmente están trabajando para llegar a tiendas de hogar, de menaje e incluso a restaurantes.

Los tres modelos, inspirados en anagramas japoneses, son “pequeñas obras de arte y simbología” que esconden elevados principios matemáticos. “Al final un plato es el marco en el que el artista, el chef, emplata sus obras; y creemos que Hola tiene un valor añadido doble: el funcional y el estético”, explican.

Pese a la complejidad del sistema, la limpieza no supone ninguna dificultad añadida, ya que es apto para lavavajillas y también se puede fregar a mano como se haría con cualquier otro plato.



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa