Cochabamba, viernes 14 de diciembre de 2018
Carla Ortiz Oporto

En la piel de Juana Azurduy de Padilla

Directora. La cineasta y actriz boliviana aseguró que tiene en la mira dos proyectos de relevancia: la culminación del documental “La voz de Siria” y el inicio de la filmación de la película nacional “Juana Azurduy”.
Texto. jimena núñez larraín/// FOTOs. MARCO ANTONIO GUZMÁN TORRICO - ARTEMISA AGENCIA PUBLICITARIA// | | 13 may 2018



Proyectos que despegan

La actriz cochabambina llegó a su tierra para ver y colaborar a su familia. Hizo una pausa en sus actividades

para dar una entrevista a la revista Así y dar a conocer sus proyectos.

Así: Hace un tiempo estás alejada de la pantalla grande. ¿A qué te dedicas ahora?

Carla Ortiz (CO): Estoy en la parte final de mi documental de Siria; pero, ahora estoy muy emocionada de comentarles que retomaré mi película épica “Juana Azurduy”. La dejé un poco de lado porque necesitaba concentrarme en la edición de documental.

Pero, dentro de algunos meses, volveré a dedicarme a mi película, es que quiero regalarle a Bolivia un filme de gran altura, que se concentre en un personaje tan glorioso como es esta guerrillera, la legendaria, no solo la Juana que nos enseñaron en las aulas escolares, sino la verdadera. La mujer más valerosa que ha tenido América Latina, en tiempo de la Colonia. En esta oportunidad, la voy a producir y protagonizar, me voy a meter en su piel.

Así: ¿Cuánto de avance hay?

CO: Estamos a punto de terminar la primera versión del guion. Lo estamos trabajando con un equipo de historiadores de Bolivia, Argentina y Estados Unidos, porque, a pesar de ser épico, queremos profundizar en el personaje; para ello, estamos intentando asegurarnos que las partes históricas sean lo más exactas posibles.

El punto central de este filme es hacer entender a los latinoamericanos que no solo compartimos un territorio, sino que tenemos héroes comunes, con pensamientos similares y quizá así recordar quiénes somos y que, en vez de tomar el papel de víctimas, nos volvamos líderes.

Así: ¿Cuánto tiempo te tomará el rodaje de la película? 

CO: Eso es difícil de decir con certeza, lo seguro es que iniciaremos la grabación el próximo año, ya habíamos avanzado bastante en el tema de locaciones, se determinó grabar en Chu-quisaca, una parte en Potosí y estamos viendo la posibilidad de rodar en Irlan-da, es que durante el tiempo de la colonia los irlandeses y escoseses estaban involucrados en nuestra guerra.

También teníamos avances con actores hispano americanos y de toda iberoamérica. Espero volver a retomar ese compromiso, para que podamos hacer una Juana que vuelva loco al mundo.

Así: ¿Ya sabes cuánto presupuesto requieres?

CO: Aún no tengo los números fríos; pero sé que va a ser alto. En este tema, vamos a caminar con calma, porque sí tengo mucha prisa, queremos que sea un regalo especial para la historia épica de Bolivia.

Así: ¿Volverás a la pantalla chica?

CO: No creo, tengo más de 15 años que no hago telenovelas. Justo hace cuatro me ofrecieron hacer una en México, pero no acepté, porque estoy más enamorada del cine y la producción. Me gusta estar detrás y delante de la cámara, porque juegas un papel muy distinto y reflejas lo que quieres. Para ser sincera no tengo mucho tiempo, tengo proyectos que acaparan mi atención.

En noviembre del 2016, Carla Ortiz recibía el premio a la mejor iniciativa para empoderar a la mujer, con su ópera prima como directora del documental "La Voz de Siria". ¿Ya tienes la edición final? ¿Qué es lo que falta?

CO: No, actualmente estoy en la parte de la post producción. Es que no era tan sencillo como lo imaginé. Tuve que ir y venir de Siria muchas veces, para documentarme de material, que será útil en la edición final.

Como anécdota les comento que al iniciar este proyecto quería terminarlo en un año, pero todos me decían eso era casi imposible, porque la edición de un buen documental toma más o menos siete años. Yo no quería escuchar aquello, incluso les decía que no me maldijeran así porque yo no tenía tiempo.

Luego me di cuenta que era no más verdad, que el conflicto va cambiando, el estado de la guerra también, la situación y las historias se van modificando y tienes una responsabilidad más grande de regresar varias veces al país y es así, por eso debo realizar un último viaje, para que finalmente le pueda dar cuerpo visual a todas las emociones que se apoderaron de mi en esta experiencia.

Después de la postproducción quiero lanzar la película en seis meses, como máximo y tengo la intención de ofrecerla al mercado en un plazo de tres meses. Tenemos algunas ofertas de distribución que aún estamos analizando, porque la idea es que la película llegue a la mayor cantidad de gente.

Así: ¿Qué es lo que recuperas

de esta experiencia?

CO: Gracias a ese documental mi vida cambió de una forma muy hermosa. Ahora, puedo decir que entiendo el valor de la vida. Lo fugaz que uno puede ser. La importancia de mantenerse unido, más cuando estás en guerra. Podría dar una lista interminable de valores, pero quisiera destacar la participación de la mujer con un rol protagónico.

Ella es un ser de amor y fortaleza, que es capaz de transmitirlo a sus hijos y esposo. Aprendí que las mujeres no se doblegan, se mantienen fuertes y son los pilares de esa sociedad.

Mensaje

“Probablemente estoy pasando los últimos seis años más complicados de mi vida, con énfasis en los dos últimos, porque estar en el frente de guerra es algo que nadie te lo puede contar. Ver la muerte de cerca y sentir el sufrimiento humano es muy doloroso. Entonces, ves la vida con ojos distintos”, dijo Ortiz.





TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁS NOTICIAS DE « REVISTA ASí »:

Opinión en Twitter
Opinión en Facebook
Portada Impresa